Política

“Rajaos y lameculos”: lo que opinaba el líder de los GRAPO de Pablo Iglesias y Alberto Garzón

Están circulando escritos desde la cárcel de Manuel Pérez Martínez, alias ‘Camarada Arenas’, que critica a los “reformistas” de Unidas Podemos por “bajarse los pantalones” para pactar con el PSOE

Alberto Garzón y Pablo Iglesias, el día que sellaron su acuerdo.
photo_camera Alberto Garzón y Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias ha realizado un tránsito político bastante dilatado hasta llegar a ser vicepresidente segundo del Gobierno de España. En sus primeros pasos en la política, apenas un adolescente, se vinculó a la Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) y durante años tuvo relación con grupos y personas muy escorados a la extrema izquierda.

Últimas noticias

Algunas de estas personas han terminado atacando muy duramente a Iglesias, como los raperos Pablo Hasel y Valtonyc, que colaboraban con el líder de Podemos en su programa ‘La Tuerka’ y que ahora le reprochan su “moderación”.

Confidencial Digital ha podido comprobar que, también por su postura actual de participación en el Gobierno con el PSOE, Pablo Iglesias se ha convertido en objeto de críticas por parte de quien es considerado líder (en prisión) de lo que fueron los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre, los GRAPO.

El vídeo del día

Baleares dice que hay que recuperar 200.000 trabajadores del turismo

El líder de los GRAPO

La web presos.org.es difunde periódicamente novedades sobre personas relacionadas con la extrema izquierda que están en la cárcel. Principalmente se informa sobre los ‘grapos’ que se encuentran cumpliendo condena en prisión, así como también sobre radicales condenados por disturbios en manifestaciones, miembros de los CDR, algunos presos de ETA disidentes del colectivo oficial...

Recientemente esa página publicó una serie de artículos y comentarios escritos desde la cárcel por cinco presos de los GRAPO.

Entre quienes firman textos de esa recopilación se encuentra Manuel Pérez Martínez, cuyo alias, ‘Camarada Arenas’, aparece en ocasiones en pancartas y pintadas para pedir su liberación.

Pérez fue detenido en el año 2000 en París. Los servicios antiterroristas le consideraban el máximo dirigente del PCE (reconstituido), el brazo político de los GRAPO, y también líder de la propia banda terrorista, en la que la jefatura de la organización terrorista iba unida a la de su partido político.

Los GRAPO se fundaron en 1975 como un grupo entre el maoísmo y el marxismo-leninismo y comenzaron a asesinar antes de la muerte de Franco. Asesinaron a 86 personas hasta el año 2006, según datos de la Fundación Víctimas del Terrorismo.

“Social-fascistas” y “reformistas”

‘Camarada Arenas’ se encuentra preso en la cárcel de Albocásser (Castellón). Desde allí envió a sus contactos del entorno de los simpatizantes del GRAPO varios escritos de noviembre y diciembre de 2019.

El 10 de noviembre se celebraron las elecciones generales de las que salió el acuerdo para gobernar en coalición entre el PSOE de Pedro Sánchez y Unidas Podemos, de Pablo Iglesias.

Dos días después, el 12 de noviembre de 2019, el líder de los GRAPO escribió en prisión su análisis sobre el acuerdo ‘relámpago’ que Sánchez e Iglesias escenificaron nada más pasar la jornada electoral.

“En estos momentos están anunciando por la tele que los social-fascistas y reformistas han alcanzado un ‘preacuerdo’ para formar un ‘gobierno de progreso’”, escribió. Con “social-fascistas” se refería al PSOE, y con “reformistas”, a Podemos.

En el mismo tonó continuaba su análisis: “Habrá que agradecerles que no formen un gobierno abiertamente fascista. En fin, tendremos que leer despacio la letra pequeña de ese ‘preacuerdo’”.

E incluía una crítica directa a los líderes del socio más escorado a la izquierda de acuerdo, Unidas Podemos: “De lo que sí podemos estar seguros es de que si han llegado a él ha sido gracias a la bajada de pantalones de Iglesias, Garzón y demás rajaos y lameculos. Así, claro ‘¡sí se puede!’”.

La abstención, un “boicot” a la “mascarada”

Su comentario sobre las elecciones se centraba también en otro punto, los datos de la abstención: “El resultado de la mascarada electorera no ha podido ser mejor gracias al aumento de la abstención. Eso sí, no paran de manejar los datos sobre el reparto de escaños, pero del boicot, ni pío”. Es decir, veía como una buena señal el aumento del porcentaje de ciudadanos que no habían acudido a votar.

Cabe añadir que si eso pensaba de Podemos, de Pablo Iglesias y de Alberto Garzón después de las elecciones, cinco días antes de la cita electoral también dejó escritos algunos ataques:

“Nos quedamos cortos en las denuncias políticas de los socialfascistas y de sus ‘socios prioritarios". Esta vez ni siquiera han tenido la poca vergüenza de distanciarse de los fachas más ‘desacomplejados’. En realidad, están todos compinchados para mantener en pie el tambaleante tinglado del Estado monárquico-fascista. Y claro, para eso tienen que meter el miedo en el alma de la gente y llevarlas como borregos a votar... En fin, un asquito”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?