Política

El pacto secreto Sánchez-Ayuso: no nos hagamos daño en los medios

Durante la entrevista en la Puerta del Sol, Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez acordaron una “tregua mediática” entre Moncloa y la Comunidad de Madrid

Reunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.
photo_cameraReunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso acaban de aparcar el enfrentamiento que ha caracterizado la relación política entre ellos, para sentar las bases de una colaboración institucional reforzada en la lucha contra la pandemia. Pero sus equipos han alcanzado también otro pacto secreto: darse una tregua en los ataques a través de los medios de comunicación.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Con Madrid en situación crítica por el aumento de contagios, Sánchez y Ayuso se reunieron este lunes en la Puerta del Sol, en la sede del Gobierno regional, para coordinar las actuaciones de las dos administraciones ante la segunda oleada del coronavirus.

Acordaron crear un “Grupo Covid, que se reunirá semanalmente, para planificar una respuesta unitaria contra la pandemia”. No ha pasado por alto el nombre elegido para este equipo de trabajo: “espacio de cooperación”.

Díaz Ayuso llegó a asegurar incluso que supone un “punto y aparte”.  Y Sánchez afirmó que “esta es una batalla epidemiológica, no ideológica” y que ambos gobiernos han dado un “paso importante”.

Negociación Iván Redondo-MAR

Según revelan a Confidencial Digital fuentes del entorno más cercano a Isabel Díaz Ayuso, el trasfondo de esta entente es otro pacto forjado en la sombra, tan importante si cabe como el anunciado públicamente por los dos dirigentes a nivel político. Ha sido rubricado por sus jefes de gabinete: Iván Redondo (Sánchez) y Miguel Ángel Rodríguez (Ayuso).

En la Moncloa y en la Comunidad de Madrid reconocen, a partes iguales, que la gran guerra en los últimos meses ha sido la de “ganar la batalla de la opinión pública” entre el Gobierno de la nación y el principal poder autonómico del PP.

ECD ha podido confirmar, por fuentes de toda solvencia, que Redondo y MAR aprovecharon el encuentro de una hora entre Sánchez y Díaz Ayuso para negociar en privado, en una sala contigua, una “tregua mediática” entre ambos gobiernos.

Ambos jefes de gabinete se conocen desde hace años, en sus entornos aseguran que se llevan bien, y además son expertos en imagen y comunicación política.

Duros ataques en ambas direcciones

En este pulso por no perder la batalla de la opinión pública se han situado, por un lado, Iván Redondo, el jefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, y por otro, Miguel Ángel Rodríguez, el encargado de hacer de Isabel Díaz Ayuso el ‘rompeolas’ contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Hasta el momento, esta “guerra soterrada” explica por qué, oficialmente y de cara a la opinión pública, tanto en el Gobierno central como en la Comunidad de Madrid se habla de “perfecta coordinación”, “decisiones consensuadas” y “agradecimiento mutuo”, al tiempo que aparecen en los medios de comunicación portadas e informaciones atribuidas a “fuentes” de alto nivel.

Algunas de estas filtraciones han destacado los retrasos deliberados en las medidas por parte del Gobierno central, intenciones de cerrar Madrid que luego han sido desmentidas o constantes mensajes en medios afines al Gobierno y en RTVE denunciando los recortes en la sanidad pública madrileña del PP como una de las causas de la situación actual.

En el PP de Madrid no han dudado en “situar a Iván Redondo detrás de todos estos intentos de culpabilizar a Isabel Díaz Ayuso de la crisis” para lograr dos objetivos: uno, debilitar al Gobierno autonómico que más visibiliza que otra política es posible; y dos, quitarse de encima la responsabilidad de haber actuado tarde en la crisis sanitaria.

Abandonar la dinámica del enfrentamiento

En la Comunidad de Madrid y en La Moncloa explican a Confidencial Digital que Redondo y Rodríguez son conscientes de que “este es un momento crucial para el país”, y que de los aciertos y errores -y de cómo se vendan ante la opinión pública- dependerá lo que pase después, tanto para el PSOE y Podemos como para el PP a nivel nacional.

Para ello, los dos jefes de gabinete coinciden en que “Sánchez y Ayuso deben abandonar por un tiempo la dinámica del enfrentamiento, salir del marco ganador-perdedor”.

Darse una “tregua temporal” en los medios

Consideran que esta situación debe entenderse durante unas semanas como una emergencia de salud pública y no como una guerra política. Y eso pasa, fundamentalmente, por dejarse de hacer daño mutuamente a través de los medios. Al menos, de manera temporal. Creen que ya habrá tiempo después para la batalla política.

También han tenido en cuenta para firmar esta “tregua mediática” el hartazgo de una ciudadanía a la que cada día se le exige un esfuerzo nuevo y que no ve ninguna contrapartida por parte de los políticos.

Ambas partes reconocen que la epidemia está descontrolada en la Comunidad de Madrid y la competencia es de Ayuso, pero Madrid es la capital de España y su responsable es por tanto también Pedro Sánchez. Así que han concluido que ahora “deben compartir responsabilidad por el bien de todos y por la imagen al exterior”.

Rueda de prensa conjunta muy calculada

Fuentes de la Comunidad de Madrid destacan a ECD que el “alto al fuego” que han pactado los presidentes, y que sus equipos ya habían preparado previamente, se selló en una rueda de prensa conjunta en la Puerta del Sol con una “escenografía digna de una cumbre bilateral, con 14 banderas de España y otras tantas de Madrid”.

Este tipo de gestos de comparecencias conjuntas es algo que ha sucedido en otros países, e incluso en Administraciones españolas como el Ayuntamiento de Madrid, pero que aún no había ocurrido entre el presidente del Gobierno y un líder autonómico.

La decisión, pactada también por los jefes de Gabinete, Iván Redondo y Miguel Ángel Rodríguez, implica un giro en el ambiente de tensión vivido en las últimas semanas.

El propio Pedro Sánchez despidió su comparecencia enfatizando que “la colaboración y la coordinación es la única vía a seguir, la que hemos seguido estos días”. Por si fuera poco, quiso manifestar que “los que busquen confrontación, aquí no la van a encontrar”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?