Política

Radiografía del PSOE andaluz en pleno enfrentamiento Rubalcaba-Griñán. Batalla campal por la confección de listas para las elecciones del 25 de marzo

El PSOE andaluz vive la peor crisis interna de su historia a tan sólo un mes de la celebración de las elecciones autonómicas. La pugna por la confección de listas para la cita con las urnas ha sido el último episodio de una lucha entre 'griñanistas' y 'rubalcabistas' que viene gestándose desde el Congreso de Sevilla.

“Aquí no importa ni la integración de todos los sectores del partido ni las elecciones, sino estar en puestos de cabeza el 26 de marzo”. Así definen cargos con influencia en el PSOE andaluz la situación actual en el partido, tras las últimas peleas internas a cuenta de las listas electorales, con la dimisión del secretario provincial de Sevilla, José Antonio Viera, incluida.

Las mismas fuentes, consultadas por El Confidencial Digital, explican que Alfredo Pérez Rubalcaba trasladó a Gaspar Zarrías, y el resto de dirigentes andaluces afines al nuevo secretario general del PSOE, la necesidad de introducir en todas las listas a partidarios de Carme Chacón en las listas, pero las decisiones adoptadas por José Antonio Griñán en Sevilla y otras provincias “ha acabado con el ‘fair play”.

La primera lista en aprobarse fue, precisamente, la de Jaén, con el propio Zarrías comandando la designación de candidatos. En esa relación, encabezada por la ‘rubalcabista’ Micaela Navarro, también fueron incluidos varios dirigentes que siguieron a Griñán y apoyaron a Chacón en el Congreso de hace dos semanas, como Antonio Ávila y Mar Moreno.

El escándalo de Sevilla desencadena la ‘guerra’

La lista integradora de Jaén no cambió los planes de José Antonio Griñán para Sevilla, donde sólo incluyó a gente de su máxima confianza y contraria a Alfredo Pérez Rubalcaba. La postura del presidente de la Junta provocó la dimisión de José Antonio Viera, pero también “desató una guerra provincia por provincia sin precedentes”.

Así, después de conocer la decisión de Griñán, Manuel Cháves eliminó de la lista de Cádiz a todos los ‘griñanistas’ y ‘chaconistas’ que en un principio iban a estar dentro. Las fuentes antes citadas coinciden en señalar que, para entonces, “la batalla había ya comenzado”.

La dirección del partido en Almería intentó templar los ánimos incluyendo a la ‘rubalcabista’ Fuensanta Coves, presidenta del Parlamento andaluz, como número dos en la lista, pero “ya no había nada que hacer: Málaga, Córdoba y Granada han seguido los dictados de Griñán y han dejado fuera a los que apoyaron a Rubalcaba”.

Madrid tendrá la última palabra

Este miércoles, las listas de las ocho provincias andaluzas serán enviadas a la dirección nacional del partido en Madrid, donde Alfredo Pérez Rubalcaba podría introducir los cambios que él considerase necesarios.

Las fuentes consultadas por ECD explican que “es poco probable” que el secretario general del PSOE se anime a cambiar las listas, aunque no descartan totalmente esa posibilidad: “Tiene toda la potestad para hacerlo, y la excusa de que las listas aprobadas por Griñán han generado división, por lo que habrá que esperar a ver cómo actúa”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?