Política

Máxima incertidumbre sobre el resultado de la moción de censura

Rajoy y Sánchez protagonizan una pelea cuerpo a cuerpo y con guiños al PNV

El candidato: “Dimita, señor Rajoy”. El presidente: “Usted no tiene capacidad para gobernar España”

Mariano Rajoy durante la moción de censura.
photo_cameraMariano Rajoy durante la moción de censura.

Las primeras intervenciones en el Congreso de los Diputados, en el pleno de la moción de censura, mostraron a un Mariano Rajoy que basó su defensa en un ataque constante a Pedro Sánchez. El socialista, por su parte, se centró en buscar el apoyo de los nacionalistas, prometiendo mantener los Presupuestos y un mayor diálogo con Cataluña.


El debate comenzó con casi diez minutos de retraso, debido a que los ministros del Gobierno, y después Rajoy, accedieron al hemiciclo ocho minutos pasadas las nueve de la mañana, hora fijada para el inicio del pleno. Una actitud que fue muy criticada por los diputados de la oposición.

Abrió el turno de intervenciones José Luis Ábalos, el elegido por el Grupo Socialista para defender la moción de censura contra Rajoy. El número dos de Pedro Sánchez leyó la parte de la sentencia por el caso Gürtel en la que se confirmaba la financiación ilegal del PP, insistiendo en varias ocasiones que el partido había sido condenado.

Esa afirmación encendió los ánimos en la bancada popular y en un Mariano Rajoy que, en su turno de réplica, respondió con contundencia: “Ni el PP, ni ningún miembro del partido ni del Gobierno, ha sido condenado por el caso Gürtel”, acusando después a Pedro Sánchez de usar una “excusa falsa” para presentar la moción de censura.

A continuación, se dirigió directamente a José Luis Ábalos para preguntarle sobre los casos de corrupción vinculados al PSOE: “¿Pueden ustedes presumir de incorruptos? ¿Tienen a algún procesado en sus filas? Cuando llegue la sentencia de los ERE, ¿se van a poner una moción de censura a sí mismos?”

El secretario de Organización del PSOE, no obstante, no respondió a esas cuestiones, escusándose en que no le había “dado tiempo” a anotarlas. Reconoció, además, que no se había leído toda la sentencia de la Gürtel, lo que provocó abucheos y aspavientos en el Grupo Popular.

También Rajoy reprochó a Ábalos, en su contrarréplica que no respondiera a esas preguntas, pero el mayor aplauso lo consiguió el presidente al recordarle a Pedro Sánchez las críticas que sus propios compañeros de partido habían hecho al llamado “Gobierno Frankestein” con 85 dipuitados.

Así, citó frases de Felipe González, Alfredo Pérez Rubalcaba, Susana Díaz, José Bono… y de José Luis Ábalos, quien en su día puso en duda la utilidad de presentar una moción de censura “con el apoyo de los independentistas”. Un recordatorio que provocó una estruendosa ovación por parte de la bancada popular.

Los guiños de Sánchez al PNV

Después de ese duro golpe, Pedro Sánchez subió a la tribuna de oradores para volver a insistir en los argumentos dados por Ábalos para presentar la moción de censura y para asegurar a Rajoy que este debate se podría haber evitado si él hubiera abandonado su cargo: “Dimita, señor Rajoy, y todo esto acabará”.

A continuación, el líder socialista presentó su propia propuesta de gobierno, basado en la igualdad entre hombres y mujeres, el europeísmo, la estabilidad y el diálogo. Dos pilares, estos dos últimos, que le sirvieron a Sánchez para realizar guiños a los partidos nacionalistas.

Así, y en relación a la estabilidad del país, Sánchez anunció que el PSOE mantendría los Presupuestos aprobados por PP, Ciudadanos y PNV a pesar del voto en contra de los socialistas. Además, anunció una nueva etapa en la relación entre el Gobierno de España y el Govern de Cataluña y también con el Gobierno Vasco.

Rajoy, líder de la oposición

En sus respectivos turnos de réplica, Rajoy se centró en erigirse como el líder de la oposición al proyecto de gobierno de Pedro Sánchez. Así, en tono irónico, recordó que el PSOE había defendido “con vehemencia” el “no es no” a los Presupuestos Generales del Estado, al igual que Podemos.

Además, preguntó en reiteradas ocasiones a Sánchez cómo pensaba gobernar con el apoyo de tan solo 85 diputados, recordándole a continuación las críticas que el propio líder socialista ha hecho a aquellos partidos que pueden votar a favor de la moción mañana viernes.

Así, recordó que Sánchez calificó a Podemos como un “niño pequeño que se enfada cuando no se vota lo que quieren; que llamó “racista y supremacista” a Quim Torra; y que advirtió que Esquerra Republicana era un “partido independentista con el que no se puede gobernar”.

El secretario general del PSOE, por su parte, replicó recordando, a su vez, que el PP recurrió el último Estatut de Cataluña, acusando a Rajoy de haber “mantenido y aumentado la tensión territorial” para mantenerse en el Gobierno. Algo que, indicó, “puede acabar con su marcha”.

Sánchez se reafirmó en sus declaraciones sobre Torra, asegurando que “imagino que a usted tampoco le ha gustado lo que dijo en su día”, y anunciando que, pese a ello, “yo sí me reuniré con el nuevo president para tender puentes”. Remató, además, afirmando que “en el discurso nacionalista españolista es más creíble el señor Rivera que usted”.

Por último, se comprometió a que su gobierno cumplirá con el objetivo de déficit, y aseguró que, pese a “no ser fácil” gobernará porque “no hay otra opción en esta Cámara… salvo que usted dimita aquí y ahora. Si tanto quiere a su país y tanto le importa la estabilidad, dimita antes de que triunfe esta moción de censura”.

“¿Por qué tengo que dimitir?”

Pese a esas recomendaciones, Mariano Rajoy le ha preguntado a Pedro Sánchez “por qué tengo que dimitir si he conseguido la confianza de esta Cámara y usted no tiene ningún tipo de mayoría”.

Una postura que deja a las claras que el actual presidente del Gobierno no piensa dejar el cargo y que, por tanto, fía toda su suerte a que el PNV, finalmente, no apoye la moción de censura presentada por el PSOE.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable