Política

Los errejonistas critican la abstención en masa de los ‘anticapis‘

Pablo Iglesias da por bueno en la consulta un resultado que días antes calificó de “inadmisible”

Dejó caer a la ejecutiva de Podemos que más de un 20% de votos en contra “sería un fracaso”

Pablo Iglesias e Irene Montero.
photo_camera Pablo Iglesias e Irene Montero.

Pablo Iglesias e Irene Montero se mantendrán en sus cargos públicos y en sus puestos orgánicos dentro de Podemos después de que el 68,4% de los inscritos votara a favor de su continuidad tras la polémica suscitada por la compra de su chalet en Galapagar. El resultado, ahora calificado como positivo por el secretario general, no es, ni mucho menos, lo que esperaban en la dirección del partido.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes próximas a la ejecutiva de Podemos, Iglesias y Montero tendrían que dimitir a tenor de lo que ellos mismos deslizaron a compañeros y amigos durante la semana pasada, una vez que se puso en marcha la consulta a las bases y a los militantes del partido.

En esos días previos al domingo, desde la dirección se deslizó, a cargos intermedios y también a diferentes federaciones, que Pablo Iglesias consideraba “inadmisible” que más de un 20 por ciento de los inscritos votasen en contra de su continuidad. Un mensaje que pretendía una votación masiva a su favor pero que ahora podría volverse en su contra.

Todo ello porque el entorno del secretario general, pero también sus críticos dentro del partido, conocían esa advertencia. Y, ahora, algunos están planteando recordársela o, incluso, moverla tanto a nivel interno como externo, después de que Iglesias haya confirmado que tanto él como Montero se mantendrán en sus cargos.

La abstención de los anticapitalistas

El líder de Podemos ha admitido que un 30% de “noes” a su continuidad es un “toque de atención” que le ha hecho “madurar” y que le obliga a ser más “responsable”. No obstante, ha dado más importancia a la “participación récord” de la consulta a un importante número de opositores a su gestión.

Las fuentes consultadas explican que esas votaciones en contra del secretario general vienen, en su mayoría, del sector errejonista de Podemos, que buscaba, precisamente, dar “un toque” a Iglesias y dejarle claro que no toda la militancia entiende la compra de un chalet de 660.000 euros.

En Izquierda Anticapitalista tampoco están a favor de una operación de esas características, tal y como han dejado claro Miguel Urbán y José María González, Kichi, entre otros. No obstante, los “anticapis” prefirieron no participar en la consulta para expresar, de esa manera, su oposición y no ser utilizados para “legitimar” la votación.

Desde el sector errejonista, no obstante, les echan en cara que su objetivo era que Iglesias superara la votación pero con una participación pequeña, para intentar así aprovechar la debilidad del líder y lograr más cotas de poder a nivel interno. Una estrategia que los afines a Errejón no comparten, ya que “con más noes igual Pablo no seguiría y habría que convocar un congreso extraordinario”.


 

Lesmes explicará esta semana cómo será su salida del CGPJ

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?