Política

Fue introducido en 2017 por Martínez-Maíllo

El artículo de los estatutos del PP que permite nombrar al sucesor de Rajoy por aclamación

Si un aspirante logra el 50% de los votos de los inscritos antes del congreso, será designado automáticamente presidente del partido

En poco más de un mes, el PP celebrará un congreso extraordinario para elegir al nuevo presidente del partido. No obstante, el sucesor de Mariano Rajoy podría llegar a ese cónclave ya proclamado, gracias a un sistema de primarias, impulsado por Fernando Martínez-Maíllo, que se aprobó en febrero de 2017.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, en el congreso nacional de hace dos años se aprobó, en los nuevos estatutos del partido, una nueva fórmula de elección del presidente, consistente en unas elecciones primarias a doble vuelta que se llevarán a cabo, por primera vez, el próximo mes de julio.

Las exigencias de Cristina Cifuentes y de otros líderes del partido, que pedían aplicar en el PP unas primarias como las del PSOE, fueron el detonante de una reforma estatutaria que, no obstante, marca diferencias con el proceso de elección interna empleado por los socialistas.

Así, en el artículo 35, apartado i), de los estatutos del PP, se establece que si en la primera vuelta un candidato obtiene más del 50% de los votos, hay una diferencia de 15 puntos entre candidaturas y si ese candidato consigue más de la mitad de los votos en las circunscripciones, no es necesario hacer una segunda votación.

Es decir. De darse alguna de estas circunstancias, el candidato que hubiera obtenido este número de votos sería automáticamente proclamado presidente del partido, antes incluso de celebrarse el congreso. El cónclave, no obstante, se mantendría para que los compromisarios aprobasen, con sus votos, la nueva ejecutiva del PP propuesta por el presidente.

Hacia una candidatura de unidad

Este artículo 35 supone, según las fuentes consultadas, un soporte fundamental para lograr lo que muchos dirigentes del PP llevan reclamando desde el pasado martes: una lista de unidad que evite guerras internas entre diferentes aspirantes.

Así, aseguran desde el PP, de lograrse un acuerdo entre dos o más posibles candidatos, “aunarían fuerzas y los votos irían solo a uno de ellos, lo que facilitaría la obtención de más de un 50% de los mismos”.

De esta manera, ese candidato sería proclamado antes del congreso y “allí solo elegiríamos a la ejecutiva de unidad que entre los diferentes aspirantes hubieran conformado”.

Dos urnas en las sedes del PP

Pese a la posibilidad de que para el congreso del PP ya haya un presidente proclamado, el partido va a poner en marcha, a partir del lunes, una maquinaria para celebrar “primarias” que jamás se había dado en el PP.

Así, desde Génova 13 explican a ECD que aquellos militantes que quieran participar en este proceso deberán inscribirse, para tener derecho a votar a uno de los candidatos a la presidencia y a los compromisarios que representarán a las diferentes ejecutivas locales del partido.

Ambas votaciones, las del candidato y las de los compromisarios, se realizarán en un mismo día, por lo que en las sedes que se conviertan en “centros electorales” se situarán dos urnas diferentes.

Si ninguno de los candidatos a presidir el PP logra un 50% de los votos por parte de los inscritos, la elección del sucesor de Rajoy se decidiría durante el congreso extraordinario, con los votos de los compromisarios. Esa votación, de hecho, es la denominada “segunda vuelta” en los estatutos del PP.

Por último, las fuentes consultadas recuerdan que cualquier militante que reciba un mínimo de cien apoyos y esté a corriente de pago puede ser candidato a la presidencia del PP. Por tanto, aseguran, “cualquiera puede presentarse”. Aunque insisten: “Lo más beneficioso para el partido sería llegar ya al congreso con una candidatura de unidad...”


Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo