Alarga la vida de tú sofá
photo_cameraAlarga la vida de tú sofá

Tendencias

Cómo alargar la vida útil del sofá utilizando fundas

Una manera de “rejuvenecer el sofá”

Teniendo presente el uso habitual que le damos al sofá, es muy fácil que se ensucie, especialmente si tenemos animales o niños pequeños. Además, en cualquier momento podemos tener algún accidente que acabe con nuestra tapicería.

Por eso es muy recomendable usar fundas de sofá, como las que podemos encontrar en la web de deco fundas.

Contribuyen a proteger el tiempo de vida útil del sofá, además de mantenerlo a raya ante roces, manchas, o cualquier otro elemento extraño.

Razones para comprar una funda para tu sofá

Adaptación

Tanto como si tu sofá es moderno, como si es más clásico, existen muchos modelos de fundas reservadas específicamente para adaptarse al mismo.

Algunas se colocan directamente sobre el sofá, dejando que se vea el color de la tapicería: es una buena opción para todos aquellos que no quieran renunciar a la tonalidad original.

Limpieza

Lavar el sofá es una tarea tediosa para la que puede que no tengamos mucho tiempo. Algunas manchas son prácticamente imposibles de eliminar, y lo cierto es que las habríamos evitado si hubieran estado las fundas en su lugar.

A diferencia de la tapicería, las fundas si que se pueden quitar y poner para lavarse tantas veces como sea necesario.

Una manera de “rejuvenecer el sofá”

Si ya tienes un sofá que tiene bastante tiempo, pero consideras que todavía no ha llegado el momento de cambiarlo, con unas simples fundas podemos cambiar el estilo por completo.

Es cierto que existe la opción de contratar a un tapicero para restaure el sofá por completo, pero es caro. Comprar fundas para sofá te puede salir mucho más barato de lo que te piensas.

Reduce el mantenimiento del sofá

No quiere decir que te olvides por completo del mismo, pero sí que podrás espaciarlo un poco en el tiempo.

Si añades las fundas nada más tener el sofá, lograrás aumentar el tiempo de vida útil.

La solución perfecta para casas con animales o niños

Además, también te permitirán proteger la tapicería de la acción de nuestros animales (como perros o gatos) o de nuestros hijos.

Existen diferentes tipos de fundas de sofá, y es conveniente conocer las principales diferencias antes de tomar una decisión.

Tipos de fundas de sofá

Elásticas: Están diseñadas para ajustarse a cualquier sofá o sillón. La razón de que sean elásticas es que están compuestas por el material elastómero que permite que sean estiradas hasta cierto punto.

Universales: Son las que compraremos si no encontramos algunas específicas para nuestro sofá. La teoría nos dice que se adaptan a cualquier sofá o sillón.

Multiusos: Además de proteger el sofá de la suciedad o roces, son muy versátiles, adaptadas a la decoración del hogar.

Otros tipos: En base al tipo de sofá que tengamos, también existen otros tipos de fundas, como para sofá chaise longue de 3 o 4 plazas, para sofás en forma de U, convencionales, etc.

Ahora ya sabes porque es tan importante ponerle buenas fundas a tu sofá y como elegirlas.

Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?