Política

Gibraltar aprovecha la falta de un nuevo estatus por el Brexit para competir con los aeropuertos de España

Un alto cargo del Peñón admite que el retraso en el acuerdo entre la UE y Reino Unido permite a la colonia mantenerse en el espacio Schengen e impulsar nuevas rutas hacia Barcelona, Berlín, Roma y París

Aeropuerto de Gibraltar.
photo_cameraAeropuerto de Gibraltar.

Las negociaciones entre la Comisión Europea y Reino Unido por el Brexit siguen encalladas. Una situación que ha tensado las relaciones entre Bruselas y Londres pero que, secundariamente, tiene un claro beneficiario: Gibraltar. La colonia sigue manteniéndose dentro del espacio Schengen y quiere aprovechar esa circunstancia para competir con los aeropuertos españoles.

Así lo ha reconocido hace unas semanas el viceprimer ministro del Peñón, Joseph García, en una charla que realizó en los cursos de verano organizados por la Universidad de Cádiz, en la que reivindicó la “historia de pertenencia” de Gibraltar a la Unión Europea.

El discurso del número dos de Picardo, al que ha tenido acceso Confidencial Digital, se centró, fundamentalmente, en la necesidad de mantener una “fluidez fronteriza” con España, para que las economías de la zona no se resientan ante cualquier novedad respecto a las negociaciones de Reino Unido y la Comisión Europea respecto al Brexit.

“Nuestra situación fronteriza no cambia”

Sobre la falta de acuerdo entre Londres y Bruselas y la posición del Gobierno español sobre el estatus de Gibraltar, García aseguró que, con la marcha de García Margallo de Exteriores y la posterior llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, la situación ha dado un giro radical:

-- “Afortunadamente –dijo-, la retórica española con respecto a la frontera ha cambiado drásticamente en los últimos 24 meses. Hemos pasado de la amenaza de Margallo de que después del Brexit sería perfectamente posible cerrar la frontera, a las indicaciones de Dastis de que la frontera no sufriría demasiados cambios”. Ahora, “Sánchez ha afirmado que la fluidez en la frontera es fundamental”.

Con este cambio de discurso por parte de España, Gibraltar se muestra más optimista sobre su posición, una vez ratificado el acuerdo sobre el Brexit: “Existen soluciones legales que podrían asegurar el paso sin problemas de personas y bienes a través de la frontera… incluso en un mundo post-Brexit”, afirmó.

No obstante, agregó que ese acuerdo aún no se había producido y que, por tanto, la colonia continua ostentando todos los privilegios de región comunitaria europea:

--“La frontera entre Gibraltar y España ya es una frontera exterior en cuanto al movimiento de mercancías se refiere, ya que no formamos parte de la Unión Aduanera [...]. Por lo tanto, el estatus por defecto de la frontera, si no se llega a un acuerdo de Brexit entre Reino Unido y la UE, es precisamente el código de frontera Schengen que se está aplicando hoy”.

Nuevas rutas para competir con aeropuertos españoles

Esa circunstancia, confirma García, va a ser aprovechada por Gibraltar para dar un empujón más a la expansión de su aeropuerto.

El objetivo, explicó el mandatario del Peñón, es doble: por un lado, que la terminal se amplíe “por el lado español”, tal y como, según la colonia, se pactó en el llamado “acuerdo de Córdoba” sellado con el Gobierno Zapatero en 2006; y por otro, ampliar las rutas internacionales del aeropuerto para que compita con los de España. En ese sentido, García desveló un ambicioso plan:

-- “Imagínense si, como el aeropuerto de Málaga, el de Gibraltar desarrolla nuevas rutas hacia lugares como Barcelona, Berlín, Roma y París. Imagínense si el aeropuerto pudiera exigir más servicios de alquiler de automóviles, más servicios logísticos, de catering y de seguridad. […].Imagínense si los políticos en Madrid pudieran dejar de lado su reclamo de soberanía, a favor de una genuina cooperación y prosperidad económica”.

Sobre estas reflexiones, el Gobierno de Gibraltar explica a ECD que García argumenta que si España hubiera cumplido con el Acuerdo de Córdoba, el aeropuerto de Gibraltar podría ser hoy un aeropuerto de uso conjunto con vuelos a destinos españoles e internacionales, requiriendo múltiples servicios auxiliares que darían trabajo a ambos lados de la frontera. "En ningún momento -insisten- habla García de competir con aeropuertos españoles".

Easy Jet, clave

En la estrategia de Gibraltar sobre su aeropuerto, está jugando un papel esencial la compañía de bajo coste Easy Jet que, en los últimos años, ha multiplicado el número de vuelos a la terminal del Peñón.

El pasado 12 de julio la aerolínea británica anunció un nuevo servicio entre Gibraltar y el aeropuerto de Londres Luton que se inaugurará el 4 de diciembre de 2018. El servicio operará dos veces por semana –martes y sábados– durante todo el año, mediante una aeronave Airbus A319. Las tarifas se fijarán a partir de 15,72 libras.

De este modo, el aeropuerto de Londres Luton se une a los de Bristol, Londres Gatwick y Manchester en la red de rutas de EasyJet desde Gibraltar.

Preparados para el Brexit

El Gobierno de Gibraltar, pese a estos planes y la falta de acuerdo entre Reino Unido y la Comisión Europea sobre el Brexit, asegura “estar preparado desde 2016” para cualquier eventualidad.

Desde el Peñón recuerdan que se han mantenido “discusiones detalladas con el Ministerio de Defensa británico y el sector privado para establecer los recursos en términos de activos, terreno y personas disponibles en el contexto de un Brexit duro”.

A finales de 2017, un grupo de trabajo interdepartamental compuesto por once funcionarios se reunió con el Ministerio de Defensa y más de una veintena de entidades y organizaciones privadas en Gibraltar y emitió un segundo informe en el que “se identificaban áreas de interés y se planteaban soluciones”.

Esta labor condujo a una serie de preparativos para poder hacer frente a cualquier reto planteado por una eventual salida de la Unión Europea. En la actualidad, dichos preparativos se encuentran en una fase muy avanzada y es posible que sean activados independientemente de que se produzca un Brexit difícil o no.

Por último, desde la colonia afirman que el Gobierno no tiene “ninguna necesidad de acumular alimentos, tal y como se ha sugerido para el Reino Unido”. Sólo se tomarán precauciones, se advierte, respecto a los medicamentos obtenidos del Reino Unido, para asegurar que no existan interrupciones del suministro ni costes innecesarios derivados del transporte aéreo de emergencia.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?