Política

El PSOE presiona a TVE para que cambie la fecha del debate y lo haga coincidir con el de Atresmedia

El movimiento persigue boicotear el encuentro en Antena 3 y laSexta y evitar la dura imagen de un atril vacío (el socialista) en el grupo privado

Pedro Sánchez, en el debate a cuatro.
photo_cameraPedro Sánchez, en el debate a cuatro.

Televisión Española llevaba semanas anunciando para el próximo lunes 22 un debate a cuatro en La 1 con los principales candidatos a la presidencia del Gobierno de los partidos con representación parlamentaria: PP, PSOE, Ciudadanos y Unidas Podemos. De repente, este miércoles ha filtrado que ahora baraja dos fechas: el citado 22… o el día 23.

Según ha sabido Confidencial Digital, la causa de esta revisión en el día del debate es la presión que ha comenzado ejercer el PSOE sobre la Corporación para que retrase la cita al martes 23. Y es que la decisión de Pedro Sánchez de acudir solamente al debate en TVE, tras la resolución de la Junta Electoral que deja fuera a Vox del debate a cinco de Atresmedia, lo ha puesto en una tesitura.

Atresmedia se ha apresurado a dejar claro que, a pesar del anuncio de Pedro Sánchez, mantiene su propuesta de debate para el día 23, reduciendo a cuatro los invitados. “Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera ya han confirmado su presencia y mantenemos la invitación al candidato del PSOE”, advertía la nota del grupo de comunicación.

Si el presidente interviene el lunes en TVE y no acude al encuentro del martes, el atril socialista va a quedar vacío. Según ha confirmado ECD, Atresmedia no va a aceptar (como sí sucedió en 2016, cuando Soraya Sáenz de Santamaría sustituyó a Mariano Rajoy) la presencia de otro líder que no sea Pedro Sánchez. Esta decisión es inamovible, aseguran fuentes de la cadena.

Así las cosas, el PSOE se enfrenta a un doble dilema: cómo justificar ante los ciudadanos su presencia en TVE y no en Atresmedia al día siguiente (grupo al que ya había dado su confirmación y que ha aceptado celebrar el cara a cara sin Vox como exigía la JEC), y cómo evitar la imagen de incomparecencia en plena campaña electoral.

La decisión adoptada por Ferraz ha sido, como decimos, comenzar una campaña de presión sobre Televisión Española para que traslade al martes el debate anunciado desde hace días para el lunes. Si la cita coincide con el evento de Atresmedia, la cadena privada se verá obligada –entienden desde el PSOE- a cancelarlo. Lo que dejará a los socialistas liberados de cualquier daño de imagen.

Pero el resultado de este pulso no está tan claro. Según los datos recabados por ECD, Atresmedia va a resistir todo lo posible. Hablará con los demás candidatos (Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias) para que no rompan su compromiso y dejen en evidencia al líder socialista y su maniobra. Un movimiento, por cierto, que dejaría gravemente dañada (una vez más) a TVE, que quedaría retratada como una televisión pública al servicio de los intereses del Partido Socialista en el Gobierno.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable