Política

Ayuso ha pactado con Casado que le deje Madrid a cambio de no disputarle la presidencia nacional del PP

El líder popular se ha comprometido con la presidenta a no promover un candidato alternativo. Desconcierto por los guiños de Génova a Almeida

José Luis Martínez Almeida, Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado.
photo_camera José Luis Martínez Almeida, Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado.

Isabel Díaz Ayuso se ha comprometido con Pablo Casado a no disputarle la presidencia nacional del PP. La líder madrileña ha trasladado a Génova que no va a utilizar el cargo para dar la batalla por el liderazgo del partido como intentó Esperanza Aguirre durante el mandato de Mariano Rajoy.

La guerra en el PP de Madrid ya es un hecho. Los esfuerzos de Pablo Casado y de su equipo para evitar, a toda costa, que las aspiraciones de Isabel Díaz Ayuso se cruzasen en la estrategia de la convención del partido organizada para relanzar el proyecto conservador han resultado inútiles.

La presidenta de Madrid desafió el pasado viernes abiertamente las consignas de Génova y lejos de aparcar la cuestión del congreso del PP madrileño, previsto para la próxima primavera, confirmó de propia voz lo que sus colaboradores ya había trasladado a la prensa: no sólo va a presentar su candidatura para presidir el partido en la Comunidad sino que, según ella, ya cuenta con los apoyos necesarios para conseguirlo.

Casado da alas a Almeida

Sin embargo, la batalla por el liderazgo del PP de Madrid ha dado un giro de guion inesperado y trascendente en los últimos días.

Después de que Génova hubiera apoyado explícitamente en junio la posible candidatura de Ayuso, Casado afirmó la semana pasada que, tanto ella como el alcalde Almeida, son dos “militantes de mucho peso” en Madrid y no se puede decantar por ninguno de ellos de cara al congreso regional.

El hecho de que el presidente del PP diera alas a esa candidatura, al equiparar las fuerzas de Almeida a las de Ayuso y ponerse de perfil, ha descolocado al entorno de la presidenta de la Comunidad de Madrid.

No disputarle el liderazgo

Todo ello, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del PP, después de que Díaz Ayuso se hubiera comprometido con Casado a no disputarle la presidencial del partido a nivel nacional.

A cambio, aseguran, el líder popular también confirmó a la presidenta que no entraba en sus planes promover a otro candidato a presidir el partido en la región. Que se iba a mantener al margen.

En el equipo de Ayuso aseguran, además, que “no pretende ser una Esperanza Aguirre”. Hay que recordar que la ex presidenta de la Comunidad de Madrid aprovechó la fuerza que le proporcionaba el control del partido en uno de los principales feudos electorales del PP para dar la batalla a Mariano Rajoy por el liderazgo de la formación.

Almeida cambia de guión

El alcalde de Madrid y portavoz nacional de los populares, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que no descarta presentarse al congreso regional del partido en 2022.

De hecho, apuntó que decidirá si compite con la presidenta madrileña, que ya anunció en privado su intención de optar al cargo, “cuando llegue el momento”. O sea, “cuando se acerque el congreso”, previsto para el primer semestre del año que viene.

Se trata de un matiz importante respecto a su postura anterior, la de apostar por una “tercera vía” que no fuera ni Ayuso ni él. Hay que recordar que siempre se ha hablado de la secretaria general de los populares madrileños, Ana Camins.

Ayuso no entiende a Almeida

Así las cosas, en la Comunidad de Madrid no han sentado bien ahora las declaraciones del alcalde de Madrid abriendo la puerta a presentarse al congreso por el liderazgo del PP en la región.

Tampoco han gustado las palabras del secretario general del PP, Teodoro García Egea, quien ha asegurado en los últimos días que el actual modelo de liderazgo triple, en el que conviven la presidenta de la Comunidad, el alcalde de la capital y el presidente del PP de Madrid, Pío García-Escudero, “ha funcionado”.

Recuerdan que García Egea brindó en junio su “total apoyo” a Ayuso, por ser “un referente de primer orden”. “Si yo fuera afiliado, lógicamente mi total apoyo a la presidenta, que ha demostrado que trabajar con firmeza, y trabajar por las personas en su santo y seña”, afirmó entonces.

Santiago Abascal: “Cada día que pasa este Gobierno merece ser censurado con más rotundidad”

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable