Seguridad

El director de la Guardia Civil inicia una campaña para que su nombramiento deje de depender del Gobierno

Félix Azón se mueve para lograr un pacto de Estado con el objetivo de evitar que el responsable político del cuerpo cambie cada vez que se nombra a un nuevo ministro del Interior

Félix Azón (izquierda), en su toma de posesión.
photo_cameraFélix Azón (izquierda), en su toma de posesión.

Un mes después de que Fernando Grande-Marlaska asumiera el cargo de ministro del Interior, tomaron posesión los nuevos directores generales de la Policía y de la Guardia Civil. En el caso de la Benemérita, el nombrado fue Félix Azón, magistrado que había pasado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y por el Consejo General del Poder Judicial, donde fue vocal.

Su antecesor, José Manuel Holgado, fue nombrado justo después de la llegada de Juan Ignacio Zoido a Interior, mientras que el ministro Jorge Fernández Díaz nombró a Arsenio Fernández de Mesa. También Alfredo Pérez Rubalcaba nombró a su director general, Joan Mesquida, al llegar al ministerio en 2006, y lo mismo hizo José Antonio Alonso con Carlos Gómez Arruche. Es decir, cada ministro del Interior nombró a un director general de la Guardia Civil.

Ha habido excepciones, como Santiago López Valdivieso, que permaneció en el cargo los ocho años de Gobierno de Aznar (1996-2004) con tres ministros del Interior del PP: Jaime Mayor Oreja, Mariano Rajoy y Ángel Acebes.

Confidencial Digital ha podido saber que el actual director general se ha puesto como objetivo cambiar este sistema, y acabar con la costumbre de que cada cambio de ministro y de Gobierno suponga el relevo del responsable político de la Guardia Civil.

Así lo explicó a los representantes de las asociaciones en el primer Consejo de la Guardia Civil bajo su mandato, celebrado hace unas semanas. Fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) aseguran que las palabras de Azón causaron una gran sorpresa entre los representantes de los agentes, porque supondría un cambio radical respecto al actual modelo de nombramiento del director general.

La idea que lanzó Félix Azón es que su aspiración, por la que va a trabajar en esta etapa, es que se alcance un pacto de Estado amplio entre los partidos con representación en las Cortes, para ir hacia un modelo en el que el director general de la Guardia Civil se mantenga en el cargo con independencia de los cambios de ministro e incluso de Gobierno de un color político u otro.

Azón no detalló en profundidad esta propuesta, sino que se limitó a enunciarla como una de las líneas de actuación que pretende desarrollar en el tiempo en el que permanezca en el cargo de director de la Guardia Civil.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable