Política

Yolanda Díaz telefonea a Ciudadanos y cambia los pasados ataques por un “sois los mejores”

Félix Bolaños le obligó a llamar a Edmundo Bal después de que los naranjas decidieran apoyar “a cambio de nada” la reforma laboral

Yolanda Díaz y Félix Bolaños

El Gobierno ha sacado adelante esta semana en el Congreso la reforma laboral, por un solo voto y gracias a un error técnico en el voto telemático de un diputado del PP. La euforia en el Ejecutivo ha llevado a la vicepresidenta Yolanda Díaz a telefonear a Ciudadanos para agradecerles el apoyo, pese a haber despreciado anteriormente su respaldo.

Dos días antes de la votación en el Congreso, Díaz había confirmado en el Senado los apoyos de Teruel Existe, PRC, Coalición Canaria y Nueva Canarias a la convalidación de la reforma laboral. Se sumaban a los acuerdos cerrados horas antes con Más País y Compromís

Pero sorprendió que la líder de Unidas Podemos en el Gobierno ignorara el apoyo de Cs, necesario para poder sacar el proyecto adelante, después del rechazo de ERC y EH Bildu.

Un día antes, el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, había garantizado que el decreto sería convalidado y que contaba con el apoyo de la formación que lidera Inés Arrimadas.

Agradar a Esquerra

Mientras tanto, Yolanda Díaz seguía negociando contrarreloj para intentar el apoyo de ERC, Bildu, PNV y otros socios de la investidura, aunque la reforma laboral ya salía adelante con los votos que tenía, siempre que se contase con Cs. 

Era precisamente el apoyo de la formación naranja el que no agradaba a algunos de los socios de investidura, como Esquerra, a los que la vicepresidenta intentaba contentar. De ahí, sus proclamas en público a que la vía Ciudadanos estaba cerrada, cuando algunos ministros socialistas ya comenzaban a mostrarse dispuestos a admitir su apoyo.

Díaz jugó esas cartas hasta el final, y por eso hasta el último día no quería dar por perdida la partida. Estaba volcada en sacar adelante el acuerdo entre Ejecutivo, patronal y sindicatos con sus socios parlamentarios, y a ello se había dedicado en exclusiva durante las últimas semanas.

Telefoneó a Ciudadanos

Sin casi margen de maniobra, la vicepresidenta segunda comenzó a asumir, un día antes de la votación, que la reforma laboral saldría adelante en el Congreso sin el apoyo del bloque de la investidura y sí con el de Ciudadanos

Según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, Yolanda Díaz telefoneó, el miércoles por la noche al portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal. Un contacto que propició el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños.

 

Díaz le dio las gracias por el apoyo a la reforma laboral, después de haber pasado semanas despreciando a los nueve diputados de Cs. 

“Yolanda asumió que cómo va a ser que alguien que impulsa una reforma no vaya a querer los votos de quien va a votar a favor. Otra cosa es que no lo quiera admitir en público”, explican a ECD fuentes de Ciudadanos.

“Sois los mejores”

Por si fuera poco, la líder de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros se deshizo en elogios hacia la formación que preside Inés Arrimadas. 

Según las fuentes consultadas, Yolanda Díaz destacó, durante la conversación con Edmundo Bal, el “sentido de Estado” de Ciudadanos, algo que no ha reconocido jamás en público.

Llegó a trasladarles, eufórica, un “sois los mejores” después de semanas de ninguneo y desprecio, con su apuesta en exclusiva por ERC e intentando expulsar a Cs de la entente. 

Les reconoció, también en privado, que estaban “contribuyendo a mejorar la vida de los trabajadores, sin pedir además nada a cambio”. 

Las maniobras de Iglesias y Montero

Tal cómo se contó en ECD, Pablo Iglesias e Irene Montero buscaron en las últimas semanas que la, en su opinión, principal reforma de la legislatura saliera adelante con el apoyo de los socios de investidura de izquierdas (ERC, Bildu y PNV), y no de la “derecha” de Ciudadanos, como ha ocurrido finalmente.

Un “acuerdo por la izquierda”, defendían en el partido morado, que también beneficiaría en el futuro al proyecto político de Yolanda Díaz. Algo que la propia vicepresidenta también asumía.

En Podemos destacan que aprobar la reforma laboral era fundamental, porque de ello depende el liderazgo de Díaz. La ministra de Trabajo, como la persona competente en la materia dentro del Ejecutivo, sí ha defendido los intereses de Unidas Podemos con su propuesta sobre la reforma laboral, desafiando incluso al propio presidente del Gobierno

Sin embargo, la vicepresidenta ha plantado menos batalla en otras banderas de Podemos, como la defensa de Alberto Garzón en la polémica sobre las ‘macrogranjas’ o con la ley de Vivienda, pese a que se le había requerido mayor contundencia desde la dirección del partido, y por parte del propio Iglesias.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?