Política

Los funcionarios serán controlados por huella digital. El Gobierno implantará ese sistema de accesos en los ministerios de Interior y Justicia

El Gobierno ha puesto su punto de mira en los funcionarios, y ha decidido establecer nuevos mecanismos para realizar controles más exhaustivos sobre el cumplimiento de su horario laboral. El Ejecutivo tiene proyectado impulsar la 'huella digital' en los accesos y endurecer la vigilancia en los actuales tornos de entrada y los volantes.

El pasado 29 de diciembre, Cristóbal Montoro anunció el nuevo horario para los funcionarios, que tendrán que acudir por las tardes, de forma obligatoria, a su puesto de trabajo hasta las 6.

Además, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas advirtió que el Gobierno emplearía “mecanismos más duros” para controlar el cumplimiento de la jornada por parte de los empleados estatales.

Pues bien, según ha sabido El Confidencial Digital, el Gobierno ya ultima un nuevo sistema de control de accesos a los funcionarios a sus puestos de trabajo, que impedirá cualquier tipo de ‘trampa’, y que se implantará primero en los ministerios de Justicia e Interior: la entrada a través de la huella digital.

El nuevo sistema ya se probó durante el Gobierno Zapatero

Fuentes bien situadas en Administraciones Públicas explican a este diario que el nuevo sistema que se quiere implantar en los organismos ya citados “fue probado en su día durante la segunda legislatura del Gobierno Zapatero”.

En esa ocasión, “se instalaron máquinas-piloto en la Tesorería de la Seguridad Social, y los empleados públicos debían pasar un control de acceso dejando mostrando su huella dactilar”.

Ahora, portavoces oficiales explican a ECD que “este mecanismo se pondrá en marcha sobre todo para garantizar la seguridad en ámbitos de Interior y Justicia, donde existen más riesgos”, aunque reconocen que “permitirá saber cuándo entran y cuándo salen” todos los funcionarios.

Además, la idea del Gobierno es llevar ese sistema de control a otras administraciones públicas.

También se refuerza la vigilancia en los tornos de acceso y los volantes

A la espera de que el nuevo sistema de control de accesos se instaure en Interior y Justicia, y después se extienda a otros organismos, el Gobierno ha dado orden de intensificar la vigilancia en los tornos de acceso en el pase de volantes.

Así, el Ejecutivo controlara que, en los accesos a las sedes públicas, ningún funcionario pase su tarjeta y la de otro compañero, o prácticas similares. Además, los jefes de personal harán firmar a los empleados públicos casi a diario, y a diferentes horas, los volantes que acreditan su presencia en el puesto de trabajo.

Técnicos de Administraciones Públicas aseguran que el control de accesos por huella digital “es muy costoso, pero el Gobierno al final lo llevará a cabo porque está obsesionado en dar ejemplo con los funcionarios”.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?