Política

La otra cara de las tomas de posesión de los ministros

De la falta de protocolo de Margarita Robles al ahora deportista Màxim Huerta

Nadia Calviño dio las gracias a su preparador Escolano, Josep Borrell mandó callar a los presentes, Rubalcaba apadrinó a Grande-Marlaska...

Los 17 ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez han prometido su cargo ante el rey y después han acudido a sus respectivos departamentos para recibir de sus antecesores la cartera negra de ministro. Las sucesivas tomas de posesión han dejado algunas pinceladas del carácter de los nuevos miembros del Ejecutivo.

Mañana de relevos en los ministerios del Gobierno de España. Los elegidos por Pedro Sánchez para formar su equipo tomaron posesión de sus respectivos ministerios en actos en las sedes de los ministerios.

En estos actos se produjeron algunas anécdotas e imágenes curiosas:

-- La falta de protocolo de Margarita Robles: la nueva ministra de Defensa ha sido secretaria de Estado y magistrada, pero pese a ello mostró cierto despiste en su toma de posesión. A diferencia del resto de ministros, pasó revista a las tropas, y el Jemad le tuvo que indicar cómo comenzar. Además, el empedrado irregular del piso obligó a Robles a pisar con cuidado con los tacones que llevaba. La sucesora de Defensa, además, cruzó las manos por delante cuando sonó el himno de España, mientras Cospedal y el resto de altos cargos lo escuchaban en posición de firmes, con los brazos en paralelo al cuerpo.

El acto en Defensa fue de los atrajeron más ex altos cargos: la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, Pedro Morenés... También llamó la atención la presencia del director de El Español, Pedro J. Ramírez, acompañado de su pareja, Cruz Sánchez de Lara.

-- Màxim Huerta “rectifica”: el ministro de Cultura aprovechó sus primeras palabras para dejar claro que no odia el deporte, como escribió alguna vez en Twitter, sino que él no practica ninguno. Huerta llegó con un libro en la mano, como detalle curioso, y además su toma de posesión estuvo bastante concurrida. Le acompañaba, por ejemplo, la ex ministra del ramo Ángeles González-Sinde.

-- Las hijas de Meritxell Batet: la sucesora de Soraya Sáenz de Santamaría al frente de Administraciones Públicas y Territoriales contó con el apoyo de sus dos hijas, dos niñas pequeñas a las que se acercó tras recibir la cartera de ministra para explicarles el acto. Batet llamó la atención con su blusa fucsia, con un atuendo que recibió alabanzas como “muy elegante”. Por cierto que Sáenz de Santamaría hizo un largo aparte con Batet, estuvieron hablando un buen rato: la nueva ministra sobre todo escuchaba a su antecesora. En el acto estuvieron varios representantes del PSC, el partido de Batet, como Miquel Iceta.

-- Rubalcaba, con Grande-Marlaska: en el Ministerio del Interior estuvo presente un ex ministro, Alfredo Pérez Rubalcaba. Pese a casos polémicas de su etapa de juez, como el “caso Faisán”, Fernando Grande-Marlaska tuvo palabras de recuerdo a Rubalcaba, que también fue ministro del Interior cuando se destapó un plan de ETA para asesinar al magistrado de la Audiencia Nacional.

-- Ministro entrante y saliente “amigos”: Nadia Calviño sorprendió en su primer discurso al hablar de Ramón Escolano como su “preparador y amigo”. Coincidieron en las instituciones europeas. Algo similar ocurrió con Josep Borrell y Alfonso Dastis en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

-- Rafael Catalá desaparece: los ministros salientes estuvieron acompañando a los ministros en todo el acto... menos en Justicia. Rafael Catalá recibió a Dolores Delgado, le dio la cartera pero no presenció el discurso de su sucesora.

-- Ovación: uno de los nombres más sorprendentes y también valorados del recién formado Gobierno de España es el astronauta Pedro Duque. En su llegada al Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades Duque recibió un aplauso cerrado, una auténtica ovación tras pronunciar su primer discurso, de los asistentes a la toma de posesión.

-- La ausencia de la reina: doña Letizia no asistió al acto en el Palacio de la Zarzuela de promesa de los nuevos ministros. Tampoco fue a las tomas de posesión de ministros que en la etapa de Rajoy cubrieron vacantes, pero esta ha sido la primera toma de posesión de un gobierno entero con Felipe VI. Frente a la presencia de la reina Sofía junto a Juan Carlos I, la reina Letizia no asiste a estos actos. Esta vez, la consorte de Felipe VI estaba en un acto en la Residencia de Estudiantes.

El vídeo del día

Vacuna de CureVac incumple objetivo de efectividad en resultados preliminares
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?