Covid-19
photo_camera Covid-19

Tendencias

Vida post Covid-19. La “nueva normalidad”

Nuevos hábitos tras la pandemia

La pandemia del Covid-19 ha cambiado en tan sólo unos meses, y de manera drástica, nuestra forma de vida. Nuestro día a día no volverá a ser igual que antes, por lo menos en un futuro próximo. Si ya es difícil imaginar lo que pasará mañana, o la semana que viene, teniendo en cuenta que nuestros dirigentes dan palos de ciego y toman medidas improvisadas, es mucho más complicado imaginarnos esa “nueva normalidad” a la que estamos abocados sin remedio y de la que tanto hablan los expertos. La época post Covid-19 va a ser un desafío para todos, pero para unos más que para otros.

Distanciamiento Social

El distanciamiento social afectará sobre todo a nuestro ocio. La limitación de aforo determinará nuestras salidas a comer, teatro, cines…Seguiremos haciendo un uso extremo de internet para divertirnos y entretenernos con el streaming de películas en Netflix o con partidas de blackjack online. El mundo será más sedentario y menos cercano, nos monitorizarán cuando queramos acceder a determinados espacios… Esta es, sin duda, la “nueva normalidad” que nos espera. 

Nuevos hábitos

Si bien es cierto que ciertos hábitos ya se han consolidado como parte de nuestra nueva realidad, tales como el incremento de la higiene, el uso de mascarillas, etc.; hay otras imposiciones, como el distanciamiento social, que a los españoles nos van a costar algo más. Nosotros necesitamos los bares, los restaurantes, las reuniones, el aperitivo de los domingos y el contacto físico. Los vuelos internacionales y el turismo es una de las industrias más afectadas con la cancelación de los vuelos internacionales y la clausura de aeropuertos, y se proyecta que se mantendrá paralizada hasta mediados del 2021.

Trabajo

El mundo se ha visto abocado a una reestructuración laboral en toda regla. La mayoría de las empresas han adoptado el teletrabajo, siempre que sea posible. Reuniones online o simplemente suplantadas por emails, fin de viajes de negocios, incremento de relaciones interpersonales a distancia entre los trabajadores, son sólo algunas de las consecuencias de esta nueva modalidad laboral. La otra cara de la moneda es la destrucción de miles de puestos de trabajo en economías, como la española, que no han sido previsoras y no han tomado medidas, y en empresas en las que el teletrabajo no es una opción: paro, ERTES, caída del PIB a niveles históricos, pobreza, son sólo algunas de estas consecuencias catastróficas.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?