Crisis
photo_cameraCrisis

Tendencias

11 consejos para superar una situación económica difícil

¿Cómo afrontar una crisis económica?

Aún no estábamos saliendo de una crisis económica cuando ya nos llega la siguiente. El Covid-19 ha dejado grandes estragos por el camino. La pérdida de seres queridos, una crisis sanitaria y con ello una nueva crisis económica.

Esta situación genera, en muchas personas, ansiedad, miedo y estrés. En muchas casas esta situación se está convirtiendo en una algo permanente, ya que muchas familias aún estaban sumidas en la pobreza debido a la crisis económica anterior.

¿Cómo afrontar una crisis económica?

Son muchos los consejos que se pueden dar en estos momentos, tanto psicológicos como económicos. Por eso vamos a destacar 11 consejos que pueden ayudar en estos momentos tan difíciles.

Lo primero que tenemos que hacer es ser conscientes de que las cosas ya no son como eran antes, por eso nos tenemos que adaptar a la nueva situación (a nuestro pesar).

Crea un presupuesto mensual con previsión de gastos e intento de ahorros

Comenzar de cero y hacer un presupuesto de todos los gastos mensuales que tenemos puede ayudarnos a pasar el mes mejor. Hay que analizar y ajustar dónde se pueda. En este sentido, es importante priorizar los bienes de primera necesidad como la comida y otros gastos fijos mensuales.

Pedir ayuda es siempre buena opción (banco de alimentos, Cruz Roja, etc.)

Existen plataformas donde puedes acudir en tiempos de necesidad y crisis. Cruz Roja, Cáritas y otras organizaciones benéficas sin ánimo de lucro como el Banco de alimentos son un apoyo perfecto cuando nuestra economía no permite que cubramos nuestros gastos más primarios.

Busca liquidez para afrontar los gastos actuales

En muchos casos en los que la situación económica es difícil, tenemos una mayor necesidad de cierta liquidez y de la cual no se dispone.

En estos casos de urgencia, pedir un crédito de Creditea puede ser tu solución. Sus líneas de crédito permiten que sólo pagues por lo que utilices, manteniendo el resto del dinero para posteriores necesidades, pagando por lo que hayas retirado.

Es muy fácil y cómodo, y podrás solicitar un crédito de hasta 5.000€ a devolver en 36 meses. 

Procura vivir de acuerdo a tus necesidades

Las comparaciones son odiosas, por eso no hay que fijarse en la vida que llevan los demás. Cada persona es un mundo y las comparaciones solo traerán frustraciones.

Contacta con tus acreedores y explícales tu situación

Si llegamos al punto de no poder pagar una factura, siempre nos podemos comunicar con las empresas que nos dan servicio y comentarles nuestro caso. Muchas veces prefieren diferir pagos a no recibir ninguno.

La aceptación es un momento clave

En muchas ocasiones esta situación puede pillarnos desprevenidos. Por salud mental, aceptar lo que estamos viviendo a veces resulta esencial, aunque eso implique atrasos como tener que volver a casa de nuestros padres de manera temporal.

Busca nuevas oportunidades en lugar del miedo

Ya sea a la hora de encontrar trabajo o en el día a día restante, la necesidad de dinero siempre suele traducirse en miedo, lo que puede llevarnos a fracasar por el exceso de preocupaciones. Iniciar nuevos proyectos, cambiar de rama laboral y dedicar más tiempo a la formación, si se puede, puede ayudarnos también en el futuro.

No te alejes de tus seres queridos (son tu gran apoyo y tú el de ellos)

Si bien tener que renunciar a nuestra vida actual es un duro sacrificio, debemos pensar que es temporal y estar siempre en contacto con familiares y amigos. Estos nos apoyarán y nosotros a ellos, lo que traerá estabilidad mental en momentos económicos muy inestables.

Crea una nueva rutina

Puede que ahora dispongas de más tiempo libre y lo dediques a pensar en una espiral negativa derivada de la crisis. Por eso, centrarte en tus aficiones y adaptar tus costumbres a una nueva rutina es clave.

Vende los productos que no uses

Existen plataformas que nos permiten vender productos usados que ya no usamos. Ponerlos a la venta puede ser de gran ayuda en ocasiones.

No olvides luchar contra los malos pensamientos

A pesar de estar en una de las peores situaciones económicas posibles, puede que sea el pensamiento el lugar más frágil de todos los que hemos hablado.

Procura evitar que el malestar te invada. Afronta el momento con positividad sin olvidar la realidad, pensando en que saldremos adelante.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes