Seguridad

Un 90% más que en el mismo período del año anterior

Alerta de Interior: la llegada de barcos con migrantes ilegales se duplica desde enero

Hasta el 15 de junio, un día antes de que el Aquarius atracara en Valencia, se habían registrado 463 embarcaciones y 10.746 personas

photo_cameraRescate de una patera por la Guardia Civil.

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de acoger en el puerto de Valencia a los 600 refugiados y migrantes del barco Aquarius provocó que otras administraciones, como la Junta de Andalucía, recordaran que de forma menos notoria se produce un goteo incesante de llegadas de inmigrantes irregulares a las costas de España.

Pedro Sánchez ordenó ofrecer España como punto de acogida del barco Aquarius después de que el gobierno italiano se negara a acoger a los refugiados que viajaban en esta embarcación desde la costa de Libia.

Esta decisión recibió elogios y aplausos y apenas algunas críticas públicas. Eso sí, mientras ministros organizaban el recibimiento en el puerto de Valencia y se congregaban cientos de periodistas, en otros puntos de España la realidad del flujo de inmigración ilegal continuó con mucha menor atención.

Por ejemplo, el mismo fin de semana en que tocó tierra el Aquarius en Valencia, a Andalucía llegaron 986 migrantes sin papeles en sólo 48 horas. Fueron rescatados por Salvamento Marítimo en 69 pateras interceptadas en aguas del Estrecho de Gibraltar y del Mar de Alborán. Fueron trasladados a Cádiz, Tarifa, Jerez y Granada, y algunos activistas que ayudan a los inmigrantes llegados en pateras reclamaron la misma atención que la puesta esos días en Valencia.

Y entre la madrugada y la mañana de este pasado sábado 23 de junio fueron rescatados 769 inmigrantes en 25 pateras.

Se duplican los barcos y los migrantes

Este fenómeno lo corroboran las estadísticas del Ministerio del Interior, consultadas por El Confidencial Digital, que recopilan las entradas de inmigrantes irregulares a España desde el mes de enero, y que están actualizadas hasta el 15 de junio; es decir, justo el día antes de la llegada del Aquarius con más de 600 refugiados.

Entre el 1 de enero de 2017 y el 15 de junio de 2017 a las costas españolas llegaron 243 embarcaciones con un total de 5.369 personas a bordo, migrantes que trataban de llegar a nuestro país o a otro punto de la Unión Europea de forma irregular.

Pues bien: un año después esas cifras se han duplicado. Las embarcaciones interceptadas han sido 463 entre enero y el pasado 15 de junio, lo que supone un aumento del 90,5%, y transportaban a 10.746 personas, un 100,1% más que en el mismo período del año anterior.

Aunque son cifras bajas, los mayores aumentos se registraron en las ciudades autónomas del norte de África. En Ceuta se ha pasado de cinco embarcaciones con 59 personas a 21 barcos con 253 migrantes; y en Melilla, de siete a 17 pateras o barcos y de 123 a 411 ‘sin papeles’.

El grueso, sin embargo, llega a las costas del sur y este peninsular y a Baleares: de 224 embarcaciones y 5.074 personas se ha pasado en un solo año a 415 y 9.942, respectivamente.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo