Política

José Luis Piñuel, sociólogo

Escándalo Pujol: “En Cataluña existe una mafia blanda envuelta en la bandera nacionalista”

“Los negocios bajo coartada patriótica son una práctica instalada en la de vida catalana desde hace siglos”

Jordi Pujol en una comparencia pública.
photo_camera Jordi Pujol en una comparencia pública.

Los negocios bajo bandera nacionalista son una práctica instalada de antiguo en la de vida en Cataluña, donde puede afirmarse que existe una 'mafia blanda". Es la valoración que realiza José Luis Piñuel, catedrático de Sociología de la facultad de Ciencias de la Información de la Complutense y estudioso del nacionalismo.

“Los nacionalismos identitarios y hegemónicos, de izquierda y de derecha, derivan históricamente en comportamientos mafiosos con distintos grados y magnitud”, explica el profesor Piñuel al analizar el magma sociológico en el que se gestó el pujolismo.

Sin llegar al extremo de Sicilia, se puede hablar de “una mafia blanda en Cataluña, con practica mafiosas no violentas, pero extendidas y permanentes”, concluye.

Coartada patriótica

“El escándalo de la evasión de capitales y fraude fiscal de la familia Pujol tiene una historiografía amplia para documentarla en antecedentes”, explica el sociólogo.

Hay una “cultura de connivencia entre el nacionalismo y los negocios bajo coartada patriótica en Cataluña, sin necesidad de remontarse al nacimiento del nacionalismo”, que surge por la pérdida de privilegios de comercio y monopolio de mercado por parte de la burguesía catalana.

Lo nuevo y paradigmático es que se ha producido el escándalo de la familia Pujol de forma abrupta, en un escenario político enrarecido y con una escenografía muy mediterránea: “Un padre de 84 años, que se sacrifica para que los hijos no pisen la cárcel, aunque la exculpación de la fortuna oculta ofrezca unos datos económicos muy poco creíbles y unos argumentos muy pobres”.

Mafias que se envuelven en el nacionalismo

El profesor Piñuel recuerda que el escándalo Pujol es un asunto que encaja en la novela ‘La ciudad de los prodigios’, de Eduardo de Mendoza. “Este caso no es nuevo en Cataluña. Hay antecedentes en dos siglos atrás. La familia Pujol sería un cuadro del  Patio de Monipodio de la novela, que discurre entre las exposiciones universales del 88 y el 27 del siglo XX, la dictadura de Primo de Rivera, caciques y alcaldes de Barcelona, nacionalismo y negocios de la burguesía catalana en estado puro”.

El catedrático señala que, contra lo que se piensa, “el tracto sucesivo del hecho sociológico no es que es el nacionalismo deriva en practicas mafiosas, sino que las practicas mafiosas, la ambición de poder y dinero, se envuelven en el nacionalismo y las banderas como escudo y coartada.  La cobertura es mucho más fácil en el nacionalismo hegemónico e identitario, dado el componente emocional”.

Piñuel advierte de que los nacionalismos, de izquierdas y derechas, suelen utilizar el discurso hegemónico, con coartada identitaria y cultural, para “encubrir una cierta forma de hacer política y tapar sus vergüenzas. Para ello necesitan la cobertura mediática correspondiente, que en el caso catalán no hay que explicar”.

Ni Quebec, ni Escocia ni Crimea

El profesor, estudioso, del nacionalismo de Québec, advierte de que “Cataluña no tiene nada que ver con Québec, aunque lo utilicen como referente".

"Es impensable un caso Pujol en Québec. Su nacionalismo tiene raíz cultural, se ha articulado democráticamente y ha perdido tres referendos. No hay fracturas ni violencia, y Québec convive dentro de Canadá con normalidad, nadie alimenta odios o revanchas, aunque la pulsión nacionalista pervive, aunque minoritaria”.

Tampoco Cataluña es Escocia, ni Córcega, Cerdeña o Crimea. “Son historias diferentes y no valen comparativas para justificar la pulsión nacionalista catalana, que se puede deslegitimar con estos escándalos".

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable