Política

A cambio de la investidura de Rajoy

La presidencia del Congreso para Ciudadanos

El PP ofrecerá a Albert Rivera que designe el candidato. Nacho Prendes es el nombre que se maneja en C’s. Micaela Navarro es la apuesta del PSOE

Albert Rivera y diputados de C´s en el Congreso.
photo_camera Albert Rivera y diputados de C´s en el Congreso.

Faltan todavía 37 días para las elecciones generales, pero en el PP ya preparan las negociaciones que tendrán lugar tras el 26 de junio. A diferencia del 20-D, el partido tendrá listas propuestas concretas para lograr un acuerdo con Ciudadanos. Una de las principales será ofrecer la presidencia del Congreso.


Según explican a El Confidencial Digital fuentes próximas a Presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy volverá a repetir, después del 26-J, la oferta que realizó el pasado mes de diciembre: la formación de una gran coalición entre los tres partidos moderados --PP, PSOE y Ciudadanos- que garantice la estabilidad del país.

La diferencia ahora es que, tras el previsible “no” de Sánchez, el presidente en funciones se centrará en cerrar un acuerdo con Rivera de cara a la investidura. Y, para ello, realizará diferentes propuestas al líder de Ciudadanos, tanto programáticas -reforma de la Constitución y de la ley electoral- como de cargos.

En este contexto se ofrecerá a la formación naranja la presidencia del Congreso.

El PP tendrá mayoría en la Mesa

Desde el PP y Moncloa explican que, en el reparto de puestos en la Mesa del Congreso, el partido podría plantearse a priori ofrecer la presidencia al PSOE. No obstante, la oposición de Pedro Sánchez a sentarse a negociar con los populares y apoyar después -con voto a favor o abstención- la investidura de Rajoy convierte en inviable esa opción.

Ciudadanos, por tanto, es el elegido por el PP para ofrecer la presidencia del Congreso que, con un parlamento fraccionado, no está ni mucho menos asegurada para el partido más votado, tal y como sucedió tras el 20-D con la elección de Patxi López.

Rajoy, de esta forma, pretende adelantarse a un nuevo pacto entre PSOE y Ciudadanos garantizando al partido de Rivera la elección de un representante naranja como presidente de la Cámara. A cambio, el PP pedirá, además del apoyo de investidura, detentar mayoría en la Mesa al ser el partido más votado. Pedirá tres representantes.

El resto de partidos -PSOE, Ciudadanos y Podemos- obtendrían dos representantes en la Mesa, por lo que el PP se aseguraría, con sus votos y los de C´s, vetar la formación de grupos propios a las confluencias de Podemos, pese al hipotético apoyo de los socialistas a esa iniciativa.

Ciudadanos piensa en Nacho Prendes

En los grupos parlamentarios implicados en este reparto -PP, PSOE y Ciudadanos- ya se comenta en privado la posibilidad de una “presidencia naranja” del Congreso. No obstante, todos insisten en dejar claro que “no hay nada hablado” de manera formal y que habrá que esperar a después del 26 de junio para negociar estas cosas.

Pese a ello, en el partido de Albert Rivera ya piensan en quién estaría en condiciones de ocupar ese puesto. El nombre que más suena es el del diputado por Asturias Nacho Prendes.

El vídeo del día

Serrano (PP) critica la visita de Pedro Sánchez al Hospital de La Paz.

Actual secretario segundo en la Mesa del Congreso, el ex miembro de UPyD es, junto a la secretaria tercera, Patricia Reyes, el diputado de Ciudadanos que mejor conoce el órgano de Gobierno de la Cámara Baja.

Su elección, además, tal y como reconocen desde C´s, no supondría “un movimiento de sillas” con otros compañeros, asignados para otros puestos de responsabilidad dentro del grupo o de las diferentes comisiones.

El PSOE propondrá a Micaela Navarro

El PSOE, por su parte, es consciente, desde que se disolvieron las Cortes, de la dificultad de los socialistas en repetir presidencia del Congreso en una nueva legislatura. El crecimiento de Ciudadanos y su propia pérdida de escaños, provocada por el pacto Podemos-IU, vaticinan un escenario más que complicado para los socialistas.

Por ese motivo, como ya se contó en estas páginas, ni Patxi López quiere volver a aspirar al cargo, ni en Ferraz apuestan por la continuidad del ex lehendakhari al frente del órgano de gobierno de la Cámara Baja. Sin embargo, Pedro Sánchez no renuncia a presentar su propio candidato, aunque solo sirva para presionar a Ciudadanos en sus negociaciones con el PP.

El nombre elegido por el PSOE es el de Micaela Navarro, actual vicepresidenta segunda del Congreso y presidenta del Partido Socialista. Un puesto, este último, que será utilizado por el PP para cargar contra su candidatura.

Los populares sostendrán que la imparcialidad que, a priori, debe tener el presidente del Congreso, quedaría muy comprometida si ese cargo lo ostentara la presidenta de un partido político. Un razonamiento que también comparte Ciudadanos y que, de hecho, facilitará el acuerdo que el PP busca con el partido de Albert Rivera.

La posibilidad de un gobierno PP-C´s

El pacto entre el PP y Ciudadanos para la presidencia del Congreso y para la investidura de Mariano Rajoy se sustentará, tal y como se ha dicho anteriormente, en una alianza programática para sacar adelante una serie de reformas.

Con estos mimbres, ninguno de las dos partidos descarta la formación de un gobierno de coalición, con la entrada de representantes de C´s en el Ejecutivo.

De hecho, el propio Albert Rivera, que antes del 20-D rechazaba entrar en ningún gobierno que él no presidiera, cambió de opinión a finales de la legislatura pasada y se ofreció a formar parte de un Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. Si ahora vuelve a proponer lo mismo al PP, Rajoy y los suyos están dispuestos a aceptarlo.


Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes