Seguridad

También en las “pre uvas” el día 30

Agentes antiterroristas se desplegarán en la Puerta del Sol en Nochevieja

Efectivos de paisano se mezclarán con los asistentes a las doce campanadas. Las furgonetas no podrán transitar por la zona esa noche

La alerta antiterrorista marcará en gran parte el dispositivo de seguridad de la Policía para la Nochevieja de este año en la Puerta del Sol de Madrid. Aún no está decidido cuántos agentes de movilizarán para el día 31, pero sí está claro que intervendrán varias unidades del cuerpo municipal y también del nacional.

Fuentes de la Policía consultadas por El Confidencial Digital explican que el dispositivo de este año será similar al de 2016. A las 21:05 comenzará el desalojo de la Puerta del Sol para poner en marcha el despliegue y se abrirán los accesos a las 21:30.

Control de vehículos

Habrá agentes de paisano desplegados entre la muchedumbre que asista a la despedida del año. Las otras unidades que formarán parte del dispositivo son las de apoyo de seguridad, especializadas en el control de grandes eventos, y las unidades caninas, cuya función será la detección de explosivos. También habrá agentes de distrito en el dispositivo.

Desde el inicio del despliegue, no podrán acceder al centro de la capital vehículos de más de 3.500 kilos de peso. Esta medida está especialmente dirigida a furgonetas y camiones para evitar tragedias como las de los atentados de fin de año en Alemania. Los bares y comercios deberán acordar con los proveedores el reparto de material horas antes del inicio del dispositivo.

La localización de los controles de vehículos no se hará pública para evitar que posibles terroristas busquen soluciones para sortear la vigilancia policial. En todo caso, estarán cerca del kilómetro cero.

Los agentes no intervendrán sólo el 31 por la noche: también pondrán en marcha la operación el 30, cuando se haga el ensayo de las campanadas o “pre uvas”. Seguirá el mismo horario que el previsto para la última noche de 2017.

Los accesos a la Puerta del Sol

A partir de esta hora, el público podrá entrar en la Puerta del Sol a través de cuatro puntos: la calle Arenal, la calle Mayor, la calle Alcalá y la Carrera de san Jerónimo. Los cuerpos policiales se reparten los controles: los agentes de Policía Nacional se encargarán de los dos primeros, mientras que los municipales tienen asignados los otros dos.

Para pasar el control, será necesario entregar los objetos contundentes que puedan causar algún daño a la integridad física de los asistentes. Tampoco se podrá entrar con material pirotécnico, vidrios o botellas de plástico con tapones. Se dispondrán unos contenedores en los accesos para que se depositen en ellos los materiales requisados. Además, habrá vasos desechables para que se pueda vaciar el contenido de las botellas y disfrutarlo durante las campanadas.

Aún no está previsto el aforo del lugar, que se irá concretando a lo largo de la noche y según se vaya desarrollando el festejo. Los agentes sí indican que se habilitarán vallas alrededor del árbol de Navidad y de otros objetos como la estatua del oso y el madroño o las bocas de Metro para evitar aglomeraciones. También se dispondrán pasillos de seguridad para posibles casos de evacuación.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?