Seguridad

Se preparan cambios profundos en Interior

El PSOE se plantea recuperar el mando único de Policía y Guardia Civil

Comisarios y generales de ambos cuerpos han trasladado al partido que el actual organigrama no es funcional. Pedro Sánchez está dispuesto a recuperar el “modelo Mesquida”

photo_cameraFernando Grande-Marlaska, nuevo ministro del Interior.

El nombramiento de Fernando Grande-Marlaska como ministro del Interior fue uno de los últimos en confirmarse en la tarde de ayer. Las dudas sobre el futuro de Margarita Robles, a la que se ubicó en un súper-ministerio de Interior y Justicia, y que finalmente acabó en Defensa, provocaron que la designación se pospusiera. Pese a ello, al jurista ya le han puesto “deberes” en su nuevo cargo.

Según explican a El Confidencial Digital importantes mandos de la Policía, comisarios y generales de la Guardia Civil próximos al PSOE ya han trasladado al partido la necesidad de llevar a cabo profundos cambios ambos cuerpos para hacerlos “más eficientes” y lograr una “mayor cooperación” que no ha existido durante los últimos años.

En concreto, los policías y guardias civiles que se han dirigido al Partido Socialista consideran que, desde la llegada al Gobierno del PP, y la instauración de dos direcciones generales para cada unidad, “las cosas han funcionado peor”, y tampoco han mejorado con la reestructuración del Cuerpo Nacional y del Instituto Armado protagonizada por Juan Ignacio Zoido el verano pasado.

Así, por ejemplo, importantes comisarios de la Policía han trasladado a Ferraz que la nueva fórmula de las cuatro jefaturas en el Cuerpo, que sustituyeron a la figura del Director Adjunto Operativo , no está siendo nada funcional, sobre todo por las discrepancias existentes entre José Antonio de la Rosa y Juan Carlos Ortiz, quienes han asumido las funciones del DAO:

--“De la Rosa coordina todas las jefaturas, las comisarías provinciales... pero solo tiene mando sobre Seguridad Ciudadana. Sin embargo, es Ortiz es el que lleva las demás Comisarías Generales”.

Esa falta de “engranaje” entre las principales unidades policiales afecta, también, en la relación con la Guardia Civil: “Cada Cuerpo va por su lado y existe poca cooperación”. De hecho, añaden las fuentes consultadas, las grandes operaciones “se las está llevando” el Instituto Armado porque “su organización es mejor que la del Cuerpo Nacional”.

Objetivo: recuperar el mando único

Con este escenario, el objetivo de Pedro Sánchez, y de Fernando Grande-Marlaska al frente del Interior, será reorganizar la cúpula de ambos cuerpos para hacerla más eficaz. En ese sentido, aseguran las fuentes consultadas, “se había pensado en recuperar la figura del DAO tanto para la Policía como para la Guardia Civil, pero ahora la apuesta es recuperar el mando único”.

En concreto, en Ferraz se quiere volver al modelo de un único director general para Policía y Guardia Civil, que aplicó José Luis Rodríguez Zapatero en su Gobierno desde el año 2006, y que inauguró Joan Mesquida, al que relevó Francisco Javier Velázquez en 2008.

Ese puesto, que duró hasta la llegada de Rajoy a La Moncloa, coincidió con la estancia de Fernando Grande-Marlaska en el juzgado de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, por lo que conoce cómo funcionaban ambos cuerpos con ese mando único.

Desde el PSOE, y también en la Policía y en la Guardia Civil, esperan que el nuevo ministro recupere ese modelo de gestión, “mucho más eficaz y que favorece una mejor comunicación y cooperación entre ambos cuerpos”.




Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo