Política

Los mecánicos que acuden a los cuarteles para reparar los Aníbal constatan que las tuercas se aflojan, el chasis se rompe y las ruedas salen disparadas

Los vehículos Aníbal del Ejército no despiertan demasiado entusiasmo entre los militares. Todo lo contrario. Muchos se quejan de “graves fallos” que ponen en entredicho la seguridad y la integridad de quienes los tripulan.

Los todoterrenos Aníbal, que fabrica la empresa Santana en su factoría de Jaén, están recibiendo todo tipo de críticas y quejas de los militares que los utilizan a diario.

Según fuentes consultadas por El Confidencial Digital, los defectos de fábrica son evidentes y es por ello que trabajadores de Santana visitan diariamente acuartelamientos militares donde disponen de ejemplares del Aníbal para repararlos.

Este vehículo ligero fue elegido en 2004 como todoterreno oficial del Ejército de Tierra, despertando así la polémica ya que el modelo era el “último de la lista que barajaba Defensa” (en aquel entonces con José Bono al frente del Ministerio).

A pesar de que el vehículo fue calificado por los expertos del Ejército de Tierra como el que tenía “peores condicionesde entre todos los modelos que se barajaban, Defensa autorizó su compra.

Los militares que los utilizan a diario aseguran que el vehículo “ha pasado muy mal la fase de pruebas”, y que cuenta con numerosos defectos de fabricación.

Los fallos más comunes, según expertos de las Fuerzas Armadas consultados por ECD, son el aflojamiento de tuercas, fallos de conexión en el sistema eléctrico, roturas del chasis, ruedas que salen despedidas cuando el vehículo está en marcha y falta del medidas de seguridad, como no poseer cinturones para los pasajeros.

Entre los miembros del Ejército de Tierra que trabajan a diario con un Anibal, son comunes los comentarios de que el vehículo puede llegar a causar “accidentes graves”.

De hecho, en distintas bases ya se han producido algunos percances que han puesto en entredicho la seguridad de los tripulantes de estos todoterrenos.

Hay que recordar, tal y como informaba ECD hace un mes –ver noticia-, que el Ejército de Tierra dio orden a los acuartelamientos de que deberían reservar el uso de los Anibal únicamente al interior de las bases militares y a una “velocidad máxima de veinte kilómetros por hora”. Pues bien, como decimos, en los acuertelamientos también ha habido algunos ‘sustos’ con estos vehículos.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?