Palomas sobre un edificio.
photo_camera Palomas sobre un edificio.

Tendencias

El control de plagas cada día se hace más necesario en comunidades y viviendas

Es vital escoger un buen servicio capaz de controlar cualquier tipo de plaga

El control de las plagas es algo sumamente importante, especialmente si se trata de una comunidad de vecinos en la que han llegado habitantes no deseados como cucarachas, roedores o termitas. No hay duda de que con solo leerlo se ponen los pelos de punta, pues para nadie es un secreto que pueden causar verdaderos estragos.

Aunque grave, afortunadamente es algo que tiene una fácil solución. La más eficaz por supuesto es recurrir a los servicios de una opción como LEU Servicios de Control de Plagas. Además, también pueden ocuparse de otros temas tan preocupantes como el control de aves en viviendas.

La importancia de contar con un servicio confiable

Evidentemente, también es vital escoger un buen servicio capaz de controlar cualquier tipo de plaga como el que te hemos sugerido un poco más arriba, una empresa que cuenta con más de 15 años de experiencia en este sector, así como con eficaces profesionales y equipos.

Algunos indicios de la existencia de plagas

Hay ciertas cosas que pueden ser un claro indicativo de que nuestro edificio está siendo invadido por una plaga. Estos son algunos de los principales:

  • Restos fecales que se adivine que proceden de pequeños animales.
  • Ruidos extraños.
  • Si se ven ratones o cucarachas (o restos de nidos) puede que no sean los únicos que hay en el edificio.
  • Restos de serrín junto a las puertas.
  • Cables roídos.

Si se producen estas o similares circunstancias, lo mejor es contactar con profesionales para que lleven a cabo una revisión. Cuanto antes mejor. Son muchos los casos en los que se está a tiempo de evitar problemas graves.

Las plagas: un grave peligro para la comunidad

Además de los lógicos daños estructurales y materiales, estas plagas pueden acarrear infecciones y problemas de salud para los habitantes del edificio, por lo que es urgente terminar con ellas cuanto antes.

Si no se controlan a tiempo, estas plagas pueden causar daños muy graves. Por ejemplo, los cables roídos que pueden desembocar en un cortocircuito, las enfermedades que transmiten las cucarachas o las inundaciones y goteras en épocas de lluvia ocasionadas por los nidos de las aves en el tejado, entre otros.

Las revisiones periódicas pueden evitar males mayores

En este tema también aplica eso tan cierto de que “más vale prevenir que curar”. Lo cierto es que esto es algo obligatorio cuando se trata de negocios como bares, panaderías, bares, restaurantes, pubs, cafeterías, herbolarios, etcétera, pero no está de más hacerlo también en viviendas.

Y es que hacer una inspección periódica en el edificio que nos informe de si este está libre de plagas como las de insectos, aves o roedores puede marcar una gran diferencia.

Pueden estar en cualquier parte

Si no se ataja a tiempo este problema, puede producirse una reproducción descontrolada de estos desagradables intrusos que es muy probable que llegue a derivar en una infestación de todas las viviendas del edificio.

En el caso de las cucarachas, por ejemplo, estas pueden introducirse por cualquier ranura. Los ratones por su lado tienen la capacidad de entrar a través del alcantarillado pasando por las bajantes. Todas las plagas pueden terminar colándose en las casas por cualquier recodo.

No hay duda de que una buena revisión a tiempo es lo ideal para evitar los destrozos que pueden ocasionar estas plagas.

Además, al tratarse de una comunidad, pueden llegar a colarse por otros lugares como jardines, patios, ascensores, garajes, por lo que es imprescindible que dicha revisión sea llevada a cabo por profesionales.

El vídeo del día

Reabre el ocio nocturno en Madrid hasta las 3 horas
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?