Política

Pedro Sánchez anunciará la apertura de playas y piscinas para el 25 de mayo

Se reserva la comunicación, como ya hizo con las salidas de los niños y el deporte. El comité científico de Moncloa se basará en el informe del CSIC que concluye que el contagio es “muy poco probable”

La Policía Local de Alicante vigila la playa de Alicante.
photo_camera La Policía Local de Alicante vigila la playa de Alicante.

Con la llegada del buen tiempo y las temperaturas altas, millones de españoles se encuentran a la espera de que el Gobierno autorice ya el baño en playas y piscinas, pero sobre todo de cara al verano, pese al coronavirus. Moncloa tiene decidido ya dar ese permiso, que solo está pendiente de las últimas revisiones del Ministerio de Sanidad. Pedro Sánchez se ha reservado ese anuncio, que protagonizará personalmente en los próximos días.

En años anteriores, el 15 de mayo era la fecha de apertura de las primeras piscinas municipales y de comunidades de vecinos. Pero este año el Covid-19 ha sembrado de incertidumbre esa decisión, así como sobre la apertura de las playas.

El plan del Gobierno contempla en la Fase 3, a partir del 8 de junio, abrir el comercio con un 50% del aforo y distancia mínima de dos metros, y suavizar las restricciones en restaurantes y locales. Es en esta tercera y última fase de la transición a la “nueva normalidad” cuando Sánchez situó hace dos semanas la “apertura de las playas”.

Se debatirá en el comité científico

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras del plan de desescalada, el comité científico que se reunirá este sábado con Pedro Sánchez en Moncloa va a tener en cuenta el informe del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, difundido el pasado jueves, sobre el comportamiento del Covid-19 en el agua y en la arena.

El estudio del CSIC, basado en el conocimiento que se tiene hasta el momento sobre el coronavirus, concluye que la infección por contacto con el agua para el baño de condiciones estándar es “muy poco probable”, siempre que se respeten las medidas de distanciamiento social.

Permitir el baño a partir de la fase 2

Así las cosas, según ha podido confirmar ECD por fuentes con acceso a La Moncloa, Sánchez se reserva hacer él el anuncio del adelanto: se permitirá la apertura de playas y piscinas para el baño a partir del próximo 25 de mayo, cuando se inicie la fase 2 de la desescalada. Por tanto, dos semanas antes de lo previsto en el plan inicial del Gobierno.

El presidente protagonizará el anuncio poco después de recibir este estudio científico, solicitado expresamente al CSIC por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) y la Secretaría de Estado de Turismo. Una decisión que mantiene en vilo al conjunto de la población en vísperas de las vacaciones de verano.

Por el momento, el acceso a las playas está limitado al paseo por la arena y a la práctica de deportes acuáticos. Se tiene en cuenta que será una “apertura controlada”, porque se mantendrá la prohibición de viajar entre provincias hasta finales de junio, con lo que los bañistas serán de momento únicamente locales.

Una vez más, Sánchez se reserva la comunicación de las medidas “positivas” y con más impacto de la desescalada, como ya hizo con el anuncio de la salida de los niños y los paseos y el deporte de los adultos.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

Los desinfectantes inactivan el Covid-19

El informe del CSIC subraya que tanto en piscinas como en playas o ríos, o cualquier otra zona de baño natural, la principal vía de transmisión del virus es la tos y los estornudos y el contacto de persona a persona. De ahí que deban mantenerse las recomendaciones de distanciamiento social mínimo e higiene, especialmente ante posibles aglomeraciones o si se comparten objetos de uso común en estos espacios.

En el caso de las piscinas y los spa, el uso de agentes desinfectantes -ya ampliamente implantado para evitar la contaminación microbiana de las aguas por la afluencia de usuarios- debería ser suficiente para la inactivación del virus.

Además, los aerosoles generados en un balneario o en una instalación de aguas medicinales tendrán las mismas características de desinfección que las aguas de baño de estas instalaciones.

En zonas de sauna o baños de vapor, se espera que, debido a la alta temperatura del ambiente (superior a los 60ºC), la supervivencia del virus se vea reducida.

El agua del mar disminuye la carga viral

En lo relativo al agua del mar, el informe sostiene que, aunque actualmente no existen datos sobre la persistencia del virus en el agua salada, el efecto de dilución y la presencia de sal son factores que probablemente contribuyan a una disminución de la carga viral y a su inactivación, por analogía a lo que sucede con virus similares.

En las piscinas, la presencia de cloro en las aguas es también un factor que elimina el virus.

En cambio, el baño está menos aconsejado en ríos, lagos, pozas de agua dulce y no tratada, porque en ellos la supervivencia del virus es mayor que en piscinas o agua salada. En estos casos, el informe apunta además a extremar las medidas de precaución para evitar aglomeraciones.

Prevalencia del virus en la arena

Otros de los factores que aborda el estudio es la prevalencia del virus en la arena de playas o riberas.

Según indica el informe, aunque no existen estudios experimentales al respecto, se trabaja con la hipótesis de que la acción conjunta de la sal del agua de mar, la radiación ultravioleta solar y la alta temperatura que puede alcanzar la arena, facilitan la inactivación de los agentes patógenos.

En este sentido, recuerda que cualquier forma de desinfección de la arena de la playa debe ser respetuosa con el medio ambiente, e indica que no es recomendable su desinfección con los procedimientos habituales para espacios públicos urbanos.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable