Seguridad

Crisis en Barajas. El Gobierno aprobó hace seis meses un sistema de anti-drones que no ha entrado en servicio

Destinado a proteger edificios de altas instituciones del Estado, se amplió a “zonas de navegación aérea” tras los incidentes en el aeropuerto de Gatwick (Londres)

Aeropuerto Madrid Barajas
photo_cameraAeropuerto Madrid Barajas

El aeropuerto de Barajas vivió este lunes una jornada de infarto. Tuvo que prepararse para el aterrizaje de emergencia de un avión de Air Canadá, que finalmente tomó tierra con 147 pasajeros a bordo sin ningún incidente, tan solo unas horas después de que la presencia de drones provocara el cierre del espacio aéreo durante más de dos horas.

El vídeo del día

Garriga (Vox) justifica la moción como “un deber nacional”.

Las operaciones de vuelo se suspendieron por el aviso de dos pilotos, que desde dos aviones distintos, alertaron de la presencia de unos drones en las inmediaciones del aeropuerto.

No obstante, ni desde el Ministerio de Transportes ni desde la Guardia Civil se ha proporcionado una explicación más detallada sobre cuántos de estos aparatos no tripulados se avistaron, en qué zona de las instalaciones estaban, o durante cuánto tiempo volaron en sus inmediaciones.

Aviones desviados

Enaire activó un procedimiento de desvío masivo de aviones, denominado ‘Rate 0’, que impide el despegue y aterrizaje de aparatos en el aeropuerto.

Aena puso también en marcha un protocolo de urgencia, lo que provocó que se paralizara toda la actividad.

Como consecuencia, se produjeron al menos 26 desvíos de vuelos, que se repartieron entre los aeropuertos de Valencia, Barcelona, Alicante-Elche, Valladolid y Zaragoza.

Se convocó también el comité local de seguridad del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, formado por representantes de Aena, Enaire, Guardia Civil y Policía, que fue el encargado de supervisar la situación.

El Gobierno aprobó un sistema anti-drones

Tras este cierre temporal de Barajas, fuentes del sector aéreo recuerdan a Confidencial Digital que el Consejo de Ministros acordó hace seis meses contratar un sistema de protección contra drones que amenacen edificios de altas instituciones del Estado, como La Zarzuela, La Moncloa, el Congreso de los Diputados y el Senado.

Además, el ‘escudo anti-drones’, como se le llegó a conocer en ámbitos de la seguridad del Estado, iba a ampliarse a “zonas de navegación aérea”, como es el caso de algunos de los aeropuertos más importantes. De hecho, el Gobierno justificó la medida en el aumento del uso de estas aeronaves no tripuladas y las “consecuencias peligrosas cuando se aproximan a infraestructuras críticas”.

Precisamente, la decisión llegó con motivo del caos que se había generado ocho meses antes en el aeropuerto de Gatwick (Londres), cuando la presencia de unos drones no identificados provocaron la cancelación de miles de vuelos durante varios días en diciembre de 2018, provocando incluso la intervención del Ejército.

No ha entrado en servicio en Barajas

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la operativa en el aeródromo madrileño, el sistema anti-drones todavía no ha entrado en servicio en Barajas, por lo que no pudo activarse este lunes, y tampoco ha permitido conocer detalles de los drones que obligaron a cerrar el espacio aéreo: procedencia, propietarios, motivo de sus vuelos en esa zona.

Las fuentes consultadas por ECD aseguran que el sistema anti-drones, denominado ‘Global’, habría sido capaz de detectar de forma remota e identificar los dispositivos. También podría haberlos seguido, monitorizado y, en su caso, neutralizarlos si presentaban una amenaza como la que obligó a cerrar este lunes el espacio aéreo.

La Guardia Civil mantiene el dispositivo de búsqueda del piloto del dron y ha realizado varias identificaciones de personas que se encontraban en zonas próximas al aeródromo. Los identificados se encontraban cerca de Barajas, en la localidad madrileña de Paracuellos del Jarama, y ahora se investiga si están implicados en el incidente.

El cierre de Barajas se suma a otros semejantes en aeropuertos de todo el mundo, que tienen en estos aparatos no tripulados un elemento nuevo de preocupación para la seguridad.

Los aeropuertos británicos de Heathrow y Gatwick, el estadounidense de Newark, y el Ben Gurion de Israel, entre otros, han recibido ataques similares al ocurrido este lunes en Madrid.

Justificó la medida por “seguridad ciudadana”

El Gobierno anunció el pasado 30 de agosto que se iban a invertir 290.000 euros en el citado dispositivo anti drones, que iría implantándose paulatinamente. La ministra justificó la decisión en el aumento del uso de estas aeronaves no tripuladas y las “consecuencias peligrosas cuando se aproximan a infraestructuras críticas”

Tras aquel Consejo de Ministros, la entonces portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, justificó la medida por “seguridad ciudadana” y “de los edificios” de las altas instituciones del Estado.

Celaá citó concretamente el caso del aeropuerto de Gatwick, el segundo del Reino Unido, que en vísperas de las navidades de 2018 tuvo que cancelar todos sus vuelos, más de 240, por la interferencia deliberada de dos drones.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable