Política

Almeida va por delante de Díaz Ayuso en la carrera por la presidencia del PP de Madrid

El alcalde ha cerrado el apoyo de la mayoría de distritos de la capital y también de algunos municipios de la Comunidad. La presidenta autonómica aún no ha movido ficha

Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Martínez Almeida tras las elecciones municipales y autonómicas.
photo_camera Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado y Martínez Almeida tras las elecciones municipales y autonómicas.

El PP de Madrid tiene pendiente, desde la abrupta salida de Cristina Cifuentes en 2018, la elección de un nuevo presidente del partido, que entretanto encabeza Pío García Escudero. Isabel Díaz Ayuso tiene enfrente un contrincante interno en la pugna por el poder orgánico, que empieza a sacarle cierta ventaja: José Luis Martínez-Almeida

Por lo pronto, el congreso regional del PP de Madrid seguirá esperando. En el partido ahora se habla de finales de este año, o incluso en 2022, precisamente en vísperas del congreso nacional, y cuatro años después de la elección de Pablo Casado frente a Soraya Sáenz de Santamaría.

Mientras tanto, ha empezado a librarse la batalla por el liderazgo en Madrid, con los dos contendientes mencionados: el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, otro personaje políticamente en alza.

El entorno de la presidenta madrileña despierta recelos en Génova. A eso se añade que Martínez-Almeida se ha movido de forma discreta para evitar que Díaz Ayuso se haga con el control del partido. Casado quiere evitar un conflicto y no descarta que una tercera figura -ni la presidenta ni el alcalde- presida el PP madrileño.

Almeida va por delante

Fuentes del partido en Madrid consultadas por Confidencial Digital afirman que, en la carrera por la presidencia, Almeida va por delante en este momento. Se ha trabajado con cuidado y mimo su propio territorio, la capital, donde ha conseguido los máximos apoyos. Una labor en la que, aseguran, ha tenido un papel destacado su jefe de gabinete, Ángel Carromero.

El alcalde de Madrid, más próximo a la dirección nacional del PP desde que ha sido nombrado portavoz del partido, quiere asegurar un reparto del control de las listas electorales al Ayuntamiento, que se elaboran en la dirección del partido en Madrid. 

Martínez-Almeida ha propuesto una tercera vía: aupar a Ana Camins, secretaria general del PP madrileño, a la presidencia de la formación regional, para que las listas electorales no dependan solo de Ayuso.

El partido en la capital representa en torno al 40-45% del total regional. En cuanto al resto, es decir, localidades y pueblos, en principio Isabel Díaz Ayuso debería tener ahí mayores opciones, pero el alcalde ha logrado también adhesiones en municipios importantes ante la ofensiva “distrito a distrito” desplegada por Carromero.

No a la bicefalia

En Génova dan por seguro que la decisión final sobre quién será el candidato para esa presidencia la tomará Pablo Casado. Aunque, eso sí, teniendo en cuenta la posición de los dos personajes en liza.

El vídeo del día

Finaliza la misión de la sonda de calor interno de Marte

Fuentes del partido conocedoras de estos equilibrios de poder aseguran a ECD que el sector de Díaz Ayuso no se está moviendo. Se apoyan en la popularidad de la presidenta, y en que en el resto de autonomías, como Murcia, Andalucía y Galicia, la dirección nacional ha apostado por el presidente autonómico. 

Otro dato que se maneja es la mala experiencia que significó la bicefalia con Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz Gallardón.

Desconfianza sobre MAR

Por ahora, Díaz Ayuso esconde sus cartas. Guarda silencio y no desvela qué es lo que quiere, ni tampoco comenta la propuesta de la tercera vía. Fomenta una personalidad propia y se ha puesto rápidamente en el disparadero con un liderazgo nacional con tanto protagonismo como el de Casado.

Fue candidata por una apuesta personal del líder del PP, pero la desconfianza se abre paso entre los miembros de la dirección nacional del partido. En Génova admiten en privado que dudan de Miguel Ángel Rodríguez, jefe de gabinete de Ayuso, a quien se le atribuye un intento de construir en torno a la líder madrileña una alternativa al liderazgo de Casado.

Prueba de ello es que la presidenta madrileña sigue potenciando un perfil propio, con viajes fuera de Madrid, a Aragón o Cataluña, y se mueve también a la interna cultivando sus relaciones para evitar las tiranteces con el aparato. 

En su entorno reconocen a Confidencial Digital que “espera midiendo sus movimientos. Considera que está en un buen momento porque ha salido bien su plan para la segunda ola de la pandemia”. Y advierten también de que “la pugna por el poder orgánico en Madrid no ha hecho más que empezar”.

Un congreso “sangriento”

En el caso de Madrid, la dirección nacional ha evitado un pronunciamiento en favor de la presidenta de la Comunidad. “Serán los afiliados los que elijan a su líder”, fue la evasiva respuesta del secretario general, Teodoro García Egea, cuando se le preguntó por este asunto.

De todas formas, fuentes de Génova aseguran que Pablo Casado no tolerará en Madrid un congreso “sangriento” entre Isabel Díaz Ayuso y Almeida. Si se vislumbrara un escenario de este estilo optará por una tercera vía, un tercer candidato.

Fuentes próximas al presidente nacional aseguran a ECD que “Casado tiene la fórmula clara”. Traslada en privado que “la batalla de Madrid no le preocupa lo más mínimo y que, cuando llegue el momento, se sentará con ellos y decidirán”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?