Política

Carmen Calvo desobedeció la orden de incluir a Pablo Iglesias en la comisión de los fondos europeos

Moncloa transmitió a la vicepresidenta que debía incorporar al líder de Podemos pero el decreto llegó sin esa modificación al Consejo de Ministros, provocando un nuevo enfrentamiento dentro del Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla con la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, durante una sesión plenaria en el Congreso
photo_camera El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, habla con la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, durante una sesión plenaria en el Congreso

Duras críticas en el seno del Gobierno a Carmen Calvo. La vicepresidenta sometió a discusión del Consejo de Ministros el decreto para el control de los fondos de la Unión Europea sin incluir a Pablo Iglesias pese a que Moncloa había ordenado expresamente días antes al Ministerio de la Presidencia que “había que hacer hueco al vicepresidente segundo”.

La propia Calvo ha negado este miércoles que haya habido una polémica por la exclusión de Iglesias de la comisión que se iba a crear para gestionar los fondos europeos. Su ausencia se debía a que solo estaban incluidos los ministerios que tienen “dimensión de gestión económica”, ha dicho.

Además, ha explicado que el borrador del real decreto para gestionar los fondos que se filtró a los medios, cuya elaboración corresponde a su vicepresidencia, y que incluía la composición de esa comisión que finalmente no se va a crear, formaba parte “simplemente” de los “trabajos internos” en los que después “se producen modificaciones”. “No hay más”, zanjó.

Calvo presentó el “texto definitivo”

Fuentes conocedoras de la composición del comité que se iba a crear explican a Confidencial Digital que el sector de Unidas Podemos en el Gobierno conoció hace un mes el borrador del decreto para el control de los fondos de la UE. 

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, siguió trabajando desde entonces en la coordinación de la normativa, incorporando las aportaciones de otros ministerios.

Fuentes próximas a la Comisión Delegada de Asuntos Económicos aseguran a ECD que la propia Calvo presentó la semana pasada el que “todos entendieron como el texto definitivo que se sometería a votación del Consejo de Ministros”, tras ser evaluado también antes por la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios.

Hay que recordar que la Comisión de Subsecretarios es el órgano que se encarga de estudiar y preparar los asuntos que se someten a deliberación en los consejos de ministros.

En la composición de esa comisión que analizaron los ministros económicos continuaba sin aparecer la vicepresidencia de Iglesias entre los departamentos con responsabilidades para la gestión de los fondos. Desde el sector morado del Ejecutivo se alertó de esa “injustificada ausencia” al equipo de Pedro Sánchez en Moncloa.

Orden expresa de modificar el decreto

Fuentes de La Moncloa y del PSOE confirman a ECD que el propio Sánchez dio entonces la orden expresa de que, en lugar de una comisión ministerial, fuese todo el Consejo de Ministros el encargado de gestionar los fondos.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

El equipo del presidente del Gobierno transmitió explícitamente al Ministerio de la Presidencia que se llevase a cabo la modificación del decreto, donde “Pedro Sánchez se rectificaba a sí mismo”, después de los planes que había anunciado públicamente a finales de julio.

Efectivamente, durante una Conferencia de Presidentes en San Millán de la Cogolla (La Rioja), el jefe del Ejecutivo trasladó entonces a los líderes autonómicos que él sería el encargado de controlar la gestión del fondo de recuperación, a través de una nueva comisión interministerial creada para tal fin.

Llegó al Consejo de Ministros sin modificar

Sin embargo, fuentes conocedoras de la normativa confirman a ECD que el decreto llegó al debate del Consejo de Ministros del pasado martes sin la modificación reclamada formalmente por el presidente del Gobierno, lo que provocó el último enfrentamiento entre los dos líderes de la coalición.

La reacción desde Unidas Podemos fue inicialmente de “máxima indignación” por lo que interpretaron como “como un veto a Iglesias”, pero después de “total sorpresa”, al decidir eliminar la comisión interministerial que Sánchez había anunciado en julio y en su lugar incluir a todos los ministros del gabinete en la gestión de los fondos.

“Ha sido una polémica totalmente innecesaria si se hubieran hecho las cosas bien y ese decreto se hubiese modificado desde la Vicepresidencia Primera en cuanto recibió la orden directa del Gabinete de la Presidencia del Gobierno hace varios días”, lamentan en varios ministerios socialistas consultados por Confidencial Digital.

Destacan que el choque entre los socios de la coalición se ha convertido en uno de los más relevantes, tanto por lo que estaba en juego -la gestión de los fondos para lo que queda de legislatura- como por los actores implicados, el propio presidente y vicepresidente segundo del Ejecutivo. “Y se podría haber evitado”, insisten.

Incluir su vicepresidencia en la gestión

En el Gobierno apuntan también que una de las razones que llevó a Carmen Calvo a evitar la modificación del decreto es forzar la incorporación de su Vicepresidencia Primera en esa comisión -algo que tampoco se contemplaba-, cuando sí figuraban las vicepresidencias tercera (Asuntos Económicos) y cuarta (Transición Ecológica).

De hecho, Calvo ha respaldado este miércoles la decisión de Pedro Sánchez de optar finalmente por renunciar a crear esa comisión específica y trasladar el control y la supervisión de los fondos al Consejo de Ministros, para que puedan “estar todos” y realizar una mejor gestión de los 140.000 millones que España va a recibir de la UE.

El decreto no se había actualizado

La ministra portavoz, María Jesús Montero, se vio obligada a dar cuenta de la rectificación tras la celebración del Consejo de Ministros de este martes: “Será el propio Consejo de Ministros el que hará el encargo que el borrador previo atribuía a la comisión interministerial”.

Argumentó que había sido una orden directa de Pedro Sánchez, pero evitó decir cuándo se dio la instrucción.

Dejó entrever, no obstante, que estos cambios ya estaban previstos hace unos días, sin especificar la fecha, dando a entender que el borrador filtrado a los medios era una versión antigua sin actualizar este aspecto. “Es uno de los borradores con aportaciones que van circulando”, justificó Montero.

Calvó no soltó el mando durante su baja

En ámbitos del Ejecutivo no se pasa por alto que Carmen Calvo no ha dejado vacío su puesto prácticamente en ningún momento desde que comenzó la legislatura, en su particular pulso por contrapesar el poder de Pablo Iglesias.

Incluso, durante la baja médica cuando se contagió de coronavirus, nadie le sustituyó al frente de la Comisión de Subsecretarios y frenó desde su domicilio varias iniciativas de Iglesias y los miembros de Podemos durante la deliberación en el Consejo de Ministros.

Hay que recordar que, mientras la vicepresidenta primera se encontraba ingresada en el hospital, el vicepresidente segundo, de Unidas Podemos, podía haberse convertido en presidente del Gobierno si Pedro Sánchez hubiera quedado impedido por una enfermedad. Una circunstancia que inquietaba enormemente a la mayoría de ministros socialistas.

La continuidad de Calvo evitó también a Pedro Sánchez un problema político de primera magnitud: entregar el control diario del Gobierno a Pablo Iglesias o haber tenido que puentearle y nombrar vicepresidenta primera provisional a Nadia Calviño o a Teresa Ribera, vicepresidentas tercera y cuarta, respectivamente.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes