Política

Congreso Nacional Extraordinario

Casado, presidente del PP: se impone a Soraya con el 57% de los compromisarios

El vicesecretario consigue aglutinar a los representantes de Cospedal y otras candidaturas, aunque Soraya Sáenz de Santamaría también avanzó respecto a los votos de los militantes

Pablo Casado, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP.
photo_cameraPablo Casado, en el Congreso Nacional Extraordinario del PP.

El Partido Popular abre una nueva etapa con Pablo Casado al frente. El diputado por Ávila y ex vicesecretario de Comunicación ha ganado la votación de los compromisarios, al haber cosechado el 57% de los votos en esta segunda ronda.

El Comité Organizador del 19º Congreso Nacional Extraordinario ha anunciado los resultados finales del proceso de elección del sucesor de Mariano Rajoy al frente de la presidencia del PP. Pablo Casado ha cosechado el 57% de los votos de los compromisarios, en total 1.701, frente a algo más del 42% y 1.250 apoyos de Soraya Sáenz de Santamaría.

De esta forma, los compromarios han dado la vuelta al orden de la votación de los 60.000 militantes que depositaron su voto en la primera jornada de elecciones internas.

Soraya Sáenz de Santamaría fue la más votada, pero en estas semanas Casado ha conseguido hacerse con el apoyo de muchos compromisarios representantes de las candidaturas que no pasaron el corte: de hecho, todos le mostraron su apoyo antes de esta segunda vuelta.

Ana Pastor, presidenta de la mesa del congreso, ha anunciado los resultados y ha proclamado la victoria de Pablo Casado.

Volver a nuestras señas de identidad”

“Ilusión, renovación tranquila y constructiva, y unidad”: esos han sido los principios que ha definido Casado en su primer discurso como presidente nacional del Partido Popular. En línea con lo proclamado en su campaña, Casado ha pedido “volver a nuestras señas de identidad de siempre” del PP.

En su proyecto para “reconectar con la sociedad” y “recuperar nuestras bases electorales”, Casado ha anunciado que apuesta por reforzar el Código Penal, entre otros objetivos para “evitar cualquier desafío secesionista”. Y es que otra de sus ideas es “conectar con esa España de las banderas y los balcones” que se movilizó contra la deriva independentista en Cataluña.

Pese a haber llegado a la presidencia nacional como segundo más votado por los militantes, Casado ha anunciado también su intención de que el PP promueva una reforma electoral para que el partido más votado reciba una prima de escaños a nivel nacional para no depender de las formaciones minoritarias, mientras que a nivel municipal y autonómico apuesta por elecciones a segunda vuelta, idea que el PP lanzó en 2014 pero no llegó a aprobarse.

“El presidente nos pidió integración”, ha señalado Casado, “y por mi parte la va a haber”, aunque no ha dado más detalles de la ejecutiva que se formará en esta nueva etapa.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?