Política

Así justifica Pablo Casado su ‘no es no’ a Sánchez: “Me dejaría en un año por sus aliados naturales”

Alude a un posible acuerdo presupuestario y la oferta fallida de UPN en la anterior legislatura

Pablo Casado con barba.
photo_cameraPablo Casado con barba.

Pablo Casado lo tiene claro: pactar con Pedro Sánchez no es una opción, ni ahora ni en el futuro. El presidente del PP no se fía del líder socialista, ya que da por hecho que si facilitara su investidura de una forma u otra, Sánchez no mantendría con los populares una vía de colaboración para sacar adelante leyes y proyectos, incluso los Presupuestos Generales del Estado.

Al contrario, en Génova creen que a las primeras de cambio Sánchez dejaría a Casado para echarse en manos de sus “aliados naturales”.

Fuentes próximas a Casado aseguran a Confidencial Digital que, aunque el líder del Partido Popular pensase en “inmolarse”, y pactara con el actual presidente en funciones, “al año siguiente Sánchez volvería con sus aliados naturales”, en referencia a Podemos y a distintos partidos independentistas, nacionalistas y regionalistas que están dispuestos a votar a favor de la investidura del presidente en funciones.

Esta convicción se extiende en Génova, y también ha calado en Casado, quien ha asegurado a miembros del PP que, si pudiera llegar a un acuerdo con Sánchez, por ejemplo, para bajar los impuestos, el líder del PSOE se negaría en el último momento.

Recuerdan por ejemplo que en 2012, Mariano Rajoy planteó recortar 10.000 millones de euros en Educación y Sanidad. Suponía el 10% del gasto sanitario total. Una decisión que no gustó nada al PSOE que, por aquel entonces, pidió formalmente la comparecencia de Mariano Rajoy en el Congreso para que explicara estos ajustes.

El apoyo de UPN

Otro de los argumentos que utilizan desde Génova para explicar el “no rotundo” del PP a Sánchez es la propuesta fallida que presentó Unión del Pueblo Navarro en la anterior legislatura.

El presidente de UPN, Javier Esparza, trasladó a Felipe VI la disposición de su partido de facilitar la investidura a Sánchez si el PSOE se alejaba de la posibilidad de pactar con EH Bildu para la conformación del Gobierno de Navarra.

La oferta fue rechazada por Pedro Sánchez ante el temor de la reacción del Partido Socialista de Navarra si aceptaba esa propuesta que habría impedido a María Chivite ser presidenta de Navarra con la izquierda y los nacionalistas e independentistas vascos.

Las posibilidades del desbloqueo

Por todo ello, Casado se mantiene fiel a su palabra. No apoyará a la investidura de Pedro Sánchez bajo ningún concepto, según las fuentes consultadas. Eso no impide que sí que haya valorado otras posibilidades para facilitar la gobernabilidad del país.

Esas opciones pasan por Inés Arrimadas. La única opción viable para Casado, a día de hoy, es que la investidura no dependa de ERC, sino que sea Ciudadanos, el que, dando su apoyo, renueve “el pacto del abrazo” que firmaron en febrero de 2016 Pedro Sánchez y Albert Rivera.

Si Vox y PP votan “no”; y PSOE, Podemos y los partidos regionalistas apoyan a Sánchez, la pelota quedaría en manos de Ciudadanos y de Navarra Suma, que deberían de abstenerse. “Esta es la última oportunidad de Sánchez, pase lo que pase”, advierte Casado.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?