Política

Sánchez y Ayuso están de acuerdo en cerrar Madrid para impedir salidas masivas el puente del Pilar

Buscan evitar una transmisión descontrolada del Covid por toda España. En 2017 se registraron un millón y medio de desplazamientos desde la Comunidad el 12 de octubre

Reunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.
photo_cameraReunión entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso.

El Gobierno y la Comunidad están dispuestos a acordar un cierre de Madrid en los próximos días. Si a finales de esta semana, la situación sanitaria se mantiene descontrolada, ambas partes coinciden en que habrá que restringir la movilidad en la región para evitar desplazamientos masivos fuera de la capital por el puente del Pilar.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, el Ejecutivo y la Comunidad de Madrid han abierto una vía de negociación contra reloj para intentar evitar una intervención en la que ha trabajado La Moncloa durante el fin de semana, convencida de que Isabel Díaz Ayuso no quería dar su brazo a torcer y endurecer las medidas para frenar los contagios en la región.

Madrid ha pedido “unos días más”

El Gobierno de Madrid “ha pedido tiempo en este momento, unos días más”, al menos hasta el final de esta semana, para ver si sus medidas logran rebajar la curva. Si no es así, está dispuesto a revisarlas.

Pese a que el Ministerio de Sanidad insiste públicamente en que es tarde, no hay tiempo que perder, y que los expertos destacan que las decisiones adoptadas hasta ahora son insuficientes y no han sido bien recibidas por los ciudadanos, lo que las hace más ineficaces, Moncloa está dispuesta a “alargar un poco los plazos”.

De hecho, el ministro Salvador Illa, que el día anterior había lanzando un claro ultimátum que apuntaba a que la intervención del Gobierno central era inminente, ha sido mucho más suave este lunes en su comparecencia en Moncloa. Pero ha dejado claro que la decisión se tiene que tomar en los próximos días o las medidas serán más duras.

Este arranque de semana es decisivo para Madrid. El Ministerio de Sanidad asegura que los datos del avance del virus no serán buenos y que la situación sanitaria va a ser más complicada que la semana pasada.

Illa convocó este lunes una rueda de prensa para advertir de que “en Madrid hay transmisión comunitaria y no está tomado el control de la pandemia porque ésta se va incrementando semana a semana. Por eso hay que actuar para tomar el control de la pandemia. Pedimos a la presidenta de la Comunidad de Madrid que se deje ayudar”, añadió.

Paralizar los desplazamientos en el Pilar

Por lo pronto, Moncloa ha puesto encima de la mesa una “línea roja”. Según ha podido saber ECD por fuentes próximas a las negociaciones, el Ministerio de Sanidad ha planteado un cierre de Madrid, como tarde, en vísperas del puente del Pilar si los datos de contagios no mejoran esta semana.

Ofrece así un pacto de última hora para acordar las medidas de restricción de la movilidad. El objetivo es paralizar los desplazamientos masivos que el Gobierno prevé desde la Comunidad hacia el resto de España entre el viernes 9 y el lunes 12 de octubre.

Se busca restringir al máximo los movimientos durante esos días para impedir una transmisión descontrolada del coronavirus por toda España. Se tiene en cuenta que la mayoría de los madrileños cuentan con disfrutar de tres jornadas de fiesta consecutivas, aprovechando ese lunes festivo, en los que no tendrán ni siquiera que teletrabajar.

Principio de acuerdo para cerrar Madrid

Según las fuentes a las que ha tenido acceso ECD, el Gobierno tiene diseñado ya ese escenario de cierre de la capital, que presenta dificultades jurídicas y políticas evidentes y no es la mejor opción para La Moncloa.

Aseguran que se trata de una medida que, en caso de máxima urgencia, también está dispuesta a aceptar la Comunidad de Madrid pese a la resistencia en público de Isabel Díaz Ayuso y otros miembros de su gabinete.

La experiencia de la primera ola ha confirmado que Madrid fue el epicentro de la pandemia en el mes de marzo y, por su alta movilidad y conectividad, el virus se expandió luego de forma descontrolada por otras zonas del país.

La utilización del decreto de nueva normalidad es la fórmula más suave. Le permitiría tomar la decisión de ampliar a toda la capital el confinamiento parcial que tienen ya algunos distritos del sur de Madrid, lo que no implica ni mucho menos volver a un encierro como el de marzo, sino reducir al máximo los movimientos entre barrios y dentro de la región y, en consecuencia, las salidas masivas fuera del territorio.

En Moncloa reconocen que tendrían muchos problemas para desarrollar esta medida y tomar otras sin la cooperación de la Comunidad.

Se tiene en cuenta que cualquier decisión que se tome en contra de la voluntad del Gobierno de Madrid, que no perdería en ningún caso las competencias de Sanidad y Educación y otras muchas, es un problema político y jurídico mayúsculo.

Se prevén millón y medio de desplazamientos

Según las fuentes consultadas por Confidencial Digital, el Gobierno ha tenido en cuenta que el flujo principal de movimiento se realiza en esas fechas por carretera desde los grandes núcleos urbanos de la Comunidad hacia la mayoría de los rincones del país.

Recuerdan que el último año en el que el 12 de octubre cayó en viernes (2017), y permitió también el encadenamiento de tres días festivos en toda España, se registraron casi un millón y medio de desplazamientos desde Madrid hacia segundas residencias y zonas de costa.

Fuentes próximas a Sanidad insisten en el mensaje de que vienen semanas duras. “Justo en esos días no podemos relajarnos. Es el primer puente después del verano, pero quizá el último con buen tiempo, lo que provocará millones de desplazamientos, y un éxodo generalizado con el virus circulando sin control por Madrid no es admisible”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?