Seguridad

Entregado a Francia uno de los tres españoles acusados de vender móviles encriptados utilizados por narcos

Fue trasladado este miércoles 17. Un tribunal de Lille le acusa de 16 delitos con penas de hasta 30 años de cárcel

Las autoridades francesas ya tienen a su disposición a uno de tres ciudadanos españoles para los que se emitieron Órdenes Europeas de Detención y Entrega (OEDE) en el marco de la investigación sobre Encrochat, el sistema encriptado de mensajería que supuestamente utilizaban miembros de organizaciones criminales para eludir el control de las fuerzas de seguridad.

Confidencial Digital ha podido saber que este miércoles 17 de agosto fue entregado a Francia uno de los tres detenidos el pasado mes de junio, que se encuentran desde entonces en prisión provisional.

La Audiencia Nacional ya había desestimado todos los recursos de la defensa de dos de los detenidos, que son hermanos, contra los autos del magistrado del Juzgado de Instrucción número 5, Santiago Pedraz, que dictó la entrega al Tribunal Judicial de Lille.

Estos dos hombres, y un tercero que fue detenido el mismo día en junio en una operación de la UCO de la Guardia Civil, son acusados de diversos delitos -hasta complicidad en el tráfico de drogas y de armas- por haber vendido desde España teléfonos móviles con el programa Encrochat.

Ellos actuaban como intermediarios, entre la empresa que suministraba estos dispositivos y las tiendas que finalmente vendían los teléfonos a los clientes finales.

La Gendarmería francesa, junto con Países Bajos y Europol, logró intervenir los servidores en Francia en los que se alojaban los mensajes de este sistema encriptado. Gracias al análisis de estos mensajes, en 2021 se detuvo a más de 800 personas, supuestamente delincuentes que habían usado Encrochat para evitar que sus comunicaciones fueran intervenidas por jueces y policías.

Un año después, entre mayo y junio de 2022, se produjeron nuevas detenciones. Incluso se arrestó en República Dominicana a Paul Krusky, CEO de Encrochat, señalado por las autoridades francesas como presunto cerebro de esta red.

A uno de los españoles detenidos se le acusa precisamente de tener relación directa con Krusky. A los tres se les señala como participantes en una red mundial para vender estos teléfonos, sabiendo quiénes eran muchos de sus compradores (narcotraficantes y otros delincuentes), así como por otros delitos, como blanqueo de capitales.

Los abogados de los tres españoles han intentado paralizar la entrega a Francia con distintos recursos, alegando defectos de forma y supuestas irregularidades en la tramitación y ejecución de las Órdenes Europeas de Detención y Entrega.

 

También han argumentado que tienen arraigo notable en España, al tener mujer e hijos en nuestro país, vivir y trabajar aquí. Ninguno de estos motivos han sido aceptados por la Audiencia Nacional, que ha ejecutado ya la primera entrega.

El primero de los entregados a España es un antiguo caballero legionario. Se ha conocido ahora que la Fiscalía Especial Antidroga de la Audiencia Nacional le investigaba desde 2020, nada más ser 'reventado' el sistema Encrochat por la Gendarmería francesa.

Se prevé que su hermano, también en prisión provisional, sea trasladado a Francia en un par de días. Fuentes de la defensa señalan que al primero se le trasladó un día antes de lo previsto.

Para ser defendido en Francia, ante el Tribunal Judicial de Lille que instruye la investigación sobre Encrochat, los abogados de este ciudadano español ya han contratado a una letrada francesa.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los actos del día de la Policía

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes