Política

Dirigentes de las juventudes socialistas lamentan la falta de crítica en el PSOE tras decidir no investigar a Juan Carlos I

Denuncian que Ferraz fomenta "la ausencia de pluralidad ideológica" y que sólo recompensa a los defensores de la línea oficial

Cartel con la cara del presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, en la entrada al edificio de la sede del PSOE, situado en la calle Ferraz / EP
photo_camera Cartel con la cara del presidente del Gobierno y secretario general del Partido Socialista, Pedro Sánchez, en la entrada al edificio de la sede del PSOE, situado en la calle Ferraz / EP

Silencio entre las filas del PSOE, incluidas sus juventudes, tras el voto negativo de su grupo parlamentario para que el Congreso de los Diputados investigue las irregularidades sobre el patrimonio del rey emérito. No ha sido la única vez que los socialistas se alían con los grupos del PP y Vox en la Mesa del Congreso para no llevar esta investigación a trámite. Pero sí la primera tras la conformidad de los servicios jurídicos del Congreso, dictaminada el martes pasado, para que la cámara legislativa indagase en las presuntas ilegalidades cometidas por Juan Carlos I.

"Las juventudes son claramente republicanas, no conozco a nadie monárquico", asegura un alto cargo de una de las agrupaciones madrileñas, quien sin embargo advierte a continuación: "Los militantes que han llegado a tener responsabilidades han abandonado toda reivindicación republicana. No se espera nada del partido en el tema de la monarquía", añade.

Un 55% de los electores del Partido Socialista votaría por una república parlamentaria en caso de celebrarse un referéndum sobre el modelo de Estado, según la encuesta realizada por la agencia demoscópica 40dB durante el pasado mes de octubre. Sin embargo, apenas ha habido contestación o voces críticas dentro de las filas del partido más allá del discurso oficial, condensado en esta entrevista realizada ayer a Carmen Calvo en el Canal 24H. Un argumentario que contradice las palabras de la propia vicepresidenta primera, quien aseguraba el 9 de marzo de 2020 en RNE que seguirían siempre el criterio de los letrados de la cámara. 

Esta ausencia de voces disidentes en la familia socialista no solamente se limita al tema tabú por excelencia, el del modelo de Estado, sino que ha permeabilizado en cualquier otro discurso fuera de la línea oficialista, tal y como afirman algunos coordinadores de las bases. "En general es sorprendente que haya debates de cualquier cosa, porque las juventudes están totalmente anestesiadas. No se busca un debate ideológico, el cual penaliza; solamente lealtad. Esto lo favorece Feraz: cuanto más antestesiadas estén, más control tienen". 

Fuentes de otras agrupaciones defienden el espíritu crítico de las bases. "Entiendo lo que hace el partido, pero también soy un ciudadano crítico y un militante con capacidad de pensar", afirma un coordinador de otra agrupación. "Me preocuparía que haya compañeros que se callen, creo que esto pasa aquí y en cualquier otro partido: es una lógica feudal. Que haya quien piense así y tenga miedo me da tristeza: creo que hay un problema del partido si esto pasa, que tiene que ver con la construcción de las formaciones".

Precisamente los críticos con la deriva discursiva en las bases socialistas señalan el progresivo acercamiento a una jerarquización ideológica similar, afirman, a la de otras formaciones. "El PSOE se parece cada vez al PP: no hay debates. Hace 10 años sí que había mas actividad, pero desde la gran derrota del 2011 el partido no busca colaboración con la sociedad civil". 

La parte mayoritaria del gobierno de coalición ha vuelto a romper nuevamente con Unidas Podemos en la cuestión monárquica. El grupo confederal impulsó por sexta vez, junto con otras ocho formaciones de la cámara, la constitución de una comisión de investigación sobre las irregularidades del rey emérito. Para ello necesitaban la aprobación de la Mesa del Congreso, organismo que siempre rechazaba constituir la comisión en base al dictamen previo de los letrados de la cámara. Los servicios jurídicos consideraron en anteriores resoluciones que "las prerrogativas de inviolabilidad y no sujeción a responsabilidad [del ex jefe del Estado], consagradas en el artículo 56.3 de la Constitución, son absolutas".

El pasado martes, sin embargo, el dictamen de los letrados fue favorable para comenzar las investigaciones en el seno del poder legislativo. La mesa, conformada por tres diputados socialistas, tres de Unidas Podemos, dos del Partido Popular y uno de Vox, se inclinó sin embargo nuevamente por rechazar la constitución de la comisión gracias a los votos socialistas, populares y del diputado de la extrema derecha.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Juan Carlos I continúa fuera de las fronteras españolas desde el 3 de agosto, tras revelarse que la Fiscalía del Tribunal Supremo español y la justicia suiza investigan sus cuentas bancarias en el extranjero. Ni la Casa Real ni el Gobierno han comunicado cuando regresará el emérito a España.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable