Vivir

Conciertos, biblioteca y patio reservado: así viven los hospitalizados por Covid en el Zendal

Pueden caminar por un área restringida y salir a un espacio abierto a tomar el aire. Músicos acuden de forma esporádica a tocar en el hospital. Los pacientes tienen acceso a contenido cultural

Admisiones para pacientes COVID en el Zendal
photo_camera Admisiones para pacientes COVID en el Zendal

El Hospital Enfermera Isabel Zendal fue inaugurado el pasado mes de diciembre para dar apoyo a la red hospitalaria del Servicio Madrileño de Salud ante la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus.

Desde entonces, casi 7.000 pacientes han estado ingresados en el hospital de pandemias y Confidencial Digital ha podido conocer cómo viven los hospitalizados con casos leves y moderados.

Una de las personas que ha pasado por el hospital cuenta a ECD que su ingreso ha sido como estar “en un resort sin privacidad”.

Según entró por admisiones al hospital, un enfermero le enseñó el centro sanitario empujándola en una silla de ruedas. Cuenta que hay espacio para pasear, una biblioteca e incluso conciertos.

Un pasillo amarillo para pasear y un patio para tomar el aire

El área para hospitalizar a pacientes con casos leves y moderados está compuesta por habitáculos en los que los que comparten ‘habitación’ varios ingresados. Cada paciente cuenta con una cama, una pequeña mesa y un sofá.

Desde los habitáculos se puede acceder a los baños. Estos están separados y cada uno de ellos cuenta con un váter, lavabo y ducha.

Cada día los pacientes reciben tres comidas: desayuno, comida y cena.

Pasan la mayor parte del tiempo tumbados debido a la fiebre y el malestar provocado por el Covid. Sin embargo, se ha destinado un espacio para que estos puedan pasear, el ‘pasillo amarillo’.

Así lo conocen en el centro. Este pasillo conduce a un patio también destinado a los hospitalizados por coronavirus con el fin de que estos puedan tomar el aire si así lo desean.

 

Entretenimiento en el Zendal: conciertos, biblioteca…

Durante su estancia los pacientes son vigilados constantemente por médicos y enfermeros que revisan su estado de salud y medicación.

Cuando la fiebre baja y el ánimo acompaña, los hospitalizados pueden disfrutar de alguno de los libros disponibles en la biblioteca del Zendal o incluso asistir a un concierto.

Estos se producen de forma esporádica, como ya informó Europa Press, aunque la Fundación “La Caixa” ha aportado 100 tablets para que los ingresados tengan acceso a contenido musical cedido por Músicos por la Salud.

Entre las instituciones que han cedido contenido se encuentran: la Escuela Superior de Música Reina Sofía, la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas, el Festival Internacional del Cante de las Minas o la Orquesta del Ayuntamiento de Madrid.  

Los pacientes no pueden tener visitas

Por la transmisibilidad del virus, es decir, la facilidad del contagio, los pacientes ingresados en el Hospital Zendal no pueden recibir visitas, como norma general.

Aparece una excepción para los pacientes que llevan más de 15 días ingresados o aquellos que están en un estado muy grave de la enfermedad.

Sin embargo, familiares y amigos sí pueden hacer llegar pertenencias a los ingresados. Estas son repartidas por el personal del centro en dos turnos a lo largo de la jornada.

La presión asistencial en los hospitales madrileños está “controlada”

Fuentes sanitarias cuentan a ECD que los hospitales empiezan a sentir la presión al elevarse el número de pacientes ingresados por Covid. El Hospital Zendal está siendo para ellos un alivio al permitirles trasladar allí a los pacientes Covid para los que no tienen camas disponibles.

Por el contrario, desde la Consejería de Sanidad defienden que la situación asistencial en los hospitales de la Comunidad de Madrid está “controlada” y los ingresos de pacientes Covid en hospitalización mantienen “una tendencia descendente desde hace días”.

Actualmente en la región hay 1.480 pacientes hospitalizados y 348 en UCI.

Tom Holland y Mark Wahlberg protagonizan Uncharted

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable