Vivir

Habla un experto en Salud Pública: estas son las medidas para evitar un colapso en hospitales ante un rebrote

Apertura de zonas de aislamiento, creación de un historial clínico común, mayor implicación de los centros de atención primaria...

Médicos en hospital
photo_cameraMédicos en hospital

El sistema sanitario de España ha sido uno de los grandes castigados por el coronavirus. Los hospitales, las residencias de ancianos y los centros de atención primaria se han visto desbordados ante la situación.

El virus se ha llevado hasta ahora a más de 28.000 personas en España. Pero esto no es todo. La enfermedad continúa en nuestro país y ya han aparecido los primeros rebrotes en algunas comunidades autónomas. E incluso, municipios han tenido que ser confinados de nuevo por miedo a una expansión del COVID-19.

A pesar de ello, están controlados. Y durante estos meses el sistema sanitario ha dado un respiro. Los ingresos por coronavirus cada vez son menores y se está controlando la situación.

Ningún sistema sanitario estaba preparado para esta pandemia, pero sí que hemos tenido una flexibilidad para adaptarnos paulatinamente a las circunstancias con el paso de los meses,” afirma Julio Villalobos, profesor de los Estudios de Ciencias de la Salud de la UOC.

Plan de contingencia inmediato

Falta de previsión, material, e infraestructuras, han sido algunos de los fallos que se han cometido en el sistema sanitario durante la pandemia, según los expertos.

Para evitar un nuevo colapso en los hospitales, habría que acatar un plan de contingencia, según la propuesta del profesor Villalobos, en tres niveles: hospitalario, centros de atención primaria, y socio-sanitario, fundamentalmente dirigido a las residencias de ancianos.

Distribución en los complejos hospitalarios

Es necesaria una distribución en los complejos hospitalarios para poder aislar adecuadamente y separar a los pacientes que estén infectados con el coronavirus de aquellos que no lo estén.

Para ello, este experto cree que sería importante la creación de zonas de aislamiento para pacientes con COVID, zonas de atención a pacientes críticos, y zonas de atención para el resto de pacientes con patologías menos graves.

Mayor implicación de los centro de atención primaria

Villalobos destaca que es necesaria una mayor implicación de los centros de atención primaria. La gran mayoría de los centros sanitarios echaron el cierre en el pico de la pandemia. Los enfermos que presentaban síntomas tenían que acudir a los hospitales.

Según el experto, las estructuras y los médicos de este tipo de centros tienen que estar preparados para ofrecer una zona de aislamiento y atención a pacientes graves, al igual que los hospitales.

Además, el papel de las enfermeras en estos centros “es vital”, ya que pueden hacer una gran labor de separación entre gente que tiene patologías del coronavirus y los que no las tienen.

Creación de un historial clínico común

La mayoría de las residencias las han dejado a su propio albedrío sin que tengan el soporte sanitario y médico que necesitan para tratar a pacientes con patologías graves.” afirma Villalobos.

El experto señala que lo más conveniente para una mayor eficacia en el caso de los traslados de residencias a hospitales es la creación de un historial clínico común. Por ejemplo, si un paciente que se encuentra en la residencia tiene un informe detallado, el cual también poseen los centros de atención primaria y hospitales, en caso de traslados, se actuaría de una forma mucho más rápida y eficaz.

Medidas a medio y largo plazo

Una integración entre los hospitales, los centros de atención primaria y las residencias es necesaria para mejorar el funcionamiento del sistema sanitario. Es decir, según Villalobos, es necesaria una relación inmediata entre los médicos de las residencias con los centros primarios y estos con los hospitales.

Esta integración no solo debería ser en los propios sectores sanitarios sino en las comunidades autónomas, en España, en la Unión Europea e incluso a nivel mundial. El experto asegura que se debería poner el foco en la prevención en los sitios de origen de las epidemias, para que organismos internacionales como la OMS, hagan un esfuerzo para dirigir sus inversiones en estos países y poder dotarlos de personal especializado y evitar así la expansión.

“Por primera vez en la historia, la sanidad y la salud de la población es una prioridad, como consecuencia positiva de esta pandemia.” afirma Villalobos

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable