Seguridad

Derogación de la doctrina Parot

La depresión de Inés del Río y ‘Kubati’ por el rechazo al salir de la cárcel

Han comprobado que sus vecinos de Tafalla y Elorrio les hacen el vacío y les tratan como “apestados”

Inés del Río abandonando la prisión.
photo_cameraInés del Río abandonando la prisión.

Inés del Río y José López Ruiz, alias ‘Kubati’ son dos de los etarras más sanguinarios de la banda terrorista. Han pasado veintiséis años en la cárcel y hace unos meses fueron puestos en libertad por la derogación de la doctrina Parot. Pero se imaginaron una vida en la calle muy distinta a la que están teniendo.

Inés del Río pensaba que se iba a convertir en todo un símbolo para ETA y para sus seiscientos presos que todavía se encuentran, principalmente, en cárceles de España y Francia. Gracias al recurso que presentó ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, la justicia española tuvo que poner obligatoriamente en libertad a más de cincuenta etarras y algunos de los asesinos y violadores más populares de España.

Los sentimientos de ‘Kubati’ entre rejas eran muy parecidos. Se veía un héroe para ETA y todo su entramado. Con 13 asesinatos consumados y 16 frustrados, pasará a la historia por ser el asesino de ‘Yoyes’, una etarra que se arrepintió y decidió dejar la banda terrorista. López Ruiz mató a ‘Yoyes’ en plena calle y en presencia de su hijo.

Pero una cosa era la vida en prisión y otra, muy diferente, es la realidad en la calle. Cuando estos sanguinarios etarras han regresado a sus lugares de origen, Tafalla en el caso de Del Río y Elorrio en el caso de ‘Kubati’, se han percatado de que no son, ni mucho menos, unos ídolos.

“Se han dado cuenta de que son unos apestados”, resume su situación a El Confidencial Digital una persona del entorno de los etarras que les conoce desde hace más de treinta años y que, incluso, llegó a visitar a alguno de ellos en prisión.

“Nadie les habla, les hacen el vacío”, añade. En efecto, su situación apenas importa a sus vecinos. Tampoco han realizado entrevistas en los medios de comunicación más próximos a la izquierda abertzale. Sólo hubo ‘ongi etorris’ en algunos casos nada más llegar a sus localidades.

Algunos optan por recluirse en su domicilio. Salen en solitario de su casa y hacen actividades sin compañía. En ocasiones, incluso, intentan ocultar su aspecto para no ser reconocidos. Es el caso de Inés del Río, que, tal y como publicó El Mundo, sale a practicar ‘footing’ por un monte cercano. Cuando vio a los periodistas dijo que no quería saber nada de ellos.

“No se relacionan apenas porque no son bien vistos en el pueblo”, añaden desde su entorno. Les está costando, por tanto, adaptarse a su nueva vida en libertad tras estar más de un cuarto de siglo en una prisión. La mayoría de ellos, concluye, se muestran “deprimidos” cuando hablan con sus allegados y conocidos.

Entre los excarcelados, además, de Del Río y ‘Kubati’, se encuentran los más veteranos pistoleros de ETA, que trajeron de cabeza en su día a las Fuerzas de Seguridad. Es el caso de Félix Zabarte, alias ‘Carnicero de Mondragón’, Isigro Garalde, alias ‘Mamarru’ o Juan Carlos Arruti, alias ‘Paterra’.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes