Política

Vox se reúne en Bruselas con los socios de Puigdemont y con los de Le Pen

Los eurodiputados de Abascal prefieren ahora integrarse en un grupo ya creado y no recoger el acta como “no adscritos”. Primeros contactos con los conservadores de ECR y los nacionalistas de ENF

Santiago Abascal, junto a Rocío Monasterio y Jorge Buxadé.
photo_camera Santiago Abascal, junto a Rocío Monasterio y Jorge Buxadé.

Desde que Vox anunció su candidatura a las elecciones europeas, se ha especulado mucho sobre el grupo en el que se integraría en el Parlamento Europeo. Los de Santiago Abascal, de momento, siguen deshojando la margarita, y sin dar demasiadas pistas. No obstante, ya han tenido reuniones que con potenciales socios europeos.

Según ha podido confirmar Confidencial Digital, Vox ya tiene prácticamente decidido que sus eurodiputados no recojan el acta como “no adscritos” a ningún grupo, tal y como se especuló durante la campaña electoral.

En esos días, el partido prefirió que se difundiera en esa idea para no entrar en debates sobre posibles alianzas, pero Santiago Abascal y la cúpula de Vox tienen claro que es mucho mejor formar parte, desde el minuto uno, de un grupo parlamentario en la Eurocámara. Y, con ese objetivo en mente, han empezado las conversaciones con otras formaciones europeas.

Con los socios de Puigdemont y los de Le Pen

Según las fuentes consultadas por ECD, las primeras reuniones de Vox para buscar integrarse en un grupo parlamentario europeo ya constituido han sido con los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR) y con Europa de las Naciones y las Libertades (ENF).

En el grupo de los ECR conviven partidos considerados de derecha, extrema derecha, e incluso nacionalistas e independentistas. De hecho, la Nueva Alianza Flamenca (N-VA), una de las formaciones que más apoyo ha dado a Carles Puigdemont, y que incluso permitió que entrase en el Parlamento Europeo, forma parte del mismo.

Pese a ello, Vox ha mantenido ya una primera toma de contacto con los Conservadores y Reformistas Europeos, también a la espera de acontecimientos. Cabe recordar, en este sentido, que todavía está en duda que Carles Puigdemont pueda recoger su acta de diputado, y tampoco está confirmado en qué grupo se integrará JxCAT, toda vez que fue expulsado de ALDE.

Desde Vox añaden que, al tener únicamente  tres eurodiputados, no pueden neutralizar a los pro-independentistas. No obstante, van a exigir una declaracion a los parlamentarios con quienes compartan grupo para que se comprometan a no inmiscuirme en asuntos internos de España.

Si la integración en los ECR es finalmente descartada, Vox tiene la opción de formar parte de la Europa de las Naciones y las Libertades, con los que también se ha reunido.

Este grupo, definido como “euroescéptico”, está integrado por partidos nacionalistas y considerados de extrema derecha. Entre ellos, destacan la Agrupación Nacional de Marine Le Pen (antes Frente Nacional) y la Liga Norte de Matteo Salvini.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

El veto logrado de PP y Cs

Estos dos grupos europeos son, al menos sobre el papel, de las pocas opciones que tienen encima de la mesa los parlamentarios de Vox para evitar recoger su acta como “no adscritos”. Todo ello, porque tanto el Partido Popular Europeo como la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos han marcado distancias con los de Abascal.

Tal y como se adelantó en estas páginas el pasado mes de marzo, los movimientos del PP y de Ciudadanos con sus respectivos grupos europeos, el PPE y ALDE, provocaron que en ambos grupos parlamentarios se viese con recelo a Vox.

Por ese motivo, a los de Abascal solo les quedaba la opción de acercarse a los aliados de Le Pen, o a los de Puigdemont, tal y como finalmente han hecho.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?