Política

El Gobierno se rinde: el precio de la luz seguirá subiendo hasta final de año

Asume que el coste del gas se mantendrá al alza hasta que entre en servicio en invierno el nuevo gasoducto ruso Stream2 que suministra a Europa

Teresa Ribera y Pedro Sánchez.
photo_camera Teresa Ribera y Pedro Sánchez.

El precio de la electricidad en España sigue marcando registros máximos, sin que, por el momento, el Gobierno sea capaz de contenerlo. Un escenario que finalmente ha llevado a Moncloa a tirar la toalla y asumir el peor escenario: el recibo de la luz seguirá subiendo al menos hasta final de año.

Hay que destacar que el precio de la electricidad marcó este miércoles su nivel más alto en la historia en España, al superar los 106 euros por megavatio hora. 

Fue el segundo día consecutivo en que el coste superaba las tres cifras. Una referencia inusualmente alta, y que amenaza con convertirse en un lastre para la recuperación de la economía española tras la crisis del coronavirus.

Esas oscilaciones en el precio afectan a los consumidores acogidos a la tarifa regulada (PVPC), algo más de 10 millones, mientras que quedan exentos los que están en el mercado libre -unos 17 millones-, ya que cuentan con un precio pactado con su compañía.

El Gobierno alude a “factores internacionales”

Por lo pronto, el Gobierno, en boca de la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y del ministro de Consumo, Alberto Garzón, han despachado la crisis aludiendo a “factores internacionales” como causantes de la subida, entre ellos la cotización internacional del gas y el coste cada vez mayor de los derechos de emisión de CO2. 

Sin embargo, la comparativa con el resto de mercados europeos señala que el coste del megavatio hora ibérico fue este miércoles superior al registrado en el resto de países vecinos.

La diferencia es especialmente significativa con potencias comparables como Francia y Alemania, donde este miércoles el coste de la electricidad rondó los 90 euros por megavatio hora, porque se apoyan en la energía nuclear para llevar a cabo la descarbonización, algo a lo que se niega el Gobierno de Pedro Sánchez.

Si hace 20 días se cerró junio con el coste del megavatio hora (MWh) más alto de la historia, este mes de julio va camino de superarlo, encadenando una veintena de jornadas históricamente caras, más el remate que supuso este miércoles alcanzar el precio diario más elevado de la historia.

Precio disparado hasta final de año

Las fuentes del Gobierno consultadas por ECD vinculan el actual incremento del coste de la luz sobre todo al aumento de la cotización internacional del gas, pero también al encarecimiento de los derechos de emisión de CO2 en Europa. 

 

Ambos factores son repercutidos al mercado eléctrico por las centrales térmicas de gas, y, al funcionar con un modelo marginalista, todos los agentes que ofrecen sus megavatios hora al mercado acaban cobrando ese coste

Por si fuera poco, la ola de calor de estos días conlleva un aumento de la demanda de luz en refrigeración, circunstancia que tensiona más el mercado. 

Pagan más por el gas

El verano está siendo muy caluroso en muchos países del mundo que demandan gas. Destacan, sobre todo, los del continente asiático que, además, han comenzado antes la recuperación de su economía. “Y si pagan mejor el gas, el gas se va allí”, recuerdan fuentes del sector.

Pero la escalada de precios no va a terminar cuando se alivie el incremento de la demanda propia del verano. Las fuentes del Ejecutivo consultadas por ECD anticipan que no prevén cambios sustanciales en el mercado “al menos hasta final de año”.

La fuerte dependencia del gas ruso

Entre los motivos de este aumento del precio del gas destacan la reducción de forma brusca de la oferta hacia Europa, la interrupción del suministro por gasoducto desde Noruega debido a trabajos de mantenimiento, y el rechazo de Rusia a aumentar el suministro que llega por Ucrania

Todo ello coincide con otros factores, como un invierno frío y largo, que ha reducido las reservas de gas a su punto más bajo de los últimos años, a lo que se une, como se ha mencionado anteriormente, la subida de la cotización del mercado de emisiones de CO2. 

Sin embargo, el Gobierno cuenta con que, el desistimiento de la Administración Biden de sancionar a los promotores del nuevo gasoducto Stream2, que conecta Rusia y Alemania, y que podría entrar en funcionamiento en invierno, estabilice los precios. Se tiene en cuenta que se aumentaría así el caudal ruso hacia Europa.

Dependencia de España

Además, la puesta en marcha de la planta australiana de Gorgon impulsará también el suministro hacia Asia, y aliviará el desvío de cargas de Estados Unidos hacia Europa. 

Hasta entonces, los precios del gas del próximo invierno serán elevados por la fuerte dependencia del gas ruso, al no contar con suficiente gas almacenado, lo que aboca a unos costes elevados, como mínimo, hasta principios del año que viene, anticipan a ECD fuentes del Gobierno.

Recuerdan que España no produce gas, y se nutre del suministro que le proporcionan una docena de 12 países, por gasoductos o por mar, en forma de gas licuado (GML) a través de buques, con especial dependencia de Argelia.

La rebaja del IVA queda sin efecto

El alza de precios de julio llega después de que junio cerrara como el mes más caro de la historia, con una media de 83 euros por megavatio hora. Esta circunstancia obligó al Gobierno a actuar con medidas de acción rápida, como la bajada del IVA eléctrico del 21% al 10%, y la suspensión del impuesto de generación

Sin embargo, el progresivo encarecimiento del mercado eléctrico -que ya es un 10,5% más caro que en el histórico junio- ha dejado esas medidas sin efecto. Los expertos recuerdan que el problema no es el registro de un día aislado, sino la tendencia. Y la trayectoria supone un varapalo para el bolsillo de millones de hogares y empresas. 

En lo transcurrido de julio, el precio medio de la electricidad en el mercado mayorista ha sido de 91,3 euros, casi un 10% superior al del histórico junio. Si se compara con julio de 2020, la subida es del 163%.

Una bronca política

Las reacciones políticas al nuevo récord eléctrico han sido intensas. El líder del PP, Pablo Casado, ha cargado contra Pedro Sánchez, acusándole de dejar “atrás a millones de familias en plena ola de calor”

No solo la oposición ha criticado con dureza al Ejecutivo. También socios parlamentarios como ERC y Compromís han salido en tromba contra la actual situación de precios. Exigieron a Sánchez que tome medidas, como por ejemplo intervenir el mercado, y lograr un abaratamiento de los precios.

Una nueva boca del volcán de La Palma genera una colada que arrasa el cementerio de Las Manchas

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes