50 niños ucranianos viajarán a Extremadura para “olvidar la guerra” en un campamento solidario

Una familia ofrece una finca de 21 hectáreas para acoger a los menores refugiados. Disfrutarán de actividades como talleres de manualidades, senderismo y equitación

Campamento Keymyr x Africamp del año 2022.
Campamento Keymyr x Africamp del año 2022.
  1. Keymyr y el apoyo de la Iglesia, una vía de escape de la Guerra 
  2. Africamp: "todo un anfitrión" 
  3. Paseos a caballo, senderismo, escalada, fútbol…
  4. Puente entre culturas: jornadas de Ucrania y España
  5. Buen volumen de donaciones, pero…
Niños ucranianos de la asociación Keymyr, disfrutando durante el campamento del año pasado.
Niños ucranianos de la asociación Keymyr, disfrutando durante el campamento del año pasado.

Han hecho un rudo camino. Han encontrado un techo donde vivir, y ahora buscan una alternativa que les evada de la realidad que aún atesora su memoria. Toda esa sordidez, ese clima áspero entre explosivos, vivido por generaciones de críos, se ha paralizado por fin.

Son niños que “no tienen pertenencias, sino equipajes”, como reza uno de los versos del cantautor Jorge Drexler en su sencillo ‘Movimiento’. Y en efecto, desafortunadamente, el conflicto bélico actual en su país es lo que ha obligado a miles de familias a abandonar su historia en la tierra que los vio nacer. 

Los refugiados ucranianos tienen ahora en España un nuevo contexto, principalmente gracias a asociaciones como Keymyr y Africamp, organizadores de un campamento solidario que vuelve a planificarse, tras el vivido en diciembre de 2022, en las mismas fechas y lugar.

Así es, las familias exiliadas confían en ellos para que sus hijos se adentren en un ecosistema de felicidad y naturaleza por segunda vez. Y es de esta manera cómo se producirá el traslado de medio centenar de jóvenes ucranianos al pueblo cacereño de Villanueva de la Vera.

Confidencial Digital ha podido contar con los testimonios de miembros de una las organizaciones implicadas, Keymyr, para conocer más acerca de esta iniciativa: “ya tenemos experiencia e ilusión para el próximo campamento de este año 2023”. Aseguran que el primer campamento fue “todo un éxito”, inclusive, tildando la estancia de “experiencia inolvidable”.

Keymyr y el apoyo de la Iglesia, una vía de escape de la Guerra 

La asociación cuenta que surgió hace poco más de un año como necesidad de servir como “una herramienta viva y eficaz de ayuda humanitaria a Ucrania”. Keymyr es obra de una iniciativa manifestada en la comunidad de los Hermanos de Emaús, en colaboración con la Capellanía General de los ucranianos en Madrid. 

Definitivamente, una entidad que no para de trabajar para sus paisanos, a través de cursos, talleres y proyectos que “fomenten su adaptación de la manera más natural”.

En efecto, son conscientes del vacío que sienten, especialmente los más pequeños. Una "sensación que no podría entender mucha gente”. Se les ha arrebatado su juventud, su entorno, su zona de confort. Se les ha arrebatado parte de su vida. Lloraron ríos de lágrimas y ahora desde Keymyr buscan combatir esa penuria a golpe de diversión. 

Relatan fuentes internas de la asociación que, en septiembre comenzarán “entusiasmados” la organización del segundo campamento. Un modelo calcado, donde la única diferencia apuntan que residirá en el cupo de niños españoles asistentes, que disminuirá en beneficio de los refugiados, los cuales se estima que asciendan a casi 50.

 

Africamp: "todo un anfitrión" 

“Haz el bien sin mirar a quién”, es una de las tropecientas frases que componen el refranero español y que, a tenor de su popularidad y pertenencia al folclore nacional, ha sido traspasado de generación en generación. 

Desafortunadamente este refrán en particular, no llega a todos. Pero sí existe gente que puede jactarse de tenerlo por bandera. Este es el caso de los fundadores de Africamp, una familia de Villanueva de Vera, que experimentó “lo peor que pueden vivir unos padres” hace aproximadamente una década, y sin embargo, ha podido reinventarse.

‘Africamp’, hace referencia a la hija de este núcleo familiar, ‘África’, que tristemente perdió la vida, y hoy es el motivo y nombre de este proyecto. Sus padres, decidieron homenajearla cada día de su cumpleaños, con una fiesta benéfica en la que recuerdan los mejores momentos vividos junto a ella. 

El campamento, con la colaboración de Keymyr -"eternamente agradecidos" con la familia-, es otro de los numerosos eventos que alberga Africamp en su finca de Zaragate, un espacio de 21 hectáreas con unas instalaciones, cuya flexibilidad y calidad son un auténtico “lujo”, señalan testigos.

Conocedores de las dificultades que implica la vida, desean que los menores, con problemas de cualquier tipo, “disfruten de unos días de ensueño”. Y es por ello que en su agenda, figuró en todo momento, brindar “esperanza” a los niños refugiados procedentes de Ucrania.

Paella en el último campamento de 2022.
Paella en el último campamento Keymyr x Africamp de 2022.

Paseos a caballo, senderismo, escalada, fútbol…

No sería extraño que desde Keymyr hayan desgastado ya el rotulador con el día del calendario que marca el inicio del campamento. O más bien, los niños que acuden a la asociación. Según indican, “desean que llegue cuanto antes la primera semana de diciembre”.

Los paseos a caballo, el senderismo, los partidos de fútbol y talleres de manualidades para Navidad -debido a la cercanía de las fiestas-, son algunos de los pasatiempos que tienen pensados desde la cúpula organizativa. Sin duda, “una experiencia fenomenal, que este año será igual o mejor”, auguran desde Keymyr.

Puente entre culturas: jornadas de Ucrania y España

El amargo pasado no les priva a los refugiados de un ameno futuro. Porque, otra vez sucumbiendo ante el poder del refranero, es imposible negar que ‘quien tiene un amigo tiene un tesoro’. Y eso es algo que muchos de los asistentes ucranianos del año pasado pueden corroborar.

Buena culpa de ello tienen las jornadas culturales. Conforme a palabras de miembros de la asociación, este es “uno de los días más interesantes del campamento”. Se establece un ‘Día de Ucrania’ para mostrar las costumbres y tradiciones del país del Este del continente -a través de la música y la gastronomía entre otros aspectos- al pueblo de Villanueva de la Vera. Y así, recíprocamente, con el ‘Día de España’. 

“Una oportunidad de oro para que los pequeños aprendan los unos de los otros y promuevan la integración y el entendimiento entre culturas diferentes”, acota una voz de Keymyr.

Buen volumen de donaciones, pero…

Es evidente que uno de los quebraderos de cabeza de todo proyecto es el presupuesto. Keymyr y Africamp admiten “no recibir ayudas gubernamentales”, pero tampoco las echan en falta. Agradecen el “gran volumen de donaciones” que cosechan de parte de la gente. 

Ambos grupos recaudan fondos conjuntamente y en ningún momento se han generado problemas para esbozar ya el plan que se desarrollará en el puente de diciembre durante la celebración del campamento. No obstante, algo que sí que tiene más “preocupados” es la escasez de monitores aunque sean conscientes de que “aún queda tiempo para todo".
 

Video del día

Cristina Kirchner deja el poder insultando a los argentinos
haciéndoles una peineta en el Congreso
Portada
Comentarios
Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato