Seguridad

Riesgo de colapso en la Operación Paso del Estrecho por la implantación del “billete cerrado”

La Policía Portuaria de Algeciras alerta de que la exigencia de tener que comprar el billete antes de llegar a la frontera amenaza con bloquear Algeciras y sus alrededores

Vehículos embarcando en el puerto algecireño
photo_camera Vehículos embarcando en el puerto algecireño

La Operación Paso del Estrecho (OPE) de 2022 ha llegado con dos novedades latentes: por un lado, es el primer operativo tras dos años de clausura de sus fronteras por motivos sanitarios (y en cierto grado diplomáticos) y, por otro, la necesidad de poseer billete cerrado antes de llegar al puerto. Es decir, haber comprado el pase antes de entrar en las instalaciones portuarias algecireñas.

Fuentes de la Policía Portuaria consultadas por El Confidencial Digital afirman que la novedad del billete cerrado puede causar graves problemas en la OPE. “El cliente habitual en esta operación tiene la costumbre de comprar los billetes dentro de la estación marítima, pero este año esas oficinas se encuentran clausuradas, por lo tanto, lo tienen que comprar fuera o por internet. Si llegan miles de personas al puerto en un día sin haber comprado el billete atascarán los recintos acotados para personas sin tique y podría dañar la normal circulación del recinto portuario y, por ende, de Algeciras y alrededores”, comenta.

Días fuertes, 8 y 10 de julio

El puerto de Algeciras, punto geoestratégico y uno de los mayores puertos del Mediterráneo, contabilizó que, en 2019, último año de esta operación en puertos españoles, cruzaron el Estrecho más de tres millones de pasajeros y alrededor de 700.00 vehículos.

Los días fuertes de la operación, señala Protección Civil, serán del 8 al 10 de julio, que coinciden con las fechas previas a la fiesta del Cordero, y finales de julio y principios de agosto.

“Insistimos en la necesidad de que los pasajeros lleguen con billete cerrado, así se acordó en el Plan Especial de la OPE 2022”, señala a los medios Manuel Sánchez, jefe de Protección de la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras.

A lo largo de las autovías que llegan hasta la localidad gaditana es normal encontrarse con carteles de puestos que indican “Billetes Algeciras-Ceuta-Tánger” y decenas de carteles luminosos de la DGT en francés y español sobre las actualizaciones en el destino final, Algeciras. Las fuentes consultadas subrayan que hay una campaña de publicidad para que la gente se informe, pero no confían en su totalidad.

No es el mejor momento

Fuentes policiales advierten que “no es el mejor momento para implantar la medida de los billetes cerrados. Llevamos dos años sin OPE, la gente corre el riesgo de no enterarse en el camino, pese a que hay señalización, de que los tienen que comprar previa llegada y se formaría un embudo en el puerto. Los que no tengan los mandarán fuera a comprar, colapsando las calles de la ciudad en busca de billetes”.

Las dos entradas al puerto salen de la principal vía de acceso a Algeciras y la arteria principal del Campo de Gibraltar, la autovía A-7. “Pasado el acceso norte se les hará un cribado para ver si tienen o no billete. Si la situación es grave se activará la intercambiabilidad, el vehículo con X destino irá en un barco independientemente de la naviera que hayas contratado. El problema viene después, donde las compañías tienen que ajustar cuentas”, subraya la fuente.

Las imágenes de centenares de familias marroquíes durmiendo en las calles del centro de Algeciras a la espera de embarcar a África podrían volver a repetirse. “A largo plazo este plan es bueno, sería como un aeropuerto donde no compras el billete en la terminal. Pero incorporarlo en este año no es la mejor solución. La gente que no se haya informado tendrá que buscar billetes de última hora, si es que los hay, en la ciudad”, comenta el policía portuario.

 

Estafas y abusos

Fuentes de la OPE consultadas por este medio afirman que este año será una “locura”. “Llevo varios años trabajando en la OPE y la gente aquí viene sin billete. Será un horror controlar eso, encima los “chipichanga” (apodo que los trabajadores portuarios le han dado a los estafadores de las instalaciones) se aprovecharán al máximo. Van a ponerse a vender billetes fuera del puerto que realmente cuestan 60€ por 300€”, señala el trabajador.

Los trabajadores de la OPE se lamentan. Comentan que “este año habrá billetes a horas cerradas, haciendo filas de los coches de las siete de la tarde o de las once de la noche. Muy bien se tiene que coordinar todo para que no se colapse el puerto con los camiones, los coches… Es verdad que se han habilitado zonas, pero aún con todo lo veo negro”. Lo que no cambiará es la alegría (y los coches cargados) de las miles de familias que cruzan el Estrecho para ver a sus seres queridos en uno de los pasos migratorios más importantes del mundo.

Zelenski pide a la ONU definir el concepto de "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?