Vivir

Las casas rurales se preparan para un aluvión de reservas en julio y agosto

Preparan una campaña para promover los destinos más aislados y las ventajas respecto a las playas

Casa rural Valdelaguna.
photo_camera Casa rural Valdelaguna.

El sector del turismo espera con impaciencia los protocolos y medidas de seguridad del Gobierno para poder actuar en consecuencia y organizarse de cara al verano.

Restaurantes y hoteles se preparan para que los clientes no tengan miedo del contagio y se sientan tranquilos. Los expertos ya prevén que los españoles van a optar este año por espacios abiertos y al aire libre.

El turismo rural será uno de los favoritos esta temporada. Las casas rurales ya están preparándose para un aluvión de reservas en julio y agosto.

“La gente va a apostar más por el turismo rural antes que por otro”, aseguran desde la patronal a Confidencial Digital.

“Ya hay muchos propietarios que se están poniendo en contacto con nosotros para preguntarnos qué hacen, porque, a su vez, ya están recibiendo las llamadas de viajeros”, indican desde EscapadaRural.com a ECD.

Montaña antes que playa

A pesar de lo que vaticinan los expertos, las casas rurales van a comenzar una campaña de publicidad en la que van a promocionar los destinos más aislados y las ventajas que estos presentan frente a las aglomeraciones que se pueden producir en una playa concurrida.

“Si una familia tiene 15 días para irse de vacaciones, es más complicado que viajen a Tailandia o incluso a una playa de Cádiz a que alquilen una casa rural”, explican desde EscapadaRural.

Fuentes de este portal aseguran que alquilar de manera íntegra una casa rural para una familia “es como estar en su propia casa”.

Los propietarios de casas rurales también cuentan con que, debido a los ERTE y a la situación económica tan acusada que pasan muchos españoles a día de hoy, las opciones de irse de vacaciones se vean reducidas en su mayoría.

 

“Hay muchas personas que directamente no podrán permitirse irse de vacaciones. Pero quizás, un fin de semana sí será una opción más asequible para más bolsillos”, sostienen.

Evitar los contagios

“No van a tener problemas con las restricciones de seguridad ni el distanciamiento. No tendrán ni que evitar los espacios comunes ni nada”, sostienen.

Veranear en una casa rural, aislado en una montaña, reduciría mucho las posibilidades de contagio de una familia.

Ya que, no solo no tendría que compartir espacios comunes con otros clientes, sino que, además, podrían evitar estar con otros transeúntes o turistas.

“Es un buen momento para apostar por un turismo de montaña. No descartamos un riesgo de overbooking”, indican los expertos.

Los propietarios no aguantarán a septiembre

Los expertos en turismo rural destacan que, el turismo rural, a pesar de que busque salirse de la estacionalidad, responde ante el clima.

Solo el 8% de las pernoctaciones durante el año 2019 se produjeron en enero y en febrero, según el Boletín de Coyuntura Turística del año pasado.2

El 24% se registraron entre abril y junio y el 35% entre julio y septiembre.

“El turismo rural está muy acusado por la estacionalidad, hay destinos que solo tienen clientes en verano”, explican a este digital.

“Durante este tiempo de confinamiento, hay mucha incertidumbre entre los propietarios de casas rurales, sin embargo, no van a querer perder la oportunidad de alquilar y no van a poder, en muchos casos, esperar hasta septiembre”, indican.

Y es que muchos propietarios han perdido la oportunidad de alquilar estas casas durante la Semana Santa y el Puente de Mayo. Dos fechas claves para este tipo de turismo que responde a la estacionalidad.

Aproximadamente el 15% de las casas rurales están gestionadas por empresarios. El resto, son trabajadores por cuenta ajena o autónomos.

Brasil 2-0 Serbia
Copa Mundial de la FIFA Catar 2022

Richarlison alumbra a la
Canarinha en su debut
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?