Política

Tras perder la moción de censura

La renuncia de Rajoy deja a Feijóo en primera línea de la sucesión

Dirigentes del PP reclaman a un candidato a la Presidencia del Gobierno que cuente con poder territorial y que haya ganado elecciones

photo_cameraMariano Rajoy.

Mariano Rajoy abre de inmediato el debate por la sucesión al frente del Partido Popular. En Génova esperaban que el ya ex presidente del Gobierno enfriara la polémica y se mantuviera al frente del partido hasta que pasaran las próximas convocatorias electorales de 2019, pero el líder nacional ha dado la sorpresa y ha anunciado la convocatoria de un congreso extraordinario.

La repentina pérdida del Gobierno de España había llevado a muchos dirigentes nacionales del PP a apostar por un período de calma tras el trauma de verse desalojados de La Moncloa. No eran partidarios de “abrir el partido en canal”.

Sin embargo, Rajoy ha sorprendido a propios y extraños con su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional convocado este martes en la sede nacional de la calle Génova, en Madrid. Tras repasar los logros de sus años de Gobierno y denostar los planes de Pedro Sánchez, Mariano Rajoy ha dado las gracias a su partido y ha anunciado que próximamente dejará la presidencia del Partido Popular.

Su idea es convocar a la Junta Directiva Nacional (máximo órgano entre partidos) para que ésta a su vez ponga fecha a un Congreso Nacional Extraordinario en el que se elegirá a un nuevo presidente, al que Rajoy no se presentará ni apuntará a su favorito.

Este movimiento inesperado coloca en el primer puesto de salida de la carrera sucesoria a Alberto Núñez Feijóo. El presidente de la Xunta de Galicia cumple las condiciones que en estos días de debate interno muchos dirigentes del PP reclamaban para el sustituto de Mariano Rajoy.

Feijóo cuenta con poder territorial, ya que desde hace una década controla el PP gallego. Y desde 2009 también es el presidente de la Xunta: frente a la debacle en otras autonomías, Feijóo ha encadenado tres mayorías absolutas, en 2009, 2012 y 2016.

En peor posición quedan otros posibles aspirantes a la sucesión. Tal y como publica ECD este martes, quienes ven a Soraya Sáenz de Santamaría como relevo del hasta ahora presidente consideraban que tenía que pasar la prueba de “ganar Madrid”, es decir, presentarse a las elecciones autonómicas de 2019 y conseguir retener el gobierno de la Comunidad para el PP.

Ahora, sin embargo, Soraya Sáenz de Santamaría se enfrentaría a este congreso extraordinario sin poder orgánico (no tiene ningún cargo ni controla federación alguna) y sin haber sido nunca cabeza de cartel.

Por su parte, María Dolores de Cospedal continúa (por el momento) siendo secretaria general nacional y presidenta del PP en Castilla-La Mancha. Es cierto que ganó por mayoría absoluta las elecciones de 2011 -la primera victoria del PP en esa comunidad “socialista”- y gobernó cuatro años, pero en 2015 se quedó a un escaño de la mayoría absoluta y PSOE y Podemos la desalojaron del poder.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo