Política

Albert Rivera se lo ha transmitido a la presidenta de la Junta

Ciudadanos lanzó un ultimátum a Susana Díaz: moción de censura si no había entrega de actas

Manuel Chaves y Gaspar Zarrías han mantenido hasta este lunes su escaño en el Congreso pese a ser imputados en el Tribunal Supremo

Manuel Chaves y Gaspar Zarrías.
photo_camera Manuel Chaves y Gaspar Zarrías.

Apenas tres semanas después de ser investida presidenta de la Junta, Susana Díaz ha estado a punto de enfrentarse a una moción de censura impulsada por Ciudadanos, el partido que facilitó su proclamación. Albert Rivera había dado un ultimátum a la sevillana para que Chaves y Zarrías entregaran sus actas antes del martes. Ambos acaban de dimitir para evitar nuevas elecciones en Andalucía.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy próximos a Susana Díaz, el plazo tope fijado por Rivera acababa este martes. Si Manuel Chaves y Gaspar Zarrías hubiesen continuado como diputados socialistas en el Congreso, Ciudadanos hubiera impulsado esta misma semana la moción de censura.

El propio líder de Ciudadanos aseguró públicamente que no descartaba esa opción. Sin embargo, en privado, se ha mostrado aún más contundente con Díaz: “No quiere que ninguno de los mantenga el acta ni un día más”, sostienen desde el PSOE.

Quieren mantener su aforamiento

Los dirigentes socialistas consultados por ECD explican que tanto Chaves como Zarrías, que no han presentado su renuncia hasta última hora de la mañana del lunes, trataban de “ganar tiempo” a la espera de ver qué sucede con José Antonio Viera. El ex secretario general del PSOE de Sevilla, también imputado por el Supremo, ha abandonado el PSOE pero no ha renunciado a su escaño en el Congreso, pasando al Grupo Mixto.

De esta forma, Viera se ha blindado para mantener su aforamiento y que solo pueda ser juzgado en Madrid, y no en Sevilla por Mercedes Alaya. Tanto Chaves y Zarrías consideran que, como ellos están en esa misma instrucción, también deberían continuar siendo juzgados en el Supremo. Pero, como no se les ha asegurado ese extremo, querían con sus actas de diputados a la espera de la confirmación del juez.

Desde el PSOE, sin embargo, no disponían de ese tiempo. Por ese motivo, han presionado para que ambos renuncien a su escaño.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?