Seguridad

Cobran 2.000 euros por “trayecto”

Los alarmantes datos sobre el modus operandi de las mafias de la inmigración

Un informe policial desvela cómo se organizan, las conexiones internacionales, y su financiación

La decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de ofrecer el puerto de Valencia para la llegada de 629 inmigrantes que se encontraban a la deriva en el mar ha sido muy aplaudida por diferentes partidos y ONGs. No obstante, otros han apuntado que puede provocar un “efecto llamada”. La Policía, por su parte, advierte que este tipo de rescates son “provocados” por las mafias de la inmigración ilegal.

 El pasado miércoles, la Unión Federal de Policía advertía que era un “enorme error” abrir puertos españoles para este tipo de llegadas, ya que eso daba aún más fuerza a las “mafias” que hacen negocio con la inmigración ilegal y, además, supone un riesgo de colapso para los Centros de Internamiento de Extranjero, especialmente los de Andalucía.

Este sindicato, teniendo en cuenta estas circunstancias, alertaba que esta operación de “márketing político” podría provocar que “el mensaje que se envía a toda África es que ahora la única ruta es la española”. Algo “preocupante” sabiendo que “solo en Libia hay un millón de inmigrantes subsaharianos esperando, y otros 50 millones en África juntando dinero para pagar a las mafias”.

Opiniones aparte, lo que más preocupa, objetivamente a la Policía, es auge de estas mafias y el poder que están adquiriendo en los últimos años. En ese sentido, las fuentes consultadas por Confidencial Digital afirman que están perfectamente organizadas y con un modus operandi claramente definido.

Conexiones internacionales, pagos, GPS...

Así, según la información de la que dispone la Policía, las mafias de la inmigración están claramente asentadas en Nigeria y Libia, pero tienen conexiones internacionales. En concreto, señalan las fuentes consultadas, están apoyadas por mercenarios sudaneses, que se dedican al tráfico ilegal de seres humanos desde el Sahel hasta Europa.

Estas mafias se financian, fundamentalmente, del mercado negro y de los cobros que realizan a los inmigrantes subsaharianos por dos tramos, unos 2.000 euros por cada uno. El primero, desde los países del Sahel hasta los puertos de Libia y el segundo tramo, desde los puertos de Libia hasta puerto europeo.

En este segundo tramo, las mafias les cobran por trasladarlos en buque agua adentro, justo hasta el punto indicado en el GPS donde saben que son interceptados por las armadas occidentales y remolcados hasta Europa.

Por tanto, no solo conocen la ubicación de las embarcaciones de las fuerzas de seguridad de los países occidentales, sino que, con esa estrategia, “nuestras armadas o guardas costeras hacen la última parte de un trayecto que ya han cobrado las mafias”.

Cerco a las ONGs

En esta estrategia de las mafias de la inmigración, las ONGs se han convertido, según los policías, en aliados necesarios de aquellos que mercadean con seres humanos. Por ese motivo, el sindicato de Policía Nacional, Alternativa Sindical de Policía (ASP) exige al Gobierno que estudie incluir en el código penal español la actividad de las organizaciones que “traen“ en embarcaciones a miles de inmigrantes irregulares a Europa.

Según este sindicato, en los dos últimos años hemos asistido a una actividad inusual por parte de algunas ONGs que, provistas de buques, se adentran en aguas de Libia y Turquía para recoger a inmigrantes y trasladarlos a suelo europeo. La cifra “traída” por esas ONGs supera ya los 150.000 extranjeros irregulares.

Y concluyen: “Según el artículo 318 bis del Código Penal español, todas aquellas personas u organizaciones que ayuden a entrar en territorio de la UE a personas de terceros estados vulnerando lalegislación de entrada serán autores de un delito contra los ciudadanos extranjeros”.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo