Política

La preocupación por la irrupción de Vox marca el 40º aniversario de la Carta Magna

Pedro Sánchez con zapatos de plataforma y sin su mujer, Susana Díaz arropada por sus diputados, Rajoy no se quedó al cóctel

El Congreso de los Diputados durante el acto por el 40º aniversario de la Constitución.
photo_cameraEl Congreso de los Diputados durante el acto por el 40º aniversario de la Constitución.

El acto para la celebración del 40º aniversario de la Constitución estuvo marcado ayer por la preocupación de los poderes del Estado ante la irrupción de Vox en el panorama político.

Así lo constató Confidencial Digital entre los asistentes al acto en la Cámara Baja. Se encontraban la Familia Real al completo, el presidente del Gobierno y su Consejo de Ministros, los presidentes del Tribunal Constitucional y del Supremo, diputados y senadores (a excepción de los de PDeCAT y ERC) y presidentes autonómicos, además de los parlamentarios de la I legislatura y los padres de la Carta Magna.

En los corrillos que se formaron antes y después de los discursos de Ana Pastor y de Felipe VI se escuchaba sobre todo una palabra: Vox. O, en su defecto, populismo y ultra derecha.

El efecto que ha causado ese partido tras su sorprendente resultado en las elecciones andaluzas persistía cuatro días después, cuando los pactos post electorales todavía no estaban claros, como a día de hoy.

Susana Díaz

Así lo puso de manifiesto Susana Díaz, que comentaba a los diputados y senadores andaluces que "no esperaba" celebrar el 40º aniversario de la Constitución "de esta manera", habiendo perdido 14 escaños en el Parlamento andaluz.

Díaz estuvo arropada durante todo el acto por el bloque de parlamentarios andaluces, mientras que tan sólo intercambió unas pocas palabras con el resto de compañeros de partido, y, llamativamente, ninguna con los ministros y con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez.

En cambio, sí que fue buscada por políticos de otros partidos, en especial del PP y Ciudadanos, que le preguntaban por qué rumbo va a tomar el PSOE andaluz.

Mariano Rajoy y Zapatero

El regreso de Mariano Rajoy al Congreso también generó expectación. Era la primera vez que acudía a la Cámara Baja tras ser derrotado en la moción de censura.

Fue el ex presidente más aplaudido, por las casi mil personas concentradas en la Carrera de San Jerónimo. El más abucheado fue Pedro Sánchez.

Rajoy acudió acompañado de la ex secretaria de Estado de Comunicación, Carmen Martínez Castro. Los dos abandonaron el Congreso en cuanto terminaron los actos, sin participar en el cóctel.

Rajoy tampoco saludó a demasiados asistentes. Acudió enseguida al asiento reservado para los ex presidentes, delante de la bancada derecha del hemiciclo. Con quien más habló fue con José Luis Rodríguez Zapatero. Comentaron el discurso de Ana Pastor y el del rey durante unos minutos. Después, Rajoy abandonó la celebración.

Apenas intercambió unas breves palabras con Felipe González y con José María Aznar.

Los ministros

Los ministros llegaron por separado a la Cámara Baja, y accedieron por entradas distintas.

Mientras que Josep Borrell y Fernando Grande-Marlaska eligieron la de la Carrera de San Jerónimo, Margarita Robles, Magdalena Valerio o Teresa Ribera prefirieron la de la calle Cedaceros, bastante más discreta.

Marlaska fue abucheado por las personas concentradas a la entrada del Congreso, que le increparon al grito de "sinvergüenza".

Por su parte, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, accedió por la Carrera de San Jerónimo pero se equivocó, y en lugar de dirigirse a la carpa levantada para recibir a los invitados, caminó hacia el lateral. Al momento, los servicios de protocolo le indicaron que debía entrar en la carpa. La ministra dio la vuelta y obedeció.

Durante el discurso de Felipe VI, protagonizó otra anécdota: hubo un momento en el que notó cómo vibraba su móvil, que se encontraba en su bolso. Para evitar que se oyera, estuvo cerca de un minuto buscando el teléfono para silenciarlo por completo.

La titular de Defensa, Margarita Robles, fue la ministra más callada: se encuentra afónica, debido a que se resfrió durante su visita a la base militar del Ejército en Kabul (Afganistán). Lo explicaba por señas a quienes se dirigían a ella, trasladándoles que no era capaz de articular palabra.

Anécdotas

--Los zapatos de Pedro Sánchez fueron muy comentados a su llegada al Congreso. En lugar de mocasines, calzaba unos zapatos de cordones azules y de terciopelo, que tenían unos centímetros de plataforma.

--También suscitó comentarios la ausencia de su mujer, Begoña Gómez. Ministros del PSOE afirmaron en corrillos que esperaban su presencia. Los servicios de protocolo aludieron a problemas de aforo.

--Los diputados de Unidos Podemos no aplaudieron en ningún momento los discursos de Ana Pastor y de Felipe VI. Sí se pusieron en pie cuando el rey finalizó, pero no hicieron amago de unirse a la ovación.

--Aunque no aplaudiera, Pablo Iglesias permaneció muy atento a las palabras de la presidenta del Congreso y del monarca. A diferencia de sus compañeros de grupo, no miró el móvil en ningún momento y escuchó con máximo interés sus intervenciones.

--Los miembros de Unidos Podemos abandonaron el Congreso en cuanto finalizó el acto, sin quedarse al cóctel, ya que a las 13h tenían previsto asistir a un evento a favor de la república. Sin embargo, los jefes de prensa de Pablo Iglesias y de otros diputados sí que permanecieron en el Salón de Pasos Perdidos disfrutando del aperitivo.

--Cuando Pablo Iglesias abandonaba el hemiciclo, se cruzó con la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Ambos se miraron pero no se dirigieron la palabra.

--Los invitados más jóvenes al acto fueron los hijos de la diputada 'popular' por Albacete Carmen Navarro. Los niños, de 7 y 5 años, estuvieron presentes con su padre y quedaron muy impresionados por la presencia de los reyes y por los agentes de Policía que formaban parte del dispositivo de seguridad. Se hicieron fotos con algunos de ellos.

--Miquel Roca disfrutó especialmente cuando Felipe VI citó en su discurso a Gabriel Cisneros. Más tarde, confesó que aquel padre de la Constitución fue muy amigo suyo y que guarda un recuerdo muy grato de él.

--Otro progenitor de la Carta Magna, Miguel Herrero de Miñón, confesaba, a juristas presentes, su "temor" a que Ana Pastor no le citara durante su intervención. La presidenta del Congreso terminó incluyendo citas suyas, con lo que Herrero quedó finalmente aliviado.

--Al rey Juan Carlos I le costó reconocer a Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo en funciones. Nada más salir del coche oficial y tras saludar al resto de la Familia Real, el monarca emérito fue saludando a Ana Pastor, Pío García-Escudero, al presidente del TC, Juan José González Rivas, y a Lesmes. El rey tuvo un momento de duda y a los pocos segundos cayó en la cuenta de quién era, saludándole con efusividad.

--José Luis Ábalos y Nadia Calviño fueron los primeros miembros del Gobierno en abandonar el cóctel. El titular de Fomento afirmó a compañeros de partido sentirse "muy preocupado" por el resultado de las elecciones andaluzas. Calviño estuvo conversando con la vocal del CGPJ Nuria Díaz Abad, presidenta de la Red Europea de Consejos de Justicia. Ambas se conocen por sus frecuentes estancias en Bruselas y mantienen una muy buena relación.

--Meritxell Batet pasó bastante tiempo conversando animadamente con el ex presidente extremeño Francisco Rodríguez Ibarra, quien le manifestó su preocupación por la situación de la línea ferroviaria de la comunidad autónoma.

--Dolores Delgado pasó la mayor parte del aperitivo charlando con Zapatero, quien le animó a seguir adelante con su gestión al frente del Ministerio de Justicia e incluso le zarandeó cariñosamente, cogiéndole de los hombros. Su amigo, el ex juez Baltasar Garzón, permaneció apenas unos minutos en la Cámara Baja.

--La fiscal general del Estado, María José Segarra, fue saludada con efusividad por varios diputados y senadores socialistas. También charló con la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat. Hablaron durante casi un cuarto de hora sobre la situación de la Justicia en Cataluña.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo