Seguridad

El “paripé” de la detención de Josu Ternera: “Había que cogerlo antes de que muriera”

El jefe de ETA estaba localizado desde hacía tiempo, el reconocimiento facial fue “de película” y se magnificó la operación policial

Josu Ternera.
photo_cameraJosu Ternera.

Llevaba huido 17 años, y en la Guardia Civil había “muchas ganas de detenerlo”. Finalmente, el pasado 16 de mayo, Josu Ternera, el último jefe de ETA, fue arrestado en una operación conjunta realizada por el Instituto Armado y el servicio de inteligencia francés. Una vez logrado el objetivo, “comenzó el show”.

Así lo aseguran al Confidencial Digital agentes que han pasado su vida en la unidad antiterrorista de la Guardia Civil, y que conocen a la perfección el protocolo de actuación que se lleva a cabo para la detención de un integrante de ETA de la importancia de Josu Ternera.

Todo lo contado en los días posteriores a la captura del líder etarra “es cierto”. No obstante, añaden, su detención no siguió, precisamente, un protocolo habitual: “Fue una acción más mediática que operativa, ya que se podía haber hecho de otra manera. Es un éxito absoluto en la lucha contra ETA, pero ha habido condicionantes”.

“Había que cogerlo antes de que muriera”

Según las fuentes consultadas por este diario, el ex jefe de ETA “estaba vigilado desde hacía tiempo”. Desde la Guardia Civil tenían confirmado que se estaba tratando de un cáncer en el hospital de Sallanches. Entre otras cosas, “porque también se preguntó en el centro médico”. No obstante, “había que esperar a la orden de intervenir”.

Finalmente, llegó la decisión que muchos esperaban desde hacía tiempo: “Nos llegó información de que está muy enfermo. Y todos teníamos claro que había que cogerlo antes de que muriera”.

No obstante, antes de la detención, se tuvieron en cuenta otros factores: “Había que saber que no estaba armado. Y se comprobó. También se le quería pillar con dinero encima... como finalmente pasó. Nada de la detención fue casual”.

La especialista en identificación facial

Uno de los capítulos de la detención que más expectación mediática generó fue el de la agente, especializada en reconocimiento facial, que identificó a Josu Ternera antes de que se diera la orden de actuar.

La guardia civil, de 23 años, alertó a sus compañeros con estas palabras: “Es él”. A continuación, se acercó a él, pistola en mano, y lo inmovilizó. Su siguiente mensaje confirmó el éxito de la operación: “Lo tenemos”.

Las fuentes consultadas por ECD explican que, efectivamente, fue la agente la que identificó al jefe de ETA. No obstante, “el trabajo estaba hecho de antes”.

El Instituto Armado cuenta, desde hace años, con un programa de identificación de rostros, que simula cómo envejecen sospechosos huidos de la justicia. Además, “también existían fotos”, por lo que “se ha hecho un poco de película ” sobre una identificación que fue “de lo más normal”.

Las muletas con cámara

Otro de los detalles de la operación que es calificado como un “paripé” por parte de los veteranos de la lucha contra ETA tiene que ver con el tiempo de espera a Ternera en las inmediaciones del hospital y la instalación de una cámara en la muleta que llevaba la guardia civil que detuvo al etarra.

Así, las fuentes consultadas afirman que fue “algo imprudente” situar a la agente, “desde la seis de la mañana”, en los accesos al hospital con una muleta: “Su presencia podía haber alertado a Ternera, pero está tan malo que no se enteró de nada”.

Por otra parte, la instalación de una cámara en una muleta, anunciada con posterioridad por los medios, es del todo inusual: “Ese tipo de dispositivos suele instalarse en unas gafas, en la ropa... pero no en un elemento ajeno al cuerpo, ya que puede poner en problemas al agente”.

Así las cosas, “todo el operativo, y lo que se ha contado después, ha formado parte del espectáculo”. No obstante, “lo importante es que está detenido, y que hemos puesto fin a 17 años de vergüenza”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?