Política

Pablo Iglesias, al resto de ministros: “Voy contra todos para defenderme de la persecución por el caso Dina”

La respuesta de la parte socialista del Gobierno ha sido tajante: “Entonces, aguanta el chaparrón tú solo”

Juan Carlos Campo, María Jesús Montero, Pablo Iglesias y José Luis Ábalos.
photo_cameraJuan Carlos Campo, María Jesús Montero, Pablo Iglesias y José Luis Ábalos.

Pablo Iglesias no va a dar un paso atrás en su estrategia de acoso y señalamiento de periodistas. Así se lo ha trasladado al resto de los miembros del Gobierno, a quienes ha advertido abiertamente de que “va a ir por todas” para defenderse de los ataques de la prensa por el caso Dina.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, el malestar con Iglesias es mayúsculo en el sector socialista del Gobierno. Y no solo por sus ataques a los medios de comunicación de los que ya se han desmarcado varios ministros en los últimos días.

También ha indignado que utilice la sala de prensa de la Moncloa para defenderse de sus problemas judiciales en el caso Dina y por cuestionar a las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil. Tampoco se comparte su exigencia de una comisión de investigación sobre el rey Juan Carlos I en un momento crítico para la Corona en el que Pedro Sánchez trata de proteger la figura de Felipe VI.

“Voy a ir a por todos para defenderme”

Hay que recordar que Pablo Iglesias se envalentonó en su campaña contra la prensa el pasado martes, delante de otros tres ministros del PSOE; la portavoz, María Jesús Montero; el de Transportes y número tres de los socialistas, José Luis Ábalos; y el de Justicia, Juan Carlos Campo. Ninguno de ellos recriminó al vicepresidente su actitud.

Fuentes del Gobierno revelan ahora a ECD que la inmensa mayoría del Consejo de Ministros estaba avisado. Iglesias ha advertido al resto de miembros del Ejecutivo de sus intenciones: “voy a ir a por todos los que me ataquen para defenderme por el caso Dina”, ha comunicado incluso Iglesias al equipo de Pedro Sánchez.

“Pablo tiene decidido que su mejor defensa va a ser un buen ataque y, mientras tanto, consigue desviar el tiro durante unos días. Se ve complemente acorralado por la situación y ese mensaje lo ha dejado bien claro en La Moncloa y a sus compañeros de gabinete”, aseguran en el equipo de uno de los ministros socialistas más destacados.

“Entonces, aguanta el chaparrón tú solo”

Mientras tanto, la respuesta de la parte socialista del Gobierno a los planes del vicepresidente ha sido inmediata.

Según las fuentes consultadas por ECD, los ministros del PSOE no comparten esa actitud constante de confrontación. Además, explican, un asunto personal acaba perjudicando a toda la acción del Ejecutivo en su conjunto.

Así, el mensaje que le han hecho al líder de Podemos ha sido claro: “Si esa va a ser tu estrategia de defensa, entonces, aguanta el chaparrón tú solo”.

Monopoliza las apariciones del presidente

Por si esto fuera poco, la ofensiva de Pablo Iglesias también inquieta enormemente en La Moncloa, según reconocen a Confidencial Digital fuentes próximas al entorno del jefe del Ejecutivo.

Los problemas judiciales del vicepresidente, sus ataques a la prensa y su descalificación constante de las instituciones del Estado comienzan a convertirse en un verdadero problema para Sánchez, que ve cómo la agenda personal del líder de Podemos prima en las ruedas de prensa que él ofrece como presidente del Gobierno.

Sánchez fue preguntado este miércoles por las declaraciones de Iglesias en las que ha abogado por “naturalizar” el insulto a los políticos y los periodistas. Y, sin desautorizarlo, eludió respaldarlo. “Este es un Gobierno que defiende la libertad de prensa”, señaló, añadiendo que él ha tenido “buenas valoraciones” de los medios de comunicación y también, más frecuentemente, “muy negativas”, y nunca hizo comentarios sobre ello. “Si no lo hago sobre mí, no lo hago sobre los demás”, zanjó.

Se lanzan a  la “Operación Torniquete”

El malestar de los ministros del PSOE ha sido expresado con claridad en los últimos días por la titular de Defensa, Margarita Robles. “No comparto con Pablo Iglesias el que él justifique los insultos”. Añadió que en una sociedad democrática “los insultos no pueden ser nunca justificables ni en las redes ni en ninguna parte”, para terminar concluyendo que “los medios de comunicación son el oxígeno de la democracia”.

Pero no ha sido solo Robles. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha marcado distancias con Iglesias. Aseguró que el Ejecutivo “respeta a los medios, tanto cuando nos son proclives como cuando no lo son” y señaló que lo afirmado por el líder de Unidas Podemos es solo “su opinión”.

La titular de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, también defendió que la libertad de expresión se ejerza “con respeto hacia las personas”, sea cual sea su opinión. Porque España es una democracia y por ello se tiene que “garantizar que todo el mundo tiene libertad de expresarse”.

En un departamento dirigido por un ministro socialista aseguran que se han lanzado a lo que han calificado internamente entre ellos como la ‘Operación Torniquete’, para “salir a taponar cualquier herida provocada por Iglesias antes de que se convierta en una sangría”. Avisan de que la ofensiva del vicepresidente no ha hecho más que empezar.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable