Seguridad

La policía sabía dónde estaba ‘El Pollo’ Carvajal, pero solo lo detuvo cuando la DEA presionó

La agencia antidroga americana requirió varias veces su arresto, hasta que insistió con un papel con la dirección exacta y el número de piso

EuropaPress_3924490_Preview_imagen_detencion_hugo_carvajal
photo_camera Detención de El Pollo Carvajal en Madrid

La detención de Hugo Carvajal, alias ‘El Pollo’, estuvo preparada y muy bien preparada. El exjefe del espionaje chavista y fugitivo de la justicia española desde 2019 vivía en un piso de Madrid, donde fue detenido la noche del 10 de septiembre en una operación conjunta entre la Unidad Central de Delincuencia y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional y la DEA, agentes del control de drogas de Estados Unidos. Fueron estos últimos los que localizaron el lugar concreto en el que se escondía ‘El Pollo’, pero fuentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado conocedoras del operativo afirman que los policías españoles sabían perfectamente dónde se encontraba, pero no les interesaba detenerlo. 

La situación jurídica en España del hombre que manejó la inteligencia venezolana durante años es complicada de entender. Entró en marzo de 2019, según su versión, con ayuda del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), pero pocos meses después fue detenido y en prisión coincidió con el comisario José Manuel Villarejo. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acordó ese mes de septiembre dejarlo en libertad provisional y, mientras, él solicitó asilo al Ministerio del Interior. 

En principio, el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska denegó esta petición, pero nunca se lo llegó a notificar porque el documento entró en la prisión de Estremera cuando ‘El Pollo’ ya estaba en libertad. De ahí ha derivado el limbo jurídico en el que está ahora porque, tras esta segunda detención, la Audiencia Nacional ha paralizado la extradición a falta de saber la resolución del asilo. Pero Interior contesta que ellos ya resolvieron la solicitud en su momento y, ninguna de las fuentes jurídicas y policiales consultadas, entiende muy bien a qué está esperando España para entregarlo entonces. 

Una entrega que viene de atrás. De marzo de 2020 cuando el Consejo de Ministros dio luz verde a la extradición a Estados Unidos que lo reclama por delitos de narcotráfico. Pero Carvajal nunca llegó a subirse a un avión porque se fugó. 

Durante todo este periodo, los agentes de Información en España han seguido sus pasos muy de cerca. En teoría se le perdió la pista y fuentes de la Policía reconocen que se le buscó más allá de Madrid en todo el territorio nacional. Sin embargo, otras fuentes indican que la realidad es que nunca existió una intención definitiva de detenerlo porque había intereses en que ‘El Pollo’ permaneciera en España como la información de alto voltaje que maneja. 

Los dos avisos de la DEA 

El escondite del que fuera jefe de la inteligencia venezolana estaba en el barrio de Ciudad Lineal. Así lo expone un informe de la DEA fechado el 17 de junio, al que ha tenido acceso Confidencial Digital, que remite con la información “sobre fugitivo”. En este oficio se expone que Hugo Armando Carvajal Barrios se encuentra viviendo “en un departamento de la zona de Arturo Soria” bajo el nombre de Viloria Palacios. Los agentes dan un número de teléfono y hasta el modelo de coche (Citroën) y el color (azul) que utiliza. WhatsApp Image 2021-09-14 at 18.34.08

Los agentes norteamericanos dan detalles para que la Policía española, que es la que puede operar, lo arreste. “Se sabe que Carvajal utiliza pelucas y disfraces para pasar desapercibido. También hay indicaciones de que se habrá hecho cirugía plástica para cambiar su aspecto físico”, expone el oficio. Indican que vive en un edificio con terraza y con muchas plantas para ocultar su cara cuando sale. 

En página y media, los americanos escriben dos veces la palabra “arresto” incidiendo en su intención de que se le detenga. Sin embargo, pasan tres meses sin que esto se produzca. Un tiempo que, según las fuentes consultadas, estaba perfectamente localizado pero existían otros motivos para mantenerlo en Madrid. La información que atesora ‘El Pollo’ le ha permitido, al menos, ser escuchado la pasada semana por un juez de la Audiencia Nacional. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, estuvo casi una hora con él que solicitó declarar de forma voluntaria. 

El pasado 9 de septiembre la DEA volvió a enviar otro informe con datos absolutamente concretos. Calle Torrelaguna de Madrid, número 123. Con esto sobre la mesa de la cúpula policial, poco margen de maniobra quedaba. Había que detener y así se hizo. 

 

Ahora sobrevuelan incógnitas relacionadas con los intereses que han mantenido tanto tiempo a ‘El Pollo’ en paradero desconocido, lo que ha declarado al frente de García Castellón que el juez ha decretado secreto, así como cuál es el motivo por el que todavía no se ha procedido a su extradición. 

Teaser tráiler de Lightyear, lo nuevo de Pixar

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?