Vivir

Los laboratorios veterinarios demuestran en Castilla y León su capacidad para luchar contra los rebrotes: más de 7.000 test PCR

Los profesionales recuerdan que sus instalaciones pueden servir para replicar dosis de la futura vacuna del Covid-19

Los laboratorios de veterinarios están siendo utilizados en algunas Comunidades Autónomas para la práctica de test PCR. Sin embargo, los profesionales creen que es un recurso para hacer test masivos que ha sido “despreciado” y explican que pueden jugar un papel fundamental para replicar la futura dosis de vacuna del Covid-19 por su capacidad

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

“Las pruebas laboratoriales para detectar virus o anticuerpo son las mismas en un animal que en una persona”, explica José Fernández, inspector veterinario de Salud Pública de la Consejería del Principado de Asturias. “Qué diferencia hay entre los laboratorios de los seres humanos y los animales? La diferencia es que en los de animales utilizamos pruebas masivas, podemos hacer millones”, cuenta. 

Estos centros pueden hacer un número de pruebas mucho más alto que uno para humanos, por ejemplo, en el Laboratorio de Sanidad Animal de Asturias, hay capacidad para hacer 200 PCR al día, 600 si se hacen tres turnos. Y, mucho más, si las pruebas son serológicas que pueden hacerse miles al día. 

Los profesionales están acostumbrados a hacer “millones de pruebas” al año, porque realizan las llamadas ‘pruebas de rebaño’. “Nosotros estamos acostumbrados a hacer un número de PCR brutal, altísimo”, explica Fernández. 

El hacer pruebas masivas es una de medidas más eficaces para controlar el virus, según los expertos y, por este motivo, los veterinarios creen que no se está dando valor a un gran recurso en España. “Se ha despreciado un potencial de diagnóstico impresionante. Todos los profesionales de salud pública que no sean asistenciales se han despreciado”, explica Manuel Martínez, veterinario en Castilla y León. 

Castilla y León, el ejemplo de los laboratorios veterinarios

No todas las comunidades autónomas han gestionado de igual forma los recursos. Lo cierto es que en Madrid, por ejemplo, se habilitó uno de los laboratorios veterinarios de la Universidad Complutense, como también se hizo con alguno en Galicia o en Extremadura. 

Pero el ejemplo más notorio es posiblemente Castilla y León donde en el grupo de expertos para combatir el Covid-19 se incluyó a Elías Rodríguez Ferri, veterinario experto en microbiología e inmunología y presidente de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León. 

“Gracias a la intervención del doctor Ferri se empezó a utilizar el laboratorio de sanidad Animal de Castilla y León”, explica Martínez. 

En primer lugar, se incorporó la Facultad Veterinaria de la Universidad de León para la realización de PCR y, luego, lo hizo el laboratorio de Sanidad Animal de León. Posteriormente, y siempre previo trámite de aceptación del Instituto de Salud Carlos III, se incorporaron Valladolid y Burgos. 

“Empezamos trabajando un grupo de 6 personas, a medida que se fue extendiendo el tiempo hemos trabajado 13”, cuenta Ana Carvajal, veterinaria de la Facultad de León que ha estado en la realización de las pruebas PCR tres meses. 

Han colaborado en tareas de diagnóstico: atención primaria les remitía las muestras recogidas y ellos realizaban el test. 

De cara a la vacuna 

Una de las barreras que existió para la práctica de test al inicio de la pandemia fue que España no tenía suficientes test de detección del Covid-19. Pero, una vez se fueron adquiriendo el problema se extendió a que los laboratorios no daban a basto. Esto limitó la capacidad de hacer pruebas y es algo que los veterinarios reprochan al Gobierno. 

“La incorporación de los laboratorios veterinarios fue ya muy tarde y este ha sido uno de los grandes problemas”, dice Martín. 

Los veterinarios defienden que sus conocimientos debían ser utilizados como recurso durante la pandemia y que, por el contrario, enviaron a la mayoría a confinarse en casa con el resto de la población. El Gobierno ha día de hoy no ha incluido a veterinarios entre el Comité de Expertos. 

Estos profesionales creen que pueden ser de gran ayuda para ayudar a extender la vacuna, cuando llegue en el futuro. En sus laboratorios se pueden realizar réplicas de la dosis y ayudar a extenderlas. 

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?