Política

Convocado el pleno para jueves y viernes

El Gobierno era partidario de celebrar cuanto antes la moción de censura para presionar al PNV

Los Presupuestos están pendientes de aprobarse y los nacionalistas tendrán la incógnita de si apoyar a Pedro Sánchez los pondrá en peligro

Ana Pastor y Mariano Rajoy.
photo_camera Ana Pastor y Mariano Rajoy.

La moción de censura del PSOE contra Mariano Rajoy ya tiene fecha: el debate comenzará este jueves a las nuevo de la mañana y la votación se producirá el viernes a las dos y media de la tarde, justo una semana después de que el Grupo Socialista la registrara en el Senado. El Gobierno era partidario de esta tramitación exprés.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en el Congreso de los Diputados, que ya desde el viernes de la semana pasada se preparaban para un calendario como el que finalmente se ha aprobado. Las dudas en el PNV sobre el sentido del voto, y la falta de aprobación de los Presupuestos, aseguran, han sido “claves”.

El Senado decidirá después de la moción

En ese sentido, en el Gobierno eran conscientes de que una moción de censura “exprés” dejaría al PNV entre la espalda y la pared, sin conocer los efectos que puede tener para los Presupuestos su hipotético apoyo a Pedro Sánchez y la caída del actual Ejecutivo de Mariano Rajoy con el que han pactado una inversión de más de 400 millones de euros para el País Vasco.

El texto sobre las cuentas de 2018 que aprobó el Congreso la semana pasada llega este martes al Senado, donde se prodrá ratificar de forma definitiva o, por el contrario, incluir nuevas enmiendas que se sumarían a las 257 pactadas en la Cámara Baja. Una opción, esta última, que no se contemplaba... hasta que el PSOE registró la moción de censura.

El PP, con mayoría absoluta en el Senado, podría ahora impulsar cambios en el texto, si Sánchez gana la moción de censura. Eso provocaría que las cuentas, que en principio iban a aprobarse el 21 de junio, regresaran al Congreso y pudieran, incluso, no aprobarse. Un escenario que, ni por asomo, quieren los nacionalistas vascos después de alcanzar un acuerdo más que beneficioso con el Gobierno de Rajoy.

El PNV, por tanto, tiene ahora todavía más dudas que el viernes sobre un posible apoyo a la moción de Pedro Sánchez, tal y como se buscaba desde Moncloa con esta tramitación exprés.

La de Pablo Iglesias tardó 25 días

Desde el PSOE recuerdan, en este sentido, que hace un año el Congreso tardó 25 días en celebrar la moción de censura que registró Pablo Iglesias. Una diferencia de criterio que ha enfadado a importantes dirigentes socialistas.

Otros cargos, sin embargo, reconocen que al partido también le viene bien que la moción se celebre cuanto antes, porque de esta forma Sánchez evitará las presiones de Podemos y los partidos nacionalistas e independentistas pidiendo contrapartidas para apoyarle en la votación.

Pese a ello, desde Ferraz insisten en que el secretario general no va a negociar con ningún partido su apoyo a la moción, por lo que dependerá de “todos los partidos” que ésta prospere o, de lo contrario, se mantenga Rajoy en el Gobierno.


 

Ayuso, contra Vox por ponerse "a la cabeza" de la izquierda

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes