Política

Vox rechaza la escolta policial: no se fía de Marlaska

Interior ofreció protección a los candidatos en Galicia y País Vasco y a los líderes nacionales que participen en la campaña. Santiago Abascal ha respondido que prefiere seguridad privada

Santiago Abascal, en un acto de Vox en Sestao (Vizcaya) protegido por la Ertzaintza.
photo_camera Santiago Abascal, en un acto de Vox en Sestao (Vizcaya) protegido por la Ertzaintza.

Vox rechaza ahora la escolta policial que le ha ofrecido el Ministerio del Interior. Una negativa que se produce después de que el partido de Santiago Abascal reclamara públicamente al Gobierno escoltas para sus candidatos a las elecciones gallegas y vascas frente a los ataques de grupos radicales en sus actos de campaña. 

El portavoz del Comité de Acción Política del partido, Jorge Buxadé, denunció hace una semana que sus dirigentes en Galicia y País Vasco corren “un riesgo claro de atentado contra su vida y su patrimonio” por el clima de “violencia e intimidación” que sufren en cada uno de sus actos.

Reveló también que los miembros que se presentan a los comicios del próximo 12 de julio habían solicitado escoltas individuales por el “miedo” que sienten. 

Interior había accedido a la escolta policial

Pues bien. Confidencial Digital ha podido confirmar que el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska había accedido a la petición de Vox de dotar de escoltas pertenecientes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a sus principales líderes. 

Así lo habían acordado técnicos del Ministerio del Interior responsables de realizar la evaluación de riesgos de personalidades públicas

Habían decidido, en concreto, proporcionar un servicio multipersonal a cada uno de los dirigentes con el fin de evitar que estos sean objeto de agresiones durante la campaña de las elecciones vascas y gallegas

Tras la cita con las urnas del próximo 12 de julio, los especialistas debían realizar una valoración sobre si continúa o no la protección.

Abascal opta ahora por seguridad privada

Sin embargo, según las fuentes consultadas por ECD, en el partido de Santiago Abascal consideran que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y las autoridades dependientes del Ministerio del Interior no aplican la misma diligencia a la hora de investigar las agresiones sufridas por Vox en sus actos y sedes que cuando se trata de perseguir a los atacantes de otras fuerzas políticas.

Por ello, reconocen en privado que “no se fían de Marlaska”. Argumentan, por ejemplo, que Interior no reacciona ante las amenazas de grupos radicales y convocatorias para reventar sus eventos que aparecen previamente en redes sociales.

El vídeo del día

Arrimadas valora la armonización fiscal propuesta por ERC.

Vox lleva tiempo denunciando la existencia de un doble rasero a la hora de perseguir a radicales cuando las víctimas son sus representantes. Una circunstancia que ha llevado ahora a la formación a rechazar la protección policial y recurrir a la escolta privada.

ECD ha intentado sin éxito conocer los motivos de este cambio repentino de decisión de la formación. Al cierre de esta edición, no se había obtenido respuesta.

La seguridad no está sujeta a criterios políticos

Fuentes del Ministerio del Interior explican a Confidencial Digital que el diseño de los protocolos de seguridad y el servicio de protección personal con escoltas está sujeto a las valoraciones técnico-policiales que se van actualizando en función de los riesgos que puedan darse.

En ningún caso, insisten las mismas fuentes, la seguridad de las personas está sujeta a criterios políticos. “El trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es igual, ponen el mismo empeño: la seguridad está por encima de todo”, zanjan.

Grupos radicales revientan actos de campaña

La solicitud de Vox a Interior se produjo después de que el mitin protagonizado hace una semana por Javier Ortega Smith en el barrio bilbaíno de San Francisco terminase en una batalla campal entre la Ertzaintza y radicales convocados por grupos que se autodenominan antifascistas

Un día después, los ataques se trasladaron a San Sebastián, donde los integrantes de Vox tuvieron que ser custodiados por efectivos de la Policía vasca durante un paseo por La Concha.

Vox ha sufrido incidentes en las campañas

Hay que recordar que Vox ha sufrido varios incidentes en las últimas campañas electorales. Uno de los más violentos tuvo lugar precisamente en el País Vasco, en octubre del pasado año, cuando el partido organizó un mitin en el Palacio de Euskalduna en Bilbao, una protesta que se saldó con varios detenidos. 

En Galicia también se produjeron algunos incidentes durante la campaña electoral del 10-N coincidiendo con mítines protagonizados por la cúpula del partido. 

En los últimos días, recordando que Javier Ortega Smith ha sido una de las víctimas del coronavirus, separatistas gallegos han coreado el lema: “Ortega Smith, muerte por Covid”. El diputado de Vox les ha contestado en Twitter llamándoles “miserables”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?